País
28-02-2019
Espionaje y extorsión: citan a declarar a Stornelli
El juez Ramos Padilla citó al fiscal Carlos Stornelli a declaración indagatoria por la denuncia de extorsión realizada por el empresario Pedro Etchebest y que involucra al falso abogado Marcelo D’Alessio como intermediario. Según el letrado, se comprobó la participación del fiscal en operaciones de inteligencia y espionaje.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla citó a declaración indagatoria al fiscal federal Carlos Stornelli, acusado de haber participado en “operaciones de inteligencia y espionaje ilegales” en al menos tres casos, junto con el presunto falso abogado Marcelo D’Alessio, quien ya está detenido por esas mismas conductas.

 

Ramos Padilla notificó el jueves por la mañana de la citación como imputado a prestar declaración para Stornelli, quien deberá presentarse en el juzgado de Dolores el 7 de marzo a las 11.

 

Según la resolución, en la que además dispuso de múltiples medidas de prueba adicionales a las ya realizadas, Stornelli participó de las operaciones ilegales cuanto menos en los casos del productor agropecuario Pedro Etchebest, del abogado José Manuel Ubeira y del ciudadano uruguayo y ex directivo de la petrolera venezolana PDVSA Gonzalo Brusa Dovat.

 

“Teniendo en consideración que se han recabado elementos de prueba suficientes acerca de la participación del fiscal Carlos Stornelli en las maniobras vinculadas con las operaciones de inteligencia y espionaje ilegales llevadas a cabo por Marcelo Sebastián D´Alessio, en particular los casos de Pedro Etchebest, José Manuel Ubeira y Gonzalo Brusa Dovat que han sido ampliamente descriptas en los considerandos de la resolución dictada el día 25 de este mes (el procesamiento con prisión preventiva de D’Alessio) convóqueselo a prestar declaración indagatoria fijándose fecha para la realización de dicha audiencia para el día jueves 7 de marzo del año en curso a las 11”, sostiene textualmente el escrito.


Cuando dictó el procesamiento de D’Alessio esta semana el juez describió un asociación ilícita “dedicada a realizar operaciones de inteligencia y acciones psicológicas sobre varias personas que luego eran extorsionadas o coaccionadas, se las hacía entrar en pánico para que finalmente declaran de un determinado modo, se transformaran en arrepentidos o entregaran dinero”.  Lo que señaló es que más allá del hecho puntual de si Stornelli había pedido o no los 300.000 dólares que D’Alessio le exigía al empresario ruralista denunciante, estaba probada la vinculación entre ambos “a través de maniobras puntuales que revisten una gravedad institucional mayúscula que no es posible pasar por alto en las que se constata la participación directa del fiscal, de D´Alessio y de otros actores”.  Sostenía que una “vinculación real” entre ambos, que no es circunstancial, y “su posible vinculación en las acciones extorsivas”. En un comienzo señalaba el caso de Etchebest, pero ahora agrega otros.

 

Las capturas de pantalla entregadas por el empresario de los mensajes que le enviaba D’Alessio para mostrarle su vínculo estrecho con el fiscal (y que se cotejó que son reales) revelaban ya según el juez el cariz de la relación. No sólo por frases como “de lo de Pedro me ocupo yo” (que le decía el falso abogado al fiscal) sino porque se advierte un diálogo fluido incluso previo al 28 de diciembre último, cuando comienza la maniobra contra Etchebest. En los allanamientos fue hallado un cuaderno clave, cuyo original consta en la causa, donde están las anotaciones que se habrían realizado durante el encuentro entre D’Alessio y Stornelli en el balneario CR de Pinamar, de donde se desprende el monto que le pedirían a Etchebest pero también la planificación de otras maniobras, que ahora el juez también tiene en cuenta.

 

Otra de las cuestiones que señalaba Ramos Padilla y que explican la citación a indagatoria se reflejan en esta frase: “Las distintas investigaciones y espionajes que le reclamaba el Fiscal a D´Alessio, a quien consideraba un servicio de inteligencia de los Estados Unidos y a quien le pedía 'merca' (información), le solicitaba 'investigaciones paralelas' o 'extraoficiales' y hasta operaciones de espionaje para perjudicar a abogados que lo incomodaban. Como ya se ha dicho, D´Alessio no era un simple extorsionador u operador judicial que habría girado a un fiscal descuidado, sino alguien que se presentaba como agente de la DEA y se ponía al servicio del fiscal para realizar tareas de investigación y espionaje”.


Fuente: Tiempo Argentino y Página 12.


Dejanos tu comentario...

Lunes 25 de Marzo de 2019
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto