Deporte
09-10-2019
Un clásico desvirtuado
La selección Argentina de fútbol se mide ante Alemania en Dortmund, pero sin la presencia de sus mayores figuras. Messi y Agüero lo mirarán de afuera; también Lo Celso y los jugadores de River y Boca, descartados porque Scaloni tuvo que ceder ante la inminente revancha de la Libertadores. Mientras tanto, las empresas que tienen los derechos para organizar los amistosos del equipo nacional hacen nuevos negocios por el mundo.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Alejandro Mangiaterra

Salvo el hincha que vive enfrascado dentro de una pelota, nadie se enteró que esta tarde juegan Argentina y Alemania. Por más amistoso que sea, por historia y por futuro, el partido debería presentar un cúmulo de virtudes que éste no tiene, producto de la coyuntura deportiva y de la que se manifiesta fuera del rectángulo de juego, en pequeñas oficinas o en edificios de lujo.

El primero de los aditamentos para que este Argentina vs. Alemania, que se jugará desde las 15.45 en Dortmund, no sea el que atrape a millones de fanáticos en todo el mundo es su carácter amistoso. Aunque éste apéndice no es el más determinante, lo que sí lo hace menos portentoso es la ausencia de figuras. Messi y Agüero estarán ausentes, por ejemplo. También lo estarán Giovanni Lo Celso y los representantes de River y Boca, algunos de ellos titulares en el equipo ideal de Lionel Scaloni. Es más, de aquella histórica final del Mundial de Brasil, de la que ya pasaron 5 años, solo queda en la nómina Marcos Rojo, uno de los menos utilizados en esta nueva era.

En Alemania, Joachim Löw, no dispondrá de diez de sus jugadores. Para colmo, a último momento, se le sumaron otras dos posibles bajas. El técnico no podrá contar para esta doble fecha con Antonio Rüdiger, Leon Goretzka, Kevin Trapp, Nico Schulz, Julian Draxler, Thilo Kehrer ni Leroy Sané. En las últimas horas, Timo Werner e Ilkay Gundogan también fueron bajas del seleccionado alemán. Antes, se había sumado a la lista la figura del Real Madrid, Toni Kroos.

No solo las ausencias conspiran contra la idea de los entrenadores para este duelo: "con la Liga de Naciones y los partidos de clasificación, casi no podemos seguir jugando contra rivales fuertes de otros continentes", advirtió Low. Ocurre, como deja en evidencia el entrenador campeón del mundo, que la estructura complica tanto que hasta hace imposible que se cuente con los futbolistas que se pretenden.

Este tipo de “ventanas” o amistosos realizados en “Fecha FIFA”, para los de este lado del mundo, tampoco solucionan los problemas. Las selecciones sudamericanas no pueden contar con buena parte de los elegidos de Europa porque sus equipos están cada vez están más reticentes a enviarlos cuando se trata de amistosos. Y los equipos de trascendencia en nuestro país tampoco los ceden porque se encuentran en competencias internacionales en instancias decisivas, tal es el caso de River y Boca definiendo la Libertadores.  Sin ir más lejos, la imposibilidad de tener a los futbolistas a disposición, llevada al extremo, fue determinante para que Gerardo Martino dejara su cargo, en su momento, al constatar que nadie priorizaba a la selección.

Mientra tanto, Scaloni negocia y cede. No llamó a los que no tenía que llamar y prueba otros. Así,  le abrió la puerta a futbolistas nuevos para enfrentar a Alemania, a los que tratará de evaluar en el corto período de tiempo de trabajo. La idea es mixturarlo con la base que pudo mantener. Para este partido, armó un equipo con mayoría de titulares (los que tiene al alcance): Agustín Marchesín; Juan Foyth, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Roberto Pereyra, Leandro Paredes, Rodrigo De Paul, Ángel Correa; Paulo Dybala y Lautaro Martínez.

Luego de este primer amistoso, el equipo argentino se medirá el domingo 13 de octubre, a las 11 de la mañana, ante Ecuador en España. El estadio del Elche, en Valencia, será el escenario de la segunda prueba albiceleste, en la que seguramente presentará un equipo con más mixturas: Lucas Alario, Matías Vargas, Nicolás González, Erik Lamela, Lucas Ocampos, Ángel Correa y Leonardo Balerdi son algunos de los nombres que podrían ser probados en tierra española.

El negocio está afuera

Los amistosos programados en las denominadas “Fechas FIFA” venían a darle cierta previsibilidad a las asociaciones y sobre todo a los seleccionadores. Por ahora, nada de eso ha ocurrido, en buena medida, producto de que las empresas organizadoras de los amistosos tienen intereses que no son los mismos de los entrenadores. Sino cómo se entiende el hecho de programar un partido entre Argentina y Paraguay en Bangladesh para la próxima ventana de noviembre.

Desde hace unos tres o cuatro años, las empresas World Eleven y Torneos, pujan por no perder peso en los negocios en torno de este tipo de eventos y en las últimas horas parecen haber vuelto a tomar estado público: este martes la Federación Paraguaya de Fútbol hizo oficial un amistoso con Argentina para el día 18 de noviembre en Dhaka. Sin embargo, el seleccionador de Uruguay, Oscar Tabárez, anunció en conferencia de prensa que ya le confirmaron un amistoso con Argentina ese mismo día en Israel.

Lo único que está confirmado para esa fecha FIFA es el amistoso contra Brasil en Arabia Saudita. Los contratos para ese clásico sudamericano ya fueron firmados y lo único que resta definir es el día exacto para la realización. Lo otro que queda claro es que en el fútbol ya no piensa nadie.   


Dejanos tu comentario...

Miércoles 16 de Octubre de 2019
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto