Política
03-06-2019
Al pie de la letra
Pablo Javkin, Roberto Sukerman, Juan Monteverde y Roy López Molina protagonizaron este domingo el debate televisivo  a dos semanas de las elecciones en las disputarán la intendencia de Rosario. Sin cruces explosivos y con apenas un par de chicanas, los candidatos se limitaron a exponer sus propuestas con discursos acordes al espacio político que representan. La novedad fue el consenso para impulsar los trenes de cercanía.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

A dos semanas de las elecciones que definirán al nuevo intendente de Rosario, los cuatro candidatos en carrera -Pablo Javkin (FPCyS), Roberto Sukerman (Juntos), Juan Monteverde (Ciudad Futura) y Roy López Molina (Cambiemos)- protagonizaron este domingo un debate televisivo en el que expusieron sus propuestas sobre cuatro ejes temáticos: Transporte, servicios públicos y vivienda; Seguridad y control; Agenda urgente y Rosario 2030.


A diferencia de debates anteriores, en esta oportunidad no hubo cruces picantes entre los candidatos, los cuales –al margen de alguna chicana- se limitaron a hablarle al votante con discursos acordes a los espacios políticos que representan.


Al momento de abordar el eje Transporte, servicios públicos y vivienda, Juan Monteverde, candidato de Ciudad Futura, sostuvo que Rosario “necesita un plan de desarrollo” y que para ello plantean tres proyectos vinculados a este eje temático: “Producir alimentos, una línea de tren de cercanía, urbanización con inclusión”, enumeró.


“Necesitamos hacer las cosas en el territorio. Queremos construir el primer parque de vivienda pública de alquiler en Rosario y recuperar los trenes de cercanía para conectar nuestra ciudad con su área metropolitana”, apuntó.


El candidato peronista, Roberto Sukerman, disparó con un diagnóstico crítico al afirmar que “el transporte está carísimo, tiene mala frecuencia y va al colapso” y dijo que lo primero que hará en caso de ser intendente es “bajar el precio del boleto para que más personas suban al colectivo”. En este último punto recordó la iniciativa de Omar Perotti para la provincia de implementar un boleto gratuito para estudiantes y trabajadores.


A su turno, el macrista Roy López Molina puso el énfasis en la calidad del transporte. “Rosario tiene una deuda pendiente que es trabajar en un sistema de transporte sustentable y multimodal”, dijo, y también incluyó a los trenes de cercanía. Sin mayores precisiones, López Molina prometió un transporte que sea “accesible, que llegue a todos los barrios, y con seguridad tanto en el viaje como en la espera”.


Por su parte, Javkin anticipó que en caso de ser electo intendente implementará el trasbordo gratuito en los colectivos urbanos y que el sistema de transporte urbano contará con “paradas seguras” dotadas de iluminación LED, botón antipánico y cámaras de seguridad, entre otros dispositivos.


Asimismo, puso de relieve al transporte eléctrico y recordó la reciente presentación del trole realizado por ingenieros rosarinos con intervención del Conicet y producido con insumos de la ciudad. “Con esto vamos a recuperar la línea I y la línea M, y vamos a renovar la línea K. Sin relato y sin corrupción”, afirmó.


Autor de la Ley de Trenes de Santa Fe, Javkin celebró que sus contrincantes se refirieran a los trenes de cercanía. “El tren es más barato, rápido, seguro y ecológico. Reduce el tránsito. Me alegra que podamos coincidir en esto”, dijo, y puso como prioridad en la agenda del transporte la recuperación de los ramales que unen a Rosario con Funes y Roldán y Zavalla y Casilda.


En el segundo eje temático, Seguridad y control, Sukerman volvió a plantear un escenario provincial con Perotti como gobernador, al que proyectó “coordinando acciones conjuntas para hacernos cargo de la seguridad de Rosario”. El candidato peronista habló de una policía “viciada de corrupción” y criticó la escasa presencia de cámaras de seguridad en la ciudad.


Roy López Molina prometió más fuerzas federales para patrullar las calles de Rosario y siguió al pie de la letra las acusaciones que Cambiemos viene haciendo contra la gestión socialista: vinculó al gobierno provincial con el narcotráfico y se atribuyó la denuncia contra Los Monos.


También alertó que Rosario tiene un altísimo nivel de inseguridad comparado con la ciudad de Córdoba y volvió a cargar contra los cuidacoches. “Siete de cada diez rosarinos denuncian haber sido extorsionados por ellos”, lanzó.


Javkin sentenció que la tarea que debe asumir un intendente para mejorar la seguridad pública de los rosarinos es “trabajar en el territorio,  ganar espacio público, hacer que la vida vaya mejorando”. En respuesta a algunas declaraciones de sus adversarios apuntó que “las chicanas no le arreglan la vida a ningún vecino”. "Es muy diferente un discurso en el debate que gobernar”, remató.


Por último, el candidato de Ciudad Futura intentó diferenciarse de la agenda de seguridad que plantearon sus contrincantes y ensayó una lectura crítica: “Prometen soluciones que no funcionaron en ningún lado del mundo. Uno te dice quiero ser intendente para ser el jefe de la policía. Otro te dice quiero ser intendente para ser el ministro de seguridad. Otro te dice orden, orden y más orden. Nada de eso funciona”, dijo.


Tras eso, enumeró tres propuestas de su espacio: “Atacar al narcotráfico donde más le duele: en el dinero. Brindarle oportunidad a los pibes de los barrios. Hacer ciudad: invertir en las zonas degradadas, integrarlas a la ciudad”.


Al turno del eje Agenda urgente, Javkin no dudó en ubicar a la defensa de la salud pública como una prioridad. Inauguramos en los últimos quince días dos policlínicos. Urgente son los medicamentos que todos los días los rosarinos reciben de la salud pública”, afirmó. También incluyó entre las urgencias al empleo y la obra pública que mejoren la calidad de vida de los rosarinos. “Urgente es derogar normas que hace que las habilitaciones en la Municipalidad sean lentas. Quien se anime a emprender en esta época tiene que estar acompañado y es algo que vamos a hacer”, agregó.


Para Monteverde “la desigualdad y la violencia” son dos fenómenos que se deben resolver con urgencia y sostuvo que para combatirlos es necesario “cambiar la política”. “Si no cambiamos la política no cambia nada". “La política tiene que vivir parecido a como vive la gente”, dijo, y lanzó las propuestas de reducir a la mitad el sueldo del intendente y llamar a un referéndum de revocación de mandato. “Si estamos de acuerdo con mis contrincantes, lo votamos en el Concejo”, apuró.


El macrista Roy López Molina insistió con el “costo social del narcotráfico” como una cuestión urgente a resolver  y criticó a la Municipalidad por el “déficit financiero enorme que arrastra desde hace tiempo”. Tal como en su momento prometió sin cumplir el presidente Macri, López Molina dijo que impulsará jardines maternales para chicos de 45 días a 3 años.


Por último, Sukerman sostuvo que “urgente es el trabajo”, y subrayó que Rosario “es la capital del desempleo”. El candidato del peronismo unido puso énfasis en la educación, y planteó la necesidad de crear escuelas técnicas que formen en oficios para garantizar salida  laboral. Como propuesta destinada a mejorar el consumo de los rosarinos, Sukerman prometió suspender el cobro del DREI a 40 mil pequeños industriales y comerciantes.


Dejanos tu comentario...

Martes 16 de Julio de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto