Provincia
24-06-2020
Ya son 17 los donantes de plasma en la provincia para tratar coronavirus

Con una extensa tradición en Argentina, el tratamiento con plasma prueba cada vez más su efectividad. El martes en la capital provincial un joven de 34 años se convirtió en el primer donante en esa localidad. Hay tres hospitales santafesinos que, a través del Cudaio, están ligados a los ensayos clínicos que evalúan la eficacia del procedimiento en enfermos graves de covid-19.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Pese a que Rosario sumó 4 casos de coronavirus este martes, todos están vinculados al empresario que viajó a Buenos Aires y repartió el virus en su familia, entre sus miembros una hija en estado avanzado de embarazo. Sin embargo, otras localidades más pequeñas padecen las secuelas y la vuelta a fases anteriores de la cuarentena debido al descuido de transportistas y viajeros que no guardaron las medidas de rigor, como el aislamiento o el uso de protección.

 

Mientras se espera la vacuna que elimine el covid-19 y defina algún tipo de retorno a una nueva normalidad, en Argentina avanza el tratamiento con plasma, un procedimiento en el que es pionero el país.

 

Así, este martes se realizó en la capital provincial la primera donación de plasma de un paciente de 34 años que en marzo trajo el coronavirus de Brasil y se recuperó en abril.

 

En la provincia hubo 346 casos confirmados de coronavirus y fueron 256 los pacientes recuperados. En la ciudad de Santa Fe hace 75 días que no se registran casos nuevos de la enfermedad y los 27 positivos que se registraron desde el inicio de la pandemia ya fueron dados de alta. Este martes, en el Hospital Iturraspe, uno de esos pacientes recuperados donó plasma que permitirá asistir a pacientes graves de la enfermedad. Con Julio Lucero, el muchacho que volvió de Brasil a fines de marzo, ya son 17 los recuperados que colaboraron con el ensayo clínico nacional que evalúa la seguridad de este tratamiento, al que fue sometido el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y hoy uno de los más eficaces.

 

Lucero viajó en marzo a Río de Janeiro, Brasil, junto con 10 amigos para celebrar una despedida de soltero. A su regreso, el 16 de marzo, en Argentina ya se habían confirmado 65 casos de coronavirus y sólo uno en la provincia de Santa Fe.

 

“En el aeropuerto (en Ezeiza), cuando llegamos nos tomaron la temperatura y uno de los chicos la tenía alta. Nos pidieron que tomemos las precauciones y que haga cuarentena. Pero todos decidimos aislarnos y no tener contacto con nadie”, dijo Lucero a una periodista de AireDeSantaFe.

 

Con apenas un abrazo a su vuelta de Ezeiza, Lucero contagió también a su novia, con la que permanecieron en aislamiento. “Tuve diez días de dolor de cabeza y molestia en los ojos, fatiga muscular y cansancio. Incluso varios días después si me ponía a hacer algo me agitaba”, relató el muchacho.

 

El 24 de abril pasado Lucero recibió el alta de las autoridades sanitarias de la provincia y, dos días más tarde, lo recibió su novia. Desde ese momento volvieron a su vida habitual. Cuando se enteraron que comenzaba la recolección de plasma de pacientes recuperados de coronavirus para ayudar en el tratamiento de enfermos graves de la enfermedad, no lo dudaron y se anotaron.

 

“Me contactaron por privado y decidimos donar. Creo que hay un deber ético porque no podemos quedarnos en casa y no intentarlo. No es gran cosa, solo un pinchazo en cada brazo. Es muy gratificante saber que con esto podemos salvar la vida de otros”, dijo Lucero, quien donó este martes 700 mililitros de plasma que, según le dijeron, podrán salvar tres vidas en el marco de la emergencia sanitaria.

 

El Hospital Iturraspe, donde se le extrajo plasma, es uno de los tres en toda la provincia habilitados para la recolección de plasma de recuperados. Lo que buscan es evaluar la seguridad y eficacia del uso de plasma de convalecientes en el tratamiento de enfermos por coronavirus.

 

“Hoy recibimos al primer paciente recuperado de la ciudad que calificó para donación de plasma de convaleciente de coronavirus. Previo a la donación se evalúa al paciente, se lo testea y vemos si está todo bien. Estamos muy contentos de colaborar en el marco de la emergencia para los que lo necesitan”, declaró Rosanna Valentini, Jefa del Servicio de Hematología del hospital, a periodista.

 

El plasma es una parte de la sangre que contiene anticuerpos que el organismo de los infectados desarrolla para combatir la enfermedad. Valentini describió también el procedimiento: el paciente es conectado a una máquina que de la sangre extraída separa el plasma, y el resto de los componentes vuelven a ser introducidos en su torrente sanguíneo. Hasta el momento son más de 50 los pacientes recuperados de coronavirus que se pusieron en contacto con el Cudaio Santa Fe para ser donantes de plasma. Y son 17, con Lucero, los donantes que ya lo hicieron y que permitirán salvar vidas en medio de la pandemia.

Dejanos tu comentario...

Sábado 11 de Julio de 2020
La pandemia en Brasil
Pandemia y ciudad
La abanderada del odio
Renta básica, un experimento
Internacionalizar la crisis
Evitar una catástrofe financiera global
El mundo según Bill Gates
El mundo acelerado
Coronavirus: lo que aún no se sabe
Lo que el pentágono sabía
Capitalismo pandémico
El peligro de una segunda ola
Un nuevo orden mundial
Mujica
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
foto