Sociedad
12-05-2020
La tabacaleras trabajan para volver a proveer cigarrillos

Estiman que esta semana podrían comenzar a reponer el stock que se agotó surante la cuarentena. En Rosario, algunos kiosqueros aprovecharon y llevaron a 300 pesos el paquete que hace un mes costaba 130. Por 180 pesos venden los que no llegaban a 100. El titular del gremio que agrupa a tabacaleros, Raúl Quiñones, destacó la labor de los trabajadores durante todo el fin de semana para poner a punto las máquinas.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Bajo protocolos sanitarios, las tabacaleras ya trabajan para proveer a los kioscos ante el desabastecimiento de cigarrillos que trajo la cuarentena obligatoria en todo el país. El rubro es una actividad exceptuada en esta nueva etapa del aislamiento extendido por la pandemia de coronavirus.

 

La venta de cigarrillos representa casi el 50 por ciento de la ganancia de los kiosqueros, que incluso mejoraron los márgenes desde que se desregularizó el precio, hace más de cuatro años. En la zona de la terminal, un kiosco sobre calle Santa Fe, a unos 20 metros de Cafferata ofrecía el lunes un paquete de Marlboro –bajo la tímida consigna “algo entró”– a 300 pesos. Si no, en oferta estaban los Red Point, unos cigarrillos alternativos que suelen merecer el adjetivo "truchos", a 180 pesos, cuando su precio antes de la pandemia no llegaba a cien.

 

El titular del sindicato de trabajadores del Tabaco (Suetra) Raúl Quiñones declaró ayer a periodistas porteños: “Dentro de todo lo que nos toca vivir a los trabajadores y trabajadoras por esta emergencia sanitaria la vuelta al trabajo de algunos compañeros nos reconforta y motiva. No generamos un producto de salud, sí de consumo, como siempre decimos, pero formamos parte de un circuito productivo y de empleo que en forma directa e indirecta tiene que ver con un millón de familias del país”.

 

En las últimas semanas, la falta de cigarrillos en los kioscos, el riesgo de la importación de países limítrofes, el contrabando en crecimiento que habían denunciado desde el sector, impulsaron la puesta en marcha de las máquinas que fabrican el producto para evitar tales consecuencias.

 

Quiñones ratificó el respaldo al Gobierno Nacional por cada medida tomada en la emergencia covid-19 más allá del parate industrial que afectó el rubro tabacalero que venía castigado en los últimos años de la gestión Cambiemos por cuestiones como el contrabando y las marcas truchas de cigarrillos.

 

Esos problemas incrementaron la crisis del sector –como se publicó en el diario porteño Bae Negocios–, que se agravó bajo esta pandemia.

 

En el último fin de semana la venta de tabaco para armar cigarrillos y los atados de algunas marcas al precio triplicado de su valor, fueron otra muestra de algunas “costumbres argentinas”, incluso en esta emergencia y crisis económica y social.

Dejanos tu comentario...

Viernes 29 de Mayo de 2020
La pandemia en Brasil
Pandemia y ciudad
La abanderada del odio
Renta básica, un experimento
Internacionalizar la crisis
Evitar una catástrofe financiera global
El mundo según Bill Gates
El mundo acelerado
Coronavirus: lo que aún no se sabe
Lo que el pentágono sabía
Capitalismo pandémico
El peligro de una segunda ola
Un nuevo orden mundial
Mujica
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
foto