Cultura
30-01-2015
Sospechosos: última función para un éxito que refrescó el verano rosarino
Este sábado a las 21:30 la desopilante obra Sospechosos que encabezan el Negro Moyano y Gachi Roldán tendrá su última función en el teatro La Comedia, donde participó en el ciclo Un verano fresquito. Federico Giusti, el actor que interpreta al mayordomo, dialogó con Cruz del Sur sobre esta propuesta para toda la familia dirigida por Pablo Razuk y explicó cuál es el secreto para agotar localidades en pleno enero.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Sospechosos se despide este sábado a las 21:30 del ciclo “Un verano fresquito” del teatro La Comedia. La última presentación de esta desopilante obra dirigida por Pablo Razuk y protagonizada por Gachy Roldán, Roberto Moyano, Federico Giusti, Melisa Patriarca y Ariel Fumis, llega con tres funciones a sala llena en sus espaldas.


De más está aclarar que el mérito de semejante respuesta del público en pleno enero rosarino no debe adjudicarse a la climatización de la sala (que por cierto es muy buena) sino a lo redonda que resulta la propuesta: convocar a toda la familia a disfrutar de una entretenida comedia de puertas (con personajes que entran y salen constantemente) plagada de gags y guiños a las novelas detectivescas.


La historia sobre la que gira Sospechosos es por demás de sencilla; un clásico del policial representado en clave delirante y paródica: un detective (Roberto Moyano) que es convocado por una extravagante mujer (Gachi Roldán) para desentrañar la misteriosa muerte del  dueño de una casona de alta sociedad.


Con una sucesión de pifiadas y sinsentidos, este novato detective (una mezcla de Inspector Gadget, Clouseau y Mister Bean) pasa una larga noche de tormenta tratando de encontrar algún dato esclarecedor entre los sospechosos que habitan la casa. La propia mujer; el mayordomo (Federico Giusti); la secretaria (Melisa Patriarca); y el jardinero (Ariel Fumis), deambulan por la escena del crimen cruzando acusaciones y sembrando evidencias.


El histrionismo del elenco encabezado por la reconocida dupla de capocómicos locales que componen Roldán y Moyano, sumado a una ajustada puesta en escena y al gran trabajo de dirección de Razuk, que llevó a las tablas el texto de Marcela Marcolini con el ritmo y los giros que el género requiere, sustentan el éxito de esta obra. 


Federico Giusti, quien desempeña un destacable trabajo actoral encarnando al mayordomo, dio a Cruz del Sur algunas apreciaciones sobre el éxito de esta obra y adelantó cómo piensan mantenerla en escena.


“Si bien nosotros confiábamos en la calidad de la obra en la que estábamos trabajando desde hace meses, la respuesta del público superó las expectativas. En la última función (por la del sábado pasado) se colgó el cartel de localidades agotadas, algo que nos llenó de satisfacción. Llenar un teatro como La Comedia, y hacerlo en enero, es un logro. Yo creo que se debe a que la gente disfrutó mucho de la propuesta y el boca en boca funcionó muy bien”, expresó el actor rosarino.


—¿Cómo te llegó la convocatoria para integrar el elenco de Sospechosos?


—Me llegó por el propio Pablo Razuk, a quien conocía. Él me comentó que pensaba hacer la obra de Marcela Marcolini, que es la autora, y que pensó en mí para interpretar ese papel. Además de confiar en Pablo fue tentador saber que iba a compartir escenario con dos actores muy reconocidos y relacionados con el humor en Rosario como son el Negro Moyano y Gachi Rodán.


Tu personaje, el del mayordomo, tiene un gran protagonismo en la obra. Está al tanto de todo lo que sucede en esa casa y se empeña en hacerlo saber al resto con órdenes y acotaciones que enfatiza con gestos y tonos muy ampulosos. ¿Cómo fue el trabajo de composición?


— Sí, el mayordomo tiene un status muy alto en la obra, está como por sobre el resto de los otros por ser una especie de autoridad en la casa. Lo construí junto con Pablo (Razuk). Hablamos mucho de lo que él buscaba con este personaje. Tratamos de encontrarle una beta cómica a partir de la seriedad y la distancia que mantiene con el resto de los personajes. Fueron tres meses de ensayos bastante arduos, de seis horas y de entrega absoluta en las dos semanas previas al debut. Esto no sólo fue en lo actoral sino que fue algo integral, con un fuerte laburo de producción.


—¿Y en ese proceso hubo espacio para la improvisación o se mantuvieron dentro de los carriles del texto?


Hubo de las dos cosas: la posibilidad de improvisar y de buscar cosas propias también. Por el registro que tiene la obra se necesita un tiempo y un ritmo que el director fue marcando para que llegue a buen puerto y se sostenga.


—¿Una vez terminada la participación en este ciclo de verano cuál es el futuro de Sospechosos?


– En principio la idea es sacarla de gira, empezar a moverla en distintas localidades de la provincia y volver a hacer funciones acá en marzo o abril. La intención es sostener esta obra porque la propuesta es muy buena. Es una comedia para toda la familia, de puertas, con personajes que entran y salen, como en su momento hizo en televisión Darío Vittori, por poner un ejemplo. La obra tiene un fuerte componente lúdico: nos divertimos nosotros y se divierte la gente. La respuesta fue muy buena y eso nos alienta a seguir en camino.



Sospechosos se presenta esta sábado a las 21:30 en el Teatro La Comedia (Mitre y Cortada Ricardone).


Ficha técnica: Texto: Marcela Marcolini. Dirección: Pablo Razuk. Actores: Roberto Moyano, Gachy Roldán, Federico Giusti, Melisa Patriarca, y Ariel Fumis. Fotografía: Marcelo Beltrame. Música original: Guido Lucarelli. Producción general: Cristian Razuk. Asistencia de Dirección: Fernando Soto

Dejanos tu comentario...

Lunes 18 de Noviembre de 2019
Comunicar sin contenido
La gente flotante
Citas
Libros en alpargatas
Sasturain
Charlie Egg
Mujica
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Scher
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Hockey con futuro
Tessa
Bricco
Acquarone
podo
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Villanos y empresarios
foto