Provincia
17-05-2019
La provincia busca garantizar la nutrición de los sectores vulnerables
Acunar es un proyecto que tiene como fin ofrecer productos a base de leche fluida a embarazadas, bebés, niñas y niños de hogares vulnerables. Serán repartidos en escuelas de todo el territorio santafesino y en centros de salud. Llega en tres líneas: Acunar mamá, para proteger el desarrollo integral del feto y estimular la lactancia; Acunar bebé, de 12 meses a tres años, para cuando la lactancia materna no es suficiente y Acunar niñez, destinada a niñas y niños, a partir de los tres años.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
El gobernador Miguel Lifschitz, acompañado por la ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, presentó este viernes Acunar, un alimento en base a leche fluida patentado por el Estado santafesino, que se distribuirá en forma gratuita en centros de salud y escuelas de toda la provincia.

Desde el Ministerio de la Producción de Santa Fe se impulsó el desarrollo de la fórmula en función de los requerimientos nutricionales que el Ministerio de Salud definió para la población beneficiaria.

Así nació Acunar, desarrollado por Addvance, el LIF (Laboratorio Industrial Farmacéutico SE) y el Ministerio de Salud de Santa Fe.

El producto es leche fluida, cuyo envase asegura inocuidad y llega en tres líneas:

<< Acunar mamá: destinada a embarazadas, para proteger el desarrollo integral del feto y estimular la lactancia

<< Acunar bebé: destinada a bebés de 12 meses a tres años, para cuando la lactancia materna no es suficiente

<< Acunar niñez: destinada a niñas y niños, a partir de los tres años

El producto para embarazadas y bebés se distribuirá de manera gratuita en centros de salud mientras que el destinado a niños y niñas se repartirá en escuelas de toda la provincia.

“Desde el gobierno de Santa Fe tenemos una visión acerca del rol del Estado y la responsabilidad que tiene para garantizar derechos. Por eso, intervenimos con políticas activas en todos los ámbitos sociales, combatiendo las causas pero sobre todo las consecuencias de la pobreza”, afirmó Lifschitz.

“Intervenimos con las políticas de hábitat para mejorar las condiciones de precariedad, con las políticas de infraestructura para mejorar los accesos a los servicios básicos, con las de educación para garantizar que los jóvenes tenga acceso a una mejor calidad educativa y con las políticas de salud pública. Pero eso no alcanza, y por eso hoy damos un paso adelante para abordar justamente el problema desde su origen, ya que si el niño no tiene una adecuada nutrición desde el momento de la gestación, comienza a sufrir las consecuencias de la pobreza. Y esas consecuencias van a estar presentes en la vida de ese niño para siempre”.

“Esta es una política activa para quebrar desde el origen ese círculo perverso que se perpetúa en la desigualdad y la exclusión social. Este proyecto busca garantizar una nutrición adecuada para los niños desde el momento de la gestación”, aseguró.

“Para este proyecto recurrimos a las pequeñas empresas lácteas santafesinas y a cooperativas, que son muy importantes en el interior santafesino. Así desarrollamos un modelo productivo en Santa Fe, generando empleo genuino. Este es un proyecto con múltiples facetas, miradas e impactos; es un proyecto de futuro que tiene el sentido profundo de cambiar el círculo de la pobreza que se genera en el origen de la vida”, concluyó.

Ciciliani remarcó que "en el sistema público de salud se detectan problemas nutricionales, tanto desnutrición por falta de alimentos, como obesidad por alimentación inadecuada. La provincia de Santa Fe cuenta con recursos productivos, industriales, tecnológicos y comerciales destacados en el sector lácteo. Intervenir desde la política pública para que los chicos de hogares vulnerables tengan las mismas oportunidades de desarrollo garantiza el derecho a la alimentación saludable reconocido por Naciones Unidas".

Respecto de cómo nació la idea de intervenir en la producción de alimentos nutritivos para poblaciones vulnerables, explicó: "Se buscó hacer más eficiente la compra pública. Detectamos en la Mesa de Competitividad de la Leche que las compras públicas que se realizan de este alimento no son eficientes. El Estado suele comprar a precio de mercado, productos que no tienen el impacto adecuado en la nutrición de la población objetivo, que está en situación de pobreza y además la logística de reparto no tiene racionalidad económica".



Dejanos tu comentario...

Miércoles 17 de Julio de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto