Mundo
02-06-2020
Schwarzenegger solidario con las marchas anti-racistas en EEUU
El actor y ex gobernador de California publicó una columna en un diario de Boston en la que muestra su apoyo con las manifestaciones pacíficas tras el asesinato de George Floyd. Traza un paralalo con el país al que llegó en 1968, en medio de los disturbios por la muerte de Martin Luther King y destaca el caso de un funcionario suyo que, ese a su posición social, también padece el miedo a la segregación y la violencia.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Redacción Cruz del Sur


“En 1968, como nuevo inmigrante, me sorprendió saber que el país con el que había soñado desde la infancia no era perfecto”, escribió el actor y ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger en una columna en el diario de Boston The Atlantic, donde se solidariza con las protestas pacíficas por el asesinato de George Floyd y reclama que Estados Unidos debe mejorar.

 

El texto, en el que se leen también los pronunciamientos patrióticos frecuentes, acierta a señalar los paralelos entre el año 1968, cuando Schwarzenegger llegó a Estados Unidos, y la actualidad. Hace 52 años, el país estaba sacudido por levantamientos, manifestaciones, ataques urbanos y severos enfrentamientos por la policía tras el asesinato de Martin Luther King en abril de 1968. Esos disturbios, en los que confluyeron las protestas de todo el país por el recrudecimiento de la guerra de Vietnam –que ese mismo año dejó la mayor cantidad de soldados estadounidenses muertos y comenzaba a percibirse la posible derrota–, produjeron más de 40 muertos, quince mil arrestos y unos 25 mil heridos en alrededor de cien ciudades. Fue la mayor oleada de protestas y disturbios que se conoció en suelo estadounidense.

 

Pero, como escribe Schwarzenegger, también fue el año que se afirmó la carrera espacial –en agosto de 1969 Estados Unidos pondría por primera vez a tres astronautas en la luna. El sábado pasado, mientras las protestas estallaban en el menos 75 ciudades de la costa Este a la Oeste, un nuevo lanzamiento espacial, el del Space X, llevó tripulantes a la estación espacial. “El sábado, vimos a valientes astronautas lanzarse al espacio una vez más. Y de nuevo, nuestras calles están llenas de manifestantes que luchan contra un sistema que los oprime”, escribió.

 

El año 68 no sólo llenó de escándalo los Estados Unidos por la muerte de King, también fue asesinado ese año Robert Kennedy –repasa en su texto Schwarzenegger.

 

Incluso el ex gobernador californiano –que llegó a ese cargo a través del partido Republicano–, recordó a otros muertos por la violencia policial y la segregación racial que está tan arraigada en el país. “Cuando vi el horrible video de la muerte de Floyd –escribió–, lo primero que pensé fue en el video de Eric Garner perdiendo la vida por el delito de vender cigarrillos. Estos no eran criminales peligrosos en la lista de ‘más buscados’, pero estos incidentes no son tan raros como deberían ser”. Y agrega: “Este no es un ataque contra agentes de policía. Es una crítica a un sistema roto”.

 

Pero acaso el momento más potente de su escrito son los párrafos en los que menciona a su amigo Erroll Southers. Southers, un académico negro, escribe Schwarzenegger, hizo su carrera en la aplicación de la ley y sirvió en el departamento de seguridad nacional de la administración del actor cuando era gobernador. “Todavía me pongo nervioso cuando recibo la inesperada llamada telefónica en una hora extraña, esperando que mi hijo, hermano o pariente no se ha convertido en el próximo hashtag”, cita Schwarzenegger un mensaje de Southers.

 

“Erroll Southers –escribió– es profesor en la USC, un ex agente del FBI, un hombre honrado en todos los sentidos de la palabra, y debido al color de su piel, cuando suena su teléfono en medio de la noche, su primer pensamiento es que su hijo o hermano podría ser el motivo de la próxima marcha. Ni siquiera puedo entender esa experiencia. Si mis hijos me hacen FaceTime tarde por la noche, me da alegría, o tal vez si han estado en una fiesta, una risa. Es completamente injusto que para gran parte de nuestra población, esas llamadas familiares traigan inquietud. Está mal, es injusto, y por eso la gente marcha hoy”.

Dejanos tu comentario...

Jueves 24 de Septiembre de 2020
La pandemia en Brasil
Pandemia y ciudad
La abanderada del odio
Renta básica, un experimento
Internacionalizar la crisis
Evitar una catástrofe financiera global
El mundo según Bill Gates
El mundo acelerado
Coronavirus: lo que aún no se sabe
Lo que el pentágono sabía
Capitalismo pandémico
El peligro de una segunda ola
Un nuevo orden mundial
Mujica
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
foto