Sociedad
26-06-2020
Para el fiscal Moreno, Rosario Central es una víctima de las maniobras de "Pillín"

Andrés Bracamonte quedó detenido e imputado por lavado de activos. El jefe de la barra de Central está acusado de maniobras ilegales que le habrían redituado unos 38 millones de pesos. Por su parte, la fiscalía indicó que no hay evidencias de que dirigentes del club estuvieran involucrados
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
La jueza de Primera Instancia Valeria Pedrana  dictó la prisión preventiva por el plazo de ley (dos años) por lavado de activos para Andrés "Pillín" Bracamonte, luego de que el fiscal Miguel Moreno lo imputara este jueves por lavado de activos en torno de un valor cercano a los 38 millones de pesos.

La fiscalía consideró que Rosario Central se convirtió en una víctima de las maniobras realizadas por Bracamonte a través de sus empresas y evaluó que el papel del club "es la materia prima del enriquecimiento" del jefe de la barra brava canalla.

El funcionario del MPA declaró ante los periodistas que lo consultaron al finalizar la audiencia: "Esto ha generado inconvenientes para la institución porque entiendo que el capital que integra el patrimonio de las personas allegadas y las empresas de las que Bracamonte es socio está construido en función de perjudicar al club y a negocios allegados al club", dijo

Moreno dijo que no había evidencias de que dirigentes del club estuvieran involucrados aunque aclaró que se llamará a declarar a varias personas "en calidad de testigos pero no como sospechosos. Sí hay personas que trabajan en el club que podrían estar implicados en las maniobras que le achacamos a Bracamonte como materia de lavado de activos".

El fiscal detalló además que desde el Ministerio Público de la Acusación se entendió que la gravedad de los hechos, la magnitud del daño ocasionado, la posición de Bracamonte al frente de la barra brava de Central y los mecanismos que en general utilizan las barras para hacerse de bienes "son elementos que no podía permitir de ninguna manera que él transcurriera el proceso en libertad porque se corren los dos riesgos procesales que la prisión preventiva intenta evitar, que son el entorpecimiento probatorio y el riesgo de fuga".

Posteriormente, destacó que la expectativa de pena para este tipo de delito va desde 4 años y medio a 13 años y 4 meses de prisión.

Respecto de la relación de Bracamonte con el representante de futbolistas Juan Carlos Silvetti, Moreno: "Las actividades que el doctor (Horacio) Usandizaga le achacó a Silvetti en su momento están fuera del alcance penal por el transcurso del tiempo. No obstante, como hecho precedente de lavado de dinero sí nos dan un contexto. En la actualidad la realidad es que la empresa Cabrasi todavía no ha tenido desarrollo comercial. Habrá que ver qué actividad vinculada a esa sociedad podría resultar ilícita".

Finalmente, el funcionario explicó que de momento no tiene en vista nuevas detenciones "pero sí profundizar la investigación e imputar a las personas que administran los bienes que se adquirieron con el dinero de Bracamonte", al tiempo que planteó que se evaluará la responsabilidad del intendente del club de Arroyito, Juan Carlos Quiroga, quien figura como socio en una de las empresas de Bracamonte.

En tanto, la magistrada Pedrana desestimó el pedido de la defensa para que la causa sea tratada en la Justicia Federal.

Dejanos tu comentario...

Sábado 11 de Julio de 2020
La pandemia en Brasil
Pandemia y ciudad
La abanderada del odio
Renta básica, un experimento
Internacionalizar la crisis
Evitar una catástrofe financiera global
El mundo según Bill Gates
El mundo acelerado
Coronavirus: lo que aún no se sabe
Lo que el pentágono sabía
Capitalismo pandémico
El peligro de una segunda ola
Un nuevo orden mundial
Mujica
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
foto