Política
12-06-2019
“Un intendente no tiene que ser un sherif”

Al filo del cierre de campaña, el candidato a intendente del Frente Progresista, Pablo Javkin, dio una entrevista a Radio Universidad (103.3) en la que se diferenció de sus contrincantes y repasó algunas de sus propuestas para la ciudad en caso de ser electo. “Rosario tiene un plus con respecto a otras ciudades que hay que defender”, dijo.

 

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Pablo Javkin, candidato a intendente de Rosario por el Frente Progresista Cívico y Social se refiere en esta entrevista a las medidas específicas que tendrá su gobierno, en caso de ser electo, en materia de transporte público y seguridad.

 

—¿Cuál es la situación en el Frente después de las Paso?

 

—No tengo dudas de que el Frente renovado era lo mejor que le podíamos plantear a la ciudad. Creo que es lo que se dio y lo eligió la gente. A veces escucho intentos, tácticas electorales que pretenden devaluar nuestra posición como si no hubiera habido primarias, y creo que siempre hay que ser respetuoso del voto popular, y ese voto eligió un frente como el que tenemos, fortalecido y creo que la síntesis, defender un montón de derechos que en la ciudad se han generado e ir por la agenda que falta.

 

—¿Qué es lo que falta? ¿Cuáles son las cosas a modificar de estos años de gestión?

 

—Hay dos desafíos, uno es ordenar la ciudad. Y ordenar es hacer que respetemos más al otro, que lo miremos de mejor manera. A veces no nos damos cuenta de los niveles de violencia que vamos incorporando. Se para una mujer con un cochecito de bebé en la esquina y no le frena nadie, la doble fila es una guerra permanente, se obstruyen las rampas para discapacitados. Y no son pavadas, es un indicador de un grado de violencia que tenemos en la ciudad en relación al otro que es creciente. Después tiene hechos más graves. El estado tiene que estar presente en el espacio público, cuidar mejor a la gente y generar una regla de respeto al otro. Y la otra cosa prioritaria son los pibes de 0 a 3 años y los de 13 a 18, porque el desafío de fondo es ese, cómo generamos oportunidades e igualdad en lugares donde la enorme desigualdad va generando una brecha cada vez más grande.

 

—Hay una propuesta de la oposición que plantea boleto de colectivo gratis o al 50 por ciento.

 

—Ese es un problema. Escucho a algunos candidatos que dicen que la Municipalidad está quebrada, o que van a eliminar el Drei a 40 mil cuentas, cuando en todo el municipio hay 35 mil o que van a bajar el boleto 5 pesos, cuando todo presiona para que aumente. Entonces cuando mirás, los boletos más caros de Argentina son Córdoba y Río Gallegos –preguntate quién gobierna en cada lugar. Creo que hay que ser más serios. En este país hay una situación cada vez más injusta en la que los municipios tienen cada vez menos y recursos y más responsabilidades –porque en el debate de intendentes discutimos desde la seguridad hasta el sostenimiento de la salud–, y una política nacional que desde hace mucho tiempo viene concentrando recursos en Capital y Gran Buenos Aires. Eso es lo que hay que resolver en algún momento en el país. Mientras tanto hay que pelear. Tampoco veo en Rosario aportes (de Nación) grandes en vivienda, en obras de infraestructura sacando la Circunvalación, que lleva 14 años. Y el pueblo mira la propaganda del Paseo del Bajo en Buenos Aires o los pasos a nivel del ferrocarril.

 

—¿Está quebrada la municipalidad?

 

—No hay municipio en el país que no tenga una situación económica delicada. Argentina es el único país federal del mundo que no le asigna coparticipación primaria a los muncipios. La municipalidad tiene un desequilibrio porque una devaluación del dólar de 20 a 40 pesos a mitad del año pasado, a mitad de un presupuesto implica que el sostenimiento de la salud incrementó su costo, y no escuchás que acá se haya recortado en Salud, más bien se absorbieron 40 mil carpetas médicas nuevas, medicamentos que el Pami no entrega y los retiran de nuestro sistema público, tuvimos que absorber los recortes en el plan Remediar. Por eso sorprende que digan que está quebrada la municipalidad y digan que van a eliminar el Drei o ampliar los centros de salud. Si sale el fallo de la Corte el municipio de Rosario va a tener fondos a partir del cobro de esa deuda histórica que le va a permitir equilibrar su presupuesto. Hay que defender más Rosario, la ciudad tiene un sistema de salud, uno de promoción social, uno de espacio público, de acceso a la cultura que tiene un plus con respecto a otras ciudades que es parte de lo que hay que defender.

 

—¿Cómo se sostiene y cómo se mejora el sistema del transporte de pasajeros?

 

—Hay una tensión entre subir más gente al sistema y el valor del boleto. Tenemos una propuesta que es implementar el trasbordo gratuito, que a números actuales son 63 millones de pesos al año pero tiene dos o tres impactos positivos. Primero, mejora las frecuencias, porque no necesariamente tenés que esperar un colectivo específico. Después, creo que hay que invertir en la seguridad de las paradas, eso es clave a la hora de subir más gente al colectivo. Tercero hay que ir por el biocombustible, que es un ahorro importante. Creo que debemos volver al transporte eléctrico. Tuvimos hace poco la presentación de un troley desarrollado por la propia empresa; tenemos que recuperar líneas troncales como la I y la M que van a generar recuperación de pasajeros. Y creo que hay que recuperar el tren de cercanía, como ya lo planteamos. Todo eso integrado promovería algo que nos falta, que se suban al colectivo mayor cantidad de personas, incluso sectores que hoy no lo usan pudiendo usarlo.

 

—¿Uber?

 

—No, Uber es una empresa de transporte trucha que además en el mundo está complicada, de hecho se derrumbó su precio en la Bolsa desde que empezó a cotizar. Además lo que no se puede sostener son dos sistemas, uno al que le pido determinadas condiciones y otro al que no le pido nada. Y lo que pasa con Uber es que en los lugares donde el estado le pide algo se retira: en Nueva York, Barcelona y muchas ciudades de Brasil.

 

—¿Cómo va a lidiar el intendente de Rosario con la inseguridad y el problema de la policía?

 

—El intendente de la ciudad no tiene que ser ni jefe de la policía, ni sheriff, tiene que hacerse cargo de lo que sucede pero como intendente. Para eso necesitás información propia. En mi caso estoy convencido de que tenemos que hacer una gran inversión en el monitoreo de lo que sucede. En eso estamos a mitad de camino, tenemos 370 cámaras y necesitamos 750 más, y hay que tener un centro de monitoreo propio, porque una parte tiene que ver con el control y la presencia del estado en la calle que disuade el delito, sin armas, porque no creo en un estado municipal con armas porque las experiencias de las policías municipales en el mundo fueron trágicas. En segundo término quiero sentarme todos los lunes a la mañana con el jefe de policía, el de los fiscales, el de las fuerzas federales y discutir con mi información sobre lo que sucede en el territorio.

 

 

Fuente: entrevista hecha por Diego Fiori y Florencia Lattuada en el programa “Apuntes y resumen” que se emite al mediodía por radio Universidad (103.3).

 

 

Dejanos tu comentario...

Martes 16 de Julio de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto