Sociedad
30-05-2019
Los trabajadores no generaron riquezas ayer
Según Hugo Moyano la medida de fuerza es la única salida contra las medidas económicas del gobierno nacional. Macri no hizo declaraciones sobre la quinta huelga general que enfrentó y estuvo en un acto del Ejército junto con el fiscal Stornelli. En Rosario fue alto el acatamiento y hubo dos actos.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Mientras Hugo Moyano, líder de Camioneros, ironizaba ayer que la fecha del próximo paro general está en manos del presidente Mauricio Macri, los dirigentes de la CGT celebraban en Buenos Aires la contundencia de la medida en todo el país y reclamaban al gobierno nacional que tome medidas “inmediatas” para “frenar la decadencia social y económica” en el país.

Por su parte, el presidente no hizo referencia al paro, pero participó del acto por el Día del Ejército y sentó a su lado al fiscal en rebeldía Carlos Stornelli –quien aún no declaró ante el juez de Dolores luego de que se lo encontrara en videos y audios extorsionando a un empresario.

En tanto, en Rosario el paro general –el quinto contra el gobierno cambiemita– dejó calles desiertas, sin transporte, escuelas, comercios, bancos, estaciones de servicio y servicios estatales reducidos a sus guardias mínimas. Sólo en los barrios hubo actividad de pequeños negocios atendidos por sus dueños.

En dos espacios del centro rosarino se concentraron los actos políticos que expresaron los reclamos del paro. El espacio 21F, que agrupa a los sindicatos de recolectores, municipales, Obras Sanitarias, camioneros, ATE Rosario y Amsafé Rosario, más organizaciones sociales como Corriente Clasista y Combativa y Movimiento Evita, se encontraron en la plaza Montenegro y marcharon por la calle San Luis, Presidente Roca y Córdoba hasta Corrientes, con las persianas bajas a su paso. Terminaron a las puertas del ingreso principal a la Bolsa de Comercio, con un acto donde se multiplicaron los discursos de repudio al ajuste de la política económica de Mauricio Macri.

Luego del acto, las organizaciones convocaron a trasladarse a una olla popular que la CCC organizó sobre la avenida Presidente Perón, bajo el puente de Circunvalación.

Por otra parte, hubo otra corriente gremial que se concentró frente al sindicato Luz y Fuerza, en Paraguay al 1000. Se trata del Movimiento Sindical Rosarino (MSR), adonde abrevan judiciales, peajistas, docentes privados de Sadop y públicos de Amsafe, bancarios, Atsa, telefónicos, y trabajadores del Correo, entre otros. Esta columna avanzó por calle Mendoza, Corrientes, San Luis, Buenos Aires y desembocó en la plaza 25 de Mayo con otro álgido acto de protesta contra el gobierno nacional.

La CGT

En conferencia de prensa, en Capital Federal, Héctor Daer, al frente de la CGT, dijo que “la contundencia de la medida quedó demostrada en las capitales de la Argentina con fotografías de ciudades desiertas”.

Daer destacó el acompañamiento de la “mayoría del pueblo argentino” a la huelga para “reclamar medidas urgentes de rectificación de las políticas económicas que se llevaba adelante, que sistemáticamente fueron erosionando la actividad económica y productiva, trayendo consecuencias devastadoras en el tejido social”.

El gremialista enumeró la caída del empleo y el salario y el crecimiento de la pobreza. “Los índices nos dan la peor perspectiva de futuro: el 50% de nuestros niños están en situación no de pobreza”, mencionó, y agregó la “precariedad” de la salud. “Necesitamos un sistema eficiente que garantice salud y educación”, exhortó.

A su turno, el otro co-secretario general de la CGT, el estacionero Carlos Acuña, recalcó que el paro fue una respuesta a una demanda social. “La gente pedía una acción para mandar un mensaje al gobierno”, sostuvo.

“El Gobierno no tiene que hacer cortinas de humo, como con los 10 puntos que después quedó en la nada. La CGT siempre tuvo la prudencia necesaria para el diálogo, pero nunca hemos encontrado una respuesta a los pedidos e inquietudes nuestras para mejorar el destino de os argentinos”, destacó Acuña, dirigente del riñón de Luis Barrionuevo.

Acuña rechazó el silencio de Mauricio Macri ante la protesta y rechazó los dichos de Patricia Bullrich. “Evidentemente el Presidente escuchaba a los amigos y acreedores que tenía al lado y hacía el juego para el mismo sector, que hoy deben estar festejando que bien que les fue. Repudiamos las palabras de la ministra de Seguridad, que dice que está harta de los paros. Es una lástima que no entienda que es una herramienta constitucional que tenemos para reclamar y que nos escuchen”, advirtió.

Más temprano, referentes sindicales de las organizaciones convocantes al paro general del 29M coincidieron en la primera evaluación de la medida de fuerza: “Es total; la contundencia es absoluta”, sintetizaron.

Por su parte, Hugo Moyano no descartó nuevas medidas de fuerza y le envió un mensaje a Mauricio Macri. “Si sigue con la misma política no hay otra salida. No puede adelantar nada, porque se decide en conjunto. Si no cambian, no queda otro camino. Es difícil hacerle entender las necesidades que pasa la gente a quién no ha pasado necesidades. Es diferente quedarse sin plata por haber jugado en el casino, que los que no tienen para comer. No se puede definir si es el último (paro), el anteúltimo o cuántos paros pueden venir”, manifestó en una conferencia de prensa en la Federación de Camioneros.

Asimismo, el portuario Juan Carlos Schimd insistió que hay un amplio acatamiento y agregó que “eso lo convierte en el paro más contundente en el último año”. Schimd remarcó en diálogo radial que este “es el paro que representa el desacato del aparato económico de este gobierno”.

El bancario Sergio Palazzo rechazó las críticas de Patricia Bullrich a la medida de fuerza. “En lugar de preocuparse por el tránsito deberían resolver los problemas de los argentinos”, subrayó.

Eduardo López, de UTE, remarcó que en las escuelas hubo total adhesión. “La mitad de los chicos son pobres, las escuelas se convierten en comedores. Tiene que tener centralidad en el conocimiento, pero sabemos que con hambre no se puede estudiar. Estamos acá para que los chicos vengan con la panza llena y el corazón contento”, indicó.

Para Hugo Yasky, la “contundencia del paro fue absoluta”. El dirigente docente atribuyó la alta adhesión a que la medida fue convocada “por todas las centrales de trabajadores”. Según dijo el líder de la CTA de los Argentinos a El Destape radio, es el paro “más fuerte y de mayor contundencia en la era de Macri”.

El secretario general del Sindicato de la Alimentación, Rodolfo Daer, aseguró que la huelga en el sector industrial es “unánime” durante las primeras horas. “Tiene que ver con la política económica de este Gobierno”, indicó el gremialista cegetista. “Iban a disminuir la pobreza, y hay muchos más pobres; no iban a ir al FMI e iba a haber inversiones, pero se endeudaron y no hubo inversiones”, agregó.

En Rosario, en plaza 25 de Mayo, el titular del Sindicato de Prensa Rosario (SPR), Edgardo Carmona, lanzó una dura crítica contra el gobierno de Macri. “Ellos hacen cuentas a fin de año y sonríen cuando logran disfrazar los negocios particulares en intereses del Estado. Sólo sonríen cuando sus patrones llenan sus pasillos con bonos millonarios después de hambrear al pueblo. Nosotros, en cambio, sólo sonreímos a carcajadas y disfrutamos cuando nuestros compañeros recuperan sus puestos de trabajo, nuestros pibes van a la escuela y comen todos los días en su casa”, dijo.

La declaración más contundente desde el gobierno sobre el paro fue un cálculo sobre las pérdidas en la economía que habría generado la medida de fuerza –muy difícil de comprobar, por otra parte– estimadas en unos 40 mil millones de pesos. Esa cifra desnuda también la riqueza que generan los trabajadores en el país en un día.


Dejanos tu comentario...

Miércoles 18 de Septiembre de 2019
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto