Provincia
13-01-2020
El plan policial contra el estallido de inseguridad

Víctor Sarnaglia, jefe de Policía de Santa Fe, habló sobre los episodios violentos en lo que va del año y remarcó los puntos principales para revertir la situación: articulación con los principales municipios, mayor presencia de las fuerzas federales y prioridad a las fuerzas móviles.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
El actual estallido de inseguridad que llevó a que haya trece asesinatos en los 13 días que lleva el año en Rosario era “previsible”, de acuerdo al jefe de Policía santafesino Víctor Sarnaglia.

 

De acuerdo a declaraciones que dio la autoridad máxima de la Santafesina a periodistas de radio LT10, en la capital provincial: “Indefectiblemente, estas organizaciones criminales no iban a permitir gratuitamente que cortásemos cualquier tipo de protección que ellos tenían. El gobernador fue claro cuando asumió: se terminaron los grises. No tenemos connivencia ni con el narcotráfico ni con ningún otro delito”, dijo.

 

El crimen de un contador de la localidad de Las Parejas en el Casino City Center se inscribe en el marco de una seguidilla de ataques y atentados, entre ellos, la balacera contra el Centro de Justicia Penal y una oficina del Servicio Penitenciario, ambos casos ocurridos en los últimos días en Rosario. Estos hechos derivaron en que el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, descabezara la cúpula de la Unidad Regional II y nombrara nuevos jefes. Este lunes, el mismo Saín afirmó que el sistema de unidades regionales “está en crisis”.  

 

Sarnaglia remarcó tres puntos importantes del plan policial para combatir el crimen en la provincia: articulación con los principales municipios, mayor presencia de las fuerzas federales, y prioridad a las fuerzas móviles.

 

En una reunión que se llevará a cabo entre Sarnaglia, el gobernador Omar Perotti y el ministro Saín, donde se firmarán acuerdos con los cinco municipios más grandes de la provincia –Santa Fe, Rosario, Reconquista, Rafaela y Venado Tuerto– para integrar los recursos (por ejemplo, los centros de monitoreo) de estos distritos y establecer mayor presencia de la fuerza federal.

 

“El municipio trabaja por un lado y nosotros por el otro, eso es una tontería. Necesitamos institucionalizar esta relación, crear mesas de trabajo en cada municipio donde integremos la información que producen y aprovechar lo que ellos tienen. Si no nos ponemos a trabajar todos en este tema, nos van a ganar los malos", sostuvo.

 

Además, indicó que ya se pidió ayuda a Nación para combatir el narcotráfico, sobre todo en el control de rutas y accesos: “El narcotráfico es un delito federal y necesitamos de la presencia que todavía está en un período de preparación. Ellos se comprometieron a tener más actividad”.

 

Por otro lado, habló sobre las dificultades que atraviesa la provincia respecto a la falta de personal policial y explicó cuál es el plan para solucionarlas: “Tengo 900 policías que se retiran porque hace 30 años entraron mil, y 485 policías para toda la provincia que acaban de egresar del Isep, y de esos, ya dos delinquieron. El sistema de incorporación es malo, el ministro Saín está tratando de cambiarlo. No podemos tener una pérdida de 500 policías por año”.

 

“La situación con las incorporaciones es mala y el año que viene va a ser peor, porque lleva 3 años incorporar policías”, remarcó el jefe policial e indicó que la manera de resolver esta cuestión es “darle prioridad a las fuerzas móviles”. “Estamos equipando y entrenando a la P.A.T, a la Policía Comunitaria, y la Policía Rural para que ellos puedan acudir. Ya que no le damos hombres a las unidades regionales, le daremos servicios”.

 

Por último, Sarnaglia calificó como “razonable” la ola delictiva en la capital provincial y se mostró satisfecho con el trabajo de la Unidad Regional I hasta el momento, aunque informó que se cambió la forma de leer las estadísticas que miden los homicidios: se dividieron los números entre cuántas muertes son productos de otros delitos que tienen que ver con la seguridad pública, y cuántas son producto de una “cultura de la violencia”.

 

“Esto no es conformismo. Todo esto lo tenemos que resolver, pero la evolución que esto viene trayendo no indicaba que en un mes iban a cambiar 20 años de delito”, concluyó.

Dejanos tu comentario...

Domingo 26 de Enero de 2020
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto