Deporte
10-11-2019
Un abrazo monumental
Central le ganó a River en su estadio después de 22 años. El Canalla aprovechó y pegó al mentón. Lucas Gamba hizo valer un error de Martinez Quarta, después lo tuvo que aguantar y los Canallas se impusieron 1-0.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Rosario Central dio el golpe en el arranque del domingo al superar por 1-0 a River, en un encuentro que se jugó en el estadio Monumental y le dio continuidad a la decimotercera fecha de la Superliga. De esta manera, el Millonario no se pudo subir a la punta en el último partido de local antes de la final de la Copa Libertadores de América.

River fue más en el primer tiempo, en el que comenzó y terminó mejor que un Central que por momentos consiguió emparejar las acciones y no sufrir la intensidad del Millonario.

Si bien el equipo de Marcelo Gallardo presionó y siempre se mostró peligroso en ataque, le costó encontrar claridad para generar situaciones claras y recién a los 37, con un remate cruzado de Matías Suárez luego de una asistencia de Exequiel Palacios, estuvo cerca de abrir el marcador.

Central tuvo su chance también antes del descanso en una corrida desde la mitad de la cancha de Claudio Riaño, que no llegó con fuerzas para definir ante Franco Armani. La jugada arrancó con un error de Lucas Martínez Quarta, un aviso de lo que sucedería un rato después.

Es que al minuto del complemento, Martínez Quarta se equivocó en la salida, la pelota derivó en Lucas Gamba y el delantero no falló ante Armani. Sorpresa en el Monumental.

River fue un vendaval en busca de la igualdad, Central lo aguantaba como podía. Gallardo movió el banco. Primero, el entrenador mandó a Juan Fernando Quintero por Nicolás de la Cruz y luego cambió la dupla ofensiva: adentro Lucas Pratto e Ignacio Scocco, afuera Suárez y un poco participativo Radamel Santos Borré.

Quintero tuvo un tiro libre en el borde del área, aunque le pegó mal y se fue lejos. Nacho Scocco también su oportunidad, pero tampoco la agarró bien y la pelota quedó en las manos del arquero Jeremías Ledesma.

Rosario Central aguantó los últimos intentos de River y volvió a festejar en el Monumental después de 22 años. El Millonario tendrá el jueves la semifinal de la Copa Argentina y, luego, la final de la Copa Libertadores.

Dejanos tu comentario...

Domingo 31 de Mayo de 2020
La pandemia en Brasil
Pandemia y ciudad
La abanderada del odio
Renta básica, un experimento
Internacionalizar la crisis
Evitar una catástrofe financiera global
El mundo según Bill Gates
El mundo acelerado
Coronavirus: lo que aún no se sabe
Lo que el pentágono sabía
Capitalismo pandémico
El peligro de una segunda ola
Un nuevo orden mundial
Mujica
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
foto