Política
03-04-2019
Academia de funcionarios
Macri dejó que Perotti, candidato a gobernador del PJ, haga propio un acto en la universidad de Rafaela. A propios y extraños llama la atención la cantidad de militantes, funcionarios y amigos del actual senador en la conducción de la casa de altos estudios, así como la connivencia con el macrismo. Al anterior rector lo echó el ex ministro Esteban Bullrich por querer hacer concursos de ingreso.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Orlando Chircaz | Cruz del Sur

La creación de una universidad pública siempre es una buena noticia. Si bien hay actores políticos como el PRO que discuten que los pobres lleguen a la educación superior en sus localidades –porque son pocos, no se justifica tanta inversión y las prioridades del Estado empiezan en otros asuntos–, no caben dudas de que en la Argentina hay una larguísima tradición educativa pública, laica y gratuita.

Sin embargo, la utilización política y partidaria de las casas de altos estudios siempre es un tema tabú en el país, tanto como la relación entre sindicatos y peronismo. No se trata de aspectos participativos y militantes, sobre los cuales no hay mayores críticas, sino del financiar estructuras enteras con recursos que son de todos o de los afiliados y que están al servicio de particulares.

Algo de esto ocurre hoy en la ciudad de Rafaela y su universidad pública, la tercera en la provincia después de la Universidad Nacional de Rosario y la Universidad Nacional del Litoral. Un viejo anhelo de los sectores económicos y productivos de la Perla del Oeste, siempre requiriendo mano de obra específica para el sector privado, confluyó en una ley votada durante el kirchnerismo a instancia de Omar Perotti.
Luego de la sanción de la norma llegó la etapa constitutiva de lo que se denomina UNRaf y para esa tarea fue convocado Oscar Madoery. Mientras generaba los procedimientos para incorporar personal y docentes por concursos y resolvía los procesos administrativos y académicos a utilizar, el perottismo empezó a reclamar que se incorporen dirigentes de su sector en lugares clave.

Madoery no lo convalidó y por decisión del presidente Mauricio Macri fue apartado del cargo. En su lugar juró un amigo personal de Omar Perotti, el economista Rubén Ascúa, quien fue funcionario del ex intendente de Rafaela durante los 90; en épocas donde eran menemistas. Como vicerrectora, en tanto, quedó la ex diputada perottista y varias veces funcionaria rafaelina, Rosario Cristiani.

El dato que ahora cobró relevancia, y que incluso sorprendió a dirigentes de Cambiemos relacionados a la UCR, es que la semana pasada se realizó el acto de “firma de resolución del llamado a licitación para el inicio de obras del campus” de UNRaf. Llamativo que una actividad tan importante, con tantas fotos y convocatoria a toda la comunidad, no haya contado con nadie de Nación.

Pese a los millones de pesos que pondrá la Casa Rosada para la obra, de la relevancia del hecho y de la publicidad que tuvo el acto, el macrismo –siempre afecto al marketing– no fue ni mandó a ningún dirigente de Políticas Universitarias, ni educativas, ni de infraestructura. “Parece que el Presidente ya eligió a su candidato a gobernador Santa Fe”, dijo un radical amarillo candidato a intendente.

Como en casa

Lo importante para Rafaela, la región y la provincia es la constitución de una universidad pública, y en eso no hay ninguna polémica; tampoco en la comunidad estudiantil. Pero no dejan de sorprender los vínculos entre el gobierno nacional de Cambiemos y el candidato a gobernador del peronismo para que en su pago chico todos los resortes los pueda manejar sin interferencias.

Lejos quedan los reclamos constantes de Omar Perotti sobre llenar de militantes o dirigentes políticos la administración pública en la provincia de Santa Fe. Un pequeño repaso por la Municipalidad de Rafaela y ahora por la UNRaf podría interpretarse como una extensión de una unidad básica. La nómina de perottistas en ambas instituciones y también en la Legislatura provincial es voluminosa.

Por ejemplo, el director actual de la UNRaf, Rubén Ascúa, fue secretario del gabinete de Omar Perotti en su primera intendencia en 1991. Se ha desempeñado como asesor en diversos organismos internacionales, entre ellos el BID, con quien el candidato a gobernador del PJ está vinculado. Y hoy preside el Consejo Universitario de Rafaela (CUR).

La vicedirectora es la profesora Rosario Cristiani, ex diputada provincial por el Partido Justicialista y funcionaria durante las intendencias de Omar Perotti y Luis Castellano (va por la reelección). Estuvo a su cargo de las secretarías de Educación y de Desarrollo Social, y asesoró tanto al actual senador nacional como al senador por el departamento Castellanos, Alcides Calvo.

No quedan ahí los largos brazos del perottismo y su vinculación con Cambiemos a nivel nacional. La licenciada Laura Borgogno es la directora académica y algunas fuentes la indican como asesora económica de los equipos de Omar Perotti. Por su parte, el secretario general de la UNRaf es Mauricio Caussi, quien fue funcionario del rafaelino cuando era el ministro de la Producción.

Caussi estaba a cargo de una secretaría en la Municipalidad de Esperanza pero renunció para pasar a trabajar en UNRaf. A su vez, el secretario administrativo de la casa de altos estudios es Héctor Michelutti, quien fue Secretario de Hacienda en gestiones del gobierno municipal de Rafaela. No menor es el cargo que ocupa en la universidad el ingeniero Franco Blatter.

Se trata del director de Articulación con la Comunidad, quien integró y conformó el espacio de “Jóvenes del Bicentenario”, un espacio de juventudes creado por Omar Perotti. Dentro de la UNRaf los nombres propios ligados con el candidato a gobernador del peronismo suman más de 20, la mayor parte de ellos vinculados con la conducción de la casa de altos estudios.

Concursos no, persecución sí

El periodista santafesino de Rosario 12, Juan Carlos Tizziani, escribió que el vínculo político entre el gobierno de Mauricio Macri y el senador del PJ, Omar Perotti, quedó a la vista cuando el rector normalizador de la Universidad Nacional de Rafaela (UNRaf) Oscar Madoery fue removido de su cargo. El hecho, ocurrido en 2016, le fue endilgado al por entonces ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich.

Sin medias tintas, Madoery –quien en su juventud militó en la JP y estaba ligado al kirchnerismo– dijo en aquel momento que la cesantía lo “sorprendió” porque se produjo en pleno receso de julio, “cuando la Universidad está cerrada, lo que no tiene antecedentes en el sistema universitario” y la interpretó como el colofón de “fortísimas interferencias extra académicas” y un diálogo cortado con Perotti.

“Me he negado a hacer cosas que en mi trayectoria en 30 años en la Universidad no comparto. Por ejemplo, no designar a gente en un lugar donde el currículum no lo justifica o llenar de cargos no docentes para cumplir compromisos políticos. He resistido este tipo de cosas, no hace falta hacerlas. Sé que eso generó tensiones”, reconocía Madoery en la nota descripta por Tizziani.

Además, el académico remarcaba que había realizado su trabajo normalizador en la nueva universidad “con la menor planta de personal posible porque esperaba hacer los concursos”. No lo logró, y reconoció que “algunas carreras no eran del agrado de alguna gente de Rafaela” y entonces se interrumpió el vínculo institucional con Omar Perotti y sus hombres y mujeres de confianza.

Cuando se le solicitó a Oscar Madoery que haga un análisis de lo que ocurrió dijo: “Estas cosas comienzan a ocurrir cuando actores que no está en el sistema universitario interfieren con lógicas que no son de este ámbito para tratar de incidir en la Universidad”. Hoy el rector, su vice, los encargados académicos, administrativos, de articulación y general llamativamente fueron funcionarios de Omar Perotti.


Dejanos tu comentario...

Martes 23 de Abril de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto