Política
11-08-2019
Se pinchó el globo

En un claro mensaje de rechazo a las políticas antipopulares del Gobierno, las Paso de este domingo propinaron un mazazo a las chances de reelección de Macri. La fórmula Fernández-Fernández les saca 15 puntos de diferencia y supera el 47 por ciento de los votos, quedando posicionados para ganar en octubre sin necesidad de ir al balotaje. Pasadas las 22 y sin datos oficiales por una escandalosa manipulación, el presidente reconoció la derrota y se mostró debilitado. “Ahora, a dormir”, soltó.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Las Paso de este domingo, que prometían ser una especie de encuesta para conocer cómo perfilaban los candidatos presidenciales de cara a las generales, se convirtieron en un claro mensaje de hartazgo de los argentinos hacia las políticas del Gobierno y en un contundente apoyo a la fórmula del Frente de Todos que encabezan Alberto y Cristina Fernández con números inesperados y que la dejan con serias chances de vencer en octubre en primera vuelta.


Tras una sospechosa demora de los datos oficiales, recién a las 22:30 se conocieron los primeros datos oficiales ubicando a Fernández-Fernández con un 47,32 por ciento de los votos y a Macri-Pichetto (Juntos por el Cambio) 15 puntos detrás, con 32,28.


Con diferencias en los porcentajes, pero manteniendo esa brecha irremontable, los resultados en favor de la fórmula FF se repetía en casi todos los distritos del país. El gran dato fue en la provincia de Buenos Aires, que representa el 37 por ciento del padrón nacional. Allí no sólo se replicó la victoria del Frente de Todos sino que el candidato a gobernador de ese espacio, Axel Kicillof, se impuso con el 49 por ciento de los votos a la mandataria María Eugenia Vidal, que cosechó el 32.


En cuanto al resto de los competidores a la presidencia, la fórmula de Consenso Federal (Lavagna-Urtubey) se ubicaba tercera con el 8,35 por ciento y en cuarto lugar el Frente de Izquierda de Nicolás del Caño con 2,88.  Detrás de ellos, las fórmulas que superaron el piso del 1,5 por ciento para continuar en carrera fueron Juan José Gómez Centurión-Cynthia Hotton (2,63 por ciento); y José Luis Espert-Luis Rosales (2,22).


El inesperado margen de diferencia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio cayó como un mazazo para el macrismo, acostumbrado a festejar las contiendas electorales nacionales desde 2015 a esta parte. El golpe se sintió en el bunker de Juntos por el Cambio, con rostros compungidos y globos que eran retirados en el salón, en los periodistas de canales oficialistas como la señal TN, pero sobre todo en el opaco discurso que dio el presidente Macri para reconocer la derrota previo a que se conociera un solo dato oficial.


Apagado y con signos de abatimiento, el mandatario tomó el micrófono y fue al grano: “Hemos tenido una mala elección”, admitió. En su intento por explicar las razones de la derrota volvió a cargar las culpas en la herencia recibida. Así, habló del “nivel de dificultades enorme que tuvimos que enfrentar, lo que ha llevado a que haya mucha angustia, mucha duda”.


Secundado por la gobernadora Vidal pidió que en octubre los acompañen con más votos y, tras eso, mandó a dormir a los argentinos como para evitar que sean espectadores de los números que minutos después se encargaría de anunciar el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y que daban cuenta de una paliza irremontable. “Ahora a dormir”, dijo.

Dejanos tu comentario...

Jueves 17 de Octubre de 2019
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto