Política
08-05-2019
Todo está en juego

Los candidatos van por los votos de los que no sufragaron. Omar Perotti necesita fidelizar al votante de María Eugenia Bielsa y Antonio Bonfatti, seducirlo. Nacionalizar la confrontación, acercarse al vecino: la única realidad es la estrategia.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

Las elecciones nacionales del 16 de junio próximo se polarizarán entre el oficialista Frente Progresista y el justicialismo unido. El escenario no solo está dado por el resultado de las PASO, lo que constituye una foto, sino lo que ya marcan las primeras encuestas que mandaron a hacerse desde los distintos búnkeres. Cambiemos será un convidado de piedra, pero allí también hay 320 mil votos.

 

En ese contexto, los tres grandes espacios están redefiniendo sus estrategias para enfrentar seis semanas intensas de campaña. Lo primero, siempre, es tener claro el frente interno y allí el que picó en punta fue Omar Perotti, que ya recibió el apoyo explícito de María Eugenia Bielsa (aunque no le dio la foto juntos que tanto esperaba el rafaelino) y de su grupo de trabajo.

 

Más lento viene el Frente Progresista, porque el socialismo antes que nada tuvo que digerir la derrota en Rosario y luego empezó a revisar cómo fue el comportamiento electoral en toda la bota. Allí se evidenció que el desempeño local muchas veces fue muy superior a lo conseguido para los cargos provinciales, por lo cual se espera aceitar esa tarea territorial para aumentar el caudal de Antonio Bonfatti.

 

También valoran que Bonfatti haya ganado en 13 departamentos, donde fue el más votado, y se esperan que otros 200.000 electores se incorporen en las generales respecto de los que fueron a sufragar en las primarias abiertas. La base electoral será más grande y de allí se pretende pescar la mayor cantidad de adhesiones, también de kirchneristas que no quieren a Perotti y de votos de Cambiemos.

 

Además, se está trabajando para acomodar rápido la campaña en Santa Fe y en Rosario. En la primera de esas ciudades, Emilio Jatón sacó más votos como candidato a intendente que ningún otro dirigente en todo el departamento La Capital: fueron 86 mil votos, contra 45 mil de Bonfatti. En Rosario, en tanto, también se trabaja en una mayor y mejor articulación del FPCyS para aumentar la performance electoral.

 

“Esta es otra elección y los votos hay que volver a juntarlos. Es cierto que las PASO son una muestra concreta de la voluntad popular, pero también es cierto que pocas veces lo que sucedió en las primarias luego se repite en las generales de manera aritmética”, dijo en confianza a Cruz del Sur un legislador del socialismo al analizar el devenir, y agregó: “Ahora empieza otra campaña”.

 

Por su parte, una fuente calificada del PJ dijo que el espacio que hoy encabeza Perotti es tan diverso y grande que hay dirigentes del viejo peronismo federal (de Reutemann) que están colaborando. “Muchos de ellos hace años están en Cambiemos pero entienden que es en esta diversidad donde tenemos que encontrarnos los peronistas y todos aquellos que entienden a nuestro partido movimientista”, comentó.

 

Asimismo, esa misma persona indicó que los dichos de Bonfatti sobre votar en blanco ante la posibilidad de que Cristina y Macri definan la presidencial impactó negativamente en el socialista. “Muchos de los que no iban a votar a Perotti porque son el núcleo duro del kirchnerismo, aunque no todos peronistas, ahora ven con otros ojos apoyar a un dirigente que va a votar en blanco”, explicó.

 

Para evitar cualquier tipo de dolor de cabeza, el candidato a gobernador de Juntos, Omar Perotti, ya señaló que no hablará de la campaña nacional porque eso significaría afectar el consenso interno dentro del justicialismo santafesino. El rafaelino integra el bloque de Miguel Ángel Pichetto y hasta intentó habilitar allanamientos en los domicilios de Cristina, pero el efecto enjuague de su figura le rindió.

 

Contener a María Eugenia

 

Dirigentes del PJ santafesino muestra una encuesta cualitativa donde se explicita que buena cantidad de los votos que fueron a María Eugenia Bielsa quedarán con Perotti. Pero también advierte que se sumarán nuevos electores, que tomar posición sobre Cristina Fernández puede perjudicar a la fórmula Perotti-Rodenas y que los votos que se le caigan a Corral irán al Frente Progresista.

 

“Hay mucha tranquilidad con el trabajo desplegado y Omar está muy conforme con el diseño de su campaña. Hoy estamos más abocados a lo que vamos a hacer nosotros que a lo que haga el socialismo”, agregó en off la misma fuente del PJ. A su vez, recalcó que el uso agresivo de redes sociales por parte de algunos militantes K complica el mensaje de unidad que propone Perotti y espanta a independientes.

 

La contracara es la foto del candidato a gobernador con la lista de diputados que lo acompañarán en el Frente Juntos, en la sede del PJ. Allí Perotti concentró a una amplia gama de peronistas: desde kirchneristas de Rossi hasta La Cámpora, desde el massismo hasta ex reutemanistas, Cachi Martínez pero también Matilde Bruera. La convivencia o la conveniencia parece funcionar.

 

Otro dolor de cabeza del rafaelino es que hay dirigentes de Unidad Ciudadana en la ciudad de Santa Fe que –medio en broma y medio en serio– ya están armando ministerios para el 10 de diciembre. Gastar a cuentas, algo que ni siquiera Omar Perotti se animó a hacer junto a su pequeño grupo de colaboradores: entre los que está Roberto Mirabella y el equipo que trajo a Santa Fe el publicista Ramiro Agulla.

 

A este último le dan crédito por la efectiva comunicación de “Despertar el Gigante”, ya que sin ahondar en proyectos estratégicos o definir claramente qué quiere hacer con la provincia de Santa Fe, en caso de ganar, consiguió un leitmotiv sobre el cual machacar al electorado. No existe una plataforma oficial de campaña en la cual ver las propuestas para el próximo turno en la Casa Gris.

 

Amarillo esperanza

 

En el caso de José Corral, la evaluación que se hizo es que la elección fue buena. En el peor momento de la gestión nacional en materia económica y social, Cambiemos en Santa Fe consiguió casi el 20 por ciento de los votos válidos emitidos; la mitad de los sufragios que consiguió todo el peronismo unido y 10 puntos menos que Antonio Bonfatti, de alto conocimiento en el electorado y ex gobernador.

 

El optimismo de Corral es envidiable. No así el del resto de los radicales amarillos santafesinos, muchos de los cuales están más preocupados en la intendencia de la ciudad capital que en una batalla quijotesca por la provincia. Ya se escribió aquí mismo, es más lo que se puede perder que lo que se percibe se puede ganar; y apareció un profundo sentido de supervivencia (y de egoísmo interno).

 

Cambiemos como sello electoral no se integró nunca como alianza política. Y esa sí es una evaluación que hacen desde el denominado Grupo Universidad, puesto que es escaso el aporte del PRO y Espacio Carrió en la ciudad capital para retener la intendencia; y en Rosario el foco del trabajo y la atención no pasa por Corral, sino por Roy López Molina. O sea, están los votos que se junten orgánicamente.

 

Ni siquiera a la lista de candidatos a diputados provinciales de Cambiemos le fue bien y ese peso específico en la Legislatura santafesina podría caer al subsuelo en relación a la actual composición. De repetirse la performance porcentual de las PASO, la coalición macrista se quedará con seis o siete diputados, mientras que Amalia Granata sumaría cuatro legisladores.

 

De todas maneras, a pesar de lo que analizan desde la Casa Rosada, de lo que aducen socios internos y lo que muestran algunos sondeos, José Corral está convencido de que va a crecer y que será Antonio Bonfatti el que perderá votos que irán a Cambiemos. Por lo pronto, según lo que puedo verse en estos días, forzará más la grieta para rascar votos y será implacable en sus críticas sobre el socialismo.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 16 de Octubre de 2019
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto