Política
03-06-2019
Lifschitz mostró una "foto" del pasado
El mandatario respondió a las críticas y advirtió sobre el pasado de Santa Fe cuando era gobernado por el PJ: "Todos recordamos lo que era la provincia y lo que era Rosario en los 24 años de mandato peronista", dijo. Y agregó: "Se privatizó el Banco, Aguas Provinciales, se le descontó el sueldo a los empleados públicos, no se pagaba el 82 por ciento, no había paritarias docentes ni titularizaciones", remarcó.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
El gobernador de santa Fe, Miguel Lifschitz, salió al cruce de las críticas que realiza el justicialismo sobre su actual gestión, como método de campaña. En diálogo con LT8, el mandatario ofreció un catálogo de diferencias entre lo que considera conquistas de la gente y el pasado conducido por el partido que hoy tiene como cabeza en la provincia a Omar Perotti.

Así, expresó que pretende advertir respecto de lo que sucedería en caso de que el candidato del PJ condujera los destinos de los santafesinos: "No es cuestión de generar pánicos sino que lo que hacemos es mostrar realidades. Todos recordamos a la santa Fe y a la Rosario de 24 años de peronismo donde Perotti fue alto funcionario de esos gobiernos: se privatizó el Banco de Santa Fe. Ese es un dato incontrastable. El presidente de la Comisión Privatizadora fue casualmente Omar Perotti. Además, se privatizó Aguas Provinciales, se le descontó el sueldo a los empleados públicos, no se pagaba el 82 por ciento móvil. Estas son pruebas concretas, no estamos imaginando cosas", dijo Lifschitz.

Y agregó cuales fueron sus dificultades conduciendo a la provincia cuando en el gobierno nacional hubo un mandatario peronista: "En la época del kirchnerismo, le sacaron a Santa Fe el 15 por ciento de la cooparticipación, tuvimos ocho años de pelea contra el gobierno nacional anterior para recuperar eso; cuando llegamos nosotros al gobierno no había paritarias para los docentes, no había concursos docentes, no había titularizaciones, no había carrera docente. Estamos mostrando realidades, no inventamos cosas", expresó el mandatario.

También se refirió al slogan "Orden y Paz" que plantea Omar Perotti en su campaña: "Me parece pobre como propuesta de Seguridad solamente conducir a la policía, porque eso es obvio. Es obligación del gobernador. Pero si no hay crítica para ninguna otra área de gobierno quiere decir que hemos andado muy bien", dijo.

Y agregó: "En Seguridad siempre hay lugar para la crítica, pero no cabe ninguna duda, eso los rosarinos y los santafesinos lo reconocen, de que hemos avanzado en estos años, que estamos mejor de lo que estábamos antes, cuando en el resto del país las cosas se han complicado bastante. Hoy tenemos una mejor policía que la que teníamos antes. No será la ideal pero tenemos más presencia en las calles y tenemos una investigación que nos permiten resolver casi todos los hechos delictivos", apuntó.

En tanto, quiso mostrar hechos concretos que mostrasen esa mejoría de la que hablaba: "En las próximas horas voy a estar visitando lo que antes conocíamos como el Irar (Instituto de Rehabilitación del Adolescente), ¿se acuerdan la cantidad de problemas que teníamos allí?-preguntó- bueno hoy no se habla de eso porque hemos mejorado en ese sentido notablemente", sumó Lifschitz.

Ante la réplica de que los números de Rosario siguen siendo superiores a la media nacional en términos de inseguridad, el mandatario respondió: "Los índices nacionales están totalmente tergiversados porque los da la policía de cada provincia. Nosotros sabemos los nuestros porque tenemos información fidedigna brindaba por el Ministerio Público de la Acusación, por el Ministerio de Seguridad y hasta por fuentes periodísticas, pero el resto del país los da la policía. De ahí salen los datos del Gran Buenos Aires, de Tucumán, de Salta, etc", aseguró.

Y agregó: De todas formas, no queremos compararnos con otros. Si nos comparamos con nosotros mismos tenemos mejores números que cuatro años atrás.

Las elecciones nacionales

El mandatario santafesino fue consultado -por su cercanía con Robeto Lavagna- sobre si existía alguna posibilidad de que bajase su candidatura a presidente después de que la polarización pareciera potenciarse en la coyuntura electoral reciente en muchas provincias: "La candidatura está firme, pero no podemos negar que la polarización existe y es muy poderosa. Los intereses que están detrás de los polos de cada lado de la grieta son poderosos. Los medios están alineados de un lado y del otro, pero Argentina necesita salir de esa polarización sino vamos a discutir lo mismo que ya discutimos en 2015 y que nos trajo hasta aquí", sostuvo Lifschitz.

También se refirió a la imposibilidad de generar una oposición homogenea y sólida: "La matemática electoral nos indica que generar una sola alternativa de oposición era lo ideal, pero allí también juegan las presiones de un sector y del otro, juegan los personalismos, creo que todo eso conspira contra la idea, pero bueno la peor gestión es la que no se hace", cerró Lifschitz. 

Dejanos tu comentario...

Martes 16 de Julio de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto