Espectáculo
06-08-2012
Los cortacables, la vanguardia de los nuevos televidentes
Si bien los usuarios de cables no disminuyen en Argentina, desde el extranjero se afirma cada vez más la tendencia a consumir productos audiovisuales a través de internet. Un fenómeno que en Estados Unidos ya tiene un nombre: los cord-cutters.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Pablo Makovsky | Cruz del Sur


Hasta fines del año pasado la cantidad de abonados al cable (poco más de ocho millones y medio de hogares) casi duplicaban a los abonados a la banda ancha fija en Argentina (aunque cabe aquí considerar que hay alrededor de 5 millones de usuarios que se conectan a internet vía teléfono inteligente que no están en esa cifra). Es decir, la televisión sigue siendo –y es probable que lo sea por un buen tiempo– el principal medio de consumo de contenidos audiovisuales. Sin embargo, esto no quita que ya comience a percibirse una tendencia o, para usar un término más acorde a estos tiempos de lucha entre el viejo mundo previo a internet y el actual, una vanguardia que accede a ciertos programas a través de la web y, de a poco, eliminan el cable. En Estados Unidos y Europa, donde es más notorio, se los conoce como cord-cutters, es decir, cortacables.

 

Como lo señala el blogger Enrique Dans en una entrada de su bitácora, si bien el cord-cutting hizo que para abril un millón de suscriptores cambiaran el cable tradicional por servicios online como Netflix (que ya existe en Argentina aunque con muchísimo menos contenido que en su país de origen) o Hulu, el asunto no sólo se reduce a cifras sino –escribe Dans– “lo que subyace detrás de ellas”. Y el blogger cuenta: “En los años que viví en los Estados Unidos, la suscripción a canales premium de televisión era un indicador del estatus socioeconómico: si alguien intentaba averiguar cómo era tu situación económica, era normal que te preguntase si habías visto un contenido en tal o cual canal. Con el tiempo, sin embargo, la suscripción a servicios de televisión por cable se está convirtiendo en sinónimo de «soy tecnológicamente iletrado y no sé acceder a contenidos de otra manera». Quienes están optando por el cord-cutting ya no son personas que necesitan ahorrar dinero en una situación de crisis económica o los que no consumen televisión, sino los consumidores sofisticados, los que buscan otra manera de acceder y consumir contenidos que les gustan”.

 

En Argentina la sofisticación no es menor e, incluso con los problemas de conexión de los servidores locales, hay sobrados ejemplos de esa “vanguardia” que consume series, documentales, películas y todo el tipo de contenidos que antes era propio de la tevé a través de internet. Ejemplos conocidos, Carolina Aguirre, autora de blogs y del libro original de Ciega a citas, entre otros textos; Hernán Casciari, quien además de comentar durante años series en su blog, daba instrucciones de cómo descargarlas y, sobre todo, la inmensa cantidad de bloggers que hacen sus comentarios en la web y, como el caso del mendocino de Guillermo Paz, llegó a ser contactado por compañías de tevé norteamericanas para coordinar la difusión de sus programas (acá puede escucharse una entrevista a Paz). Además de directores que cada vez con mayor frecuencia optan por liberar sus producciones en la web, como Enrique Piñeyro con The Rati Horror Show.

 

Con la llegada de la smart-tv, de los teléfonos inteligentes y de la contectividad inalámbrica, es probable que el concepto para consumir contenidos audiovisuales sea muy pronto el de pantalla, antes que el de televisión que, en su formato tradicional, tiene los días contados.

Dejanos tu comentario...

Viernes 24 de Mayo de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto