Deporte
08-04-2020
Germán Pezzella habló luego de vencer al coronavirus
“Hasta que no lo sentís de cerca, no tomás real conciencia de las cosas”, aseguró el defensor de la selección argentina que se contagió en Italia y ya está recuperado: “El fútbol se extraña pero hoy es lo menos importante”, dijo.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
El mundo entero sufre por la pandemia del Coronavirus, pero Germán Pezzella puede dar una buena noticia a pesar de todo. Es que el test finalmente le dio negativo y la enfermedad para él ya quedó atrás. Si bien aún sigue cumpliendo la cuarentena obligatoria en su casa de Florencia, el futbolista de la Fiorentina y de la Selección Argentina hoy puede contarle todo lo vivido al sitio web de la AFA con tranquilidad.

“No es fácil aguantarlo, ni física ni psicológicamente. El miedo y el nerviosismo que uno siente son a raíz de que este virus es nuevo y hay mucha incertidumbre. Cuando salió la noticia de que me había dado positivo fue un boom, porque era el primer futbolista argentino contagiado. Por suerte, hoy los mensajes que me llegan no son de preocupación, sino de alegría”. 

-¿En qué momento comenzó todo?

-La realidad es que cuando toda esta situación ya estaba bastante instalada en Italia, acá el campeonato se siguió disputando. Se siguió tirando de la soga. Nosotros jugamos un domingo en Udine (fue el 8 de marzo) y el martes siguiente tuvimos una reunión en el club en la que nos dijeron que nos quedáramos en nuestras casas hasta nuevo aviso. Increíblemente al otro día levanté fiebre. Me hice unos estudios y me confirmaron lo que era.

-Y a partir de ahí tuviste que aislarte completamente…

-Sí, justo mi mujer había salido del país por trabajo dos semanas antes. Estaba en Estados Unidos y en el momento en el que quiso volver habían cerrado todas las fronteras de Italia. Le cancelaron dos vuelos y tuvo que irse para Argentina. Ya a partir de ese momento estuve solo.

-¿Esa es una de las peores partes de la enfermedad, tener que afrontarla solo?

-Seguro. Lo bueno es que yo no tuve contacto con ninguna persona a la que haya podido infectar. Es así, tenés que bancártela solo. Por lo menos yo podía moverme dentro de mi casa, hubo compañeros que tuvieron que encerrarse en una sola pieza porque lógicamente conviven con toda la familia. Por más que no estaban infectados, tenían que realizar el aislamiento. Esa situación es todavía más desesperante.

-¿Cómo fue sentir el virus en carne propia?

-Uno de los síntomas más importantes es la falta de aire, te cuesta respirar. Subís un escalón ya estás agitado. Además hay mucha desinformación, un día me decían que una vez curado ya era inmune al virus, después me afirmaban lo contrario. Entonces uno se empieza a hacer muchas preguntas que te dejan intranquilo.

-Suele pasar que la mayoría de la gente piensa que a uno no le van a pasar estas cosas. ¿Fue así en tu caso?

-Mirá, justo había tenido una charla con Martín Cáceres antes de jugar contra el Milán. Mirábamos las noticias y hablábamos sobre el virus como algo lejano. Mostraban imágenes de China, entonces uno se lo tomaba con mucha calma. Pero fue cuestión de dos semanas para que la situación acá pase a ser muy complicada. Hasta que no lo sentís de cerca, no tomás real conciencia de las cosas”.

-¿Pudiste hablar con Paulo Dybala, otro de los futbolistas argentinos que sufrió el contagio en Italia?

-Hablé con Paulo, no el día que salió en las noticias, porque yo pasé por lo mismo y la verdad que el teléfono es un lío, ja. Con el correr de los días sí nos pusimos en contacto y él me estuvo contando un poco los síntomas que había tenido. Quizá sufrió un poco más que yo. Pero tratamos de estar tranquilos, tenemos la suerte de que los cuerpos médicos de nuestros clubes nos están encima constantemente.

-Siendo testigo de todo lo que está sucediendo en Italia, ¿creés que en Argentina se están haciendo las cosas bien?

-Sí, en Argentina están en la etapa de prevención, todo va a depender mucho de la actitud de la gente. Al no vivirlo tan de cerca no se toma real dimensión de la situación. Pero pienso que con el correr de los días los argentinos fueron tomando conciencia de que no es un tema menor, que hay países que están sufriendo mucho. Si se toman estas medidas, es justamente para no llegar a eso.

-¿Cómo fue el momento cuando te confirmaron que el test había dado negativo?

-Yo me la veía venir porque me sentía mucho mejor, ya me estaba entrenando en casa. Pero hasta que no te lo confirman, no te confiás. Por eso estaba esperando los resultados con ansias.

-¿Y el proceso de evaluación cómo se realiza?

-Una vez que das positivo te inscriben en una lista y pasado el período de aislamiento, te vienen a ver a tu casa con todo un traje como de astronauta, ja. Te hacen un test y los resultados te los dan al día siguiente. Y después, a los dos días, te hacen un segundo examen que también tiene quedarte positivo.

-Ahora, a cumplir la cuarentena más tranquilo…

- Por lo menos hay que seguir así hasta el 13 de abril, que es el primer decreto vigente, y después veremos. No es fácil, uno quiere volver a su vida normal, quiere entrenar, tener a su gente al lado, disfrutar. Pero hay que aguantar, hacer las cosas bien para que todo pase rápido.
 
-¿El fútbol también se extraña?

-Totalmente. Creo que ya no me quedan más partidos viejos por mirar, ja. Claro que hoy el fútbol es lo menos importante de todo porque en la situación en la que se encuentran los países, hay demasiados problemas para ponerlo en un primer plano. Pero para nosotros es una gran parte de nuestra vida, nos encantaría volver lo antes posible, pero tienen que estar dadas las condiciones para que nadie se vea involucrado en un problema de salud.

Fuente: AFA

Dejanos tu comentario...

Domingo 05 de Julio de 2020
La pandemia en Brasil
Pandemia y ciudad
La abanderada del odio
Renta básica, un experimento
Internacionalizar la crisis
Evitar una catástrofe financiera global
El mundo según Bill Gates
El mundo acelerado
Coronavirus: lo que aún no se sabe
Lo que el pentágono sabía
Capitalismo pandémico
El peligro de una segunda ola
Un nuevo orden mundial
Mujica
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
foto