Provincia
13-02-2019
La luz mala
Cambiemos impuso un gran tarifazo para el servicio eléctrico luego de autorizar un incremento fenomenal en el precio mayorista que deben pagar las empresas provinciales. En solo tres años del presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada, el valor en que la EPE compra energía a Cammesa trepó a casi 6.000%.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

Un fenómeno cada vez más extendido en la economía doméstica pasa por familias que toman créditos de financieras, a tasas usurarias, para abonar servicios o acordar planes de pago a mediano plazo. La decisión del Gobierno Nacional pasa por reducir la participación del Estado en subsidios directos a la población y así llegar a las metas de déficit cero que reclama el FMI.

 

El impacto recesivo de esa decisión es evidente y los datos oficiales dan cuenta de que millones de argentinos cayeron bajo la línea de la pobreza desde la asunción de Mauricio Macri en la Casa Rosada. En Santa Fe se definieron algunas políticas públicas para tratar de amortiguar el peso específico de los tarifazos, pero absorber todo ese flujo de dinero es imposible para el presupuesto provincial.

 

Uno de los servicios que más subió es el de energía eléctrica y allí aparecieron muchas de las críticas de la oposición. Los ojos -entonces- se posaron sobre los costos de funcionamiento de la EPE (distribución, obras y mantenimiento) y, principalmente, sobre el salario de sus trabajadores. Cambiemos dice que bajando salarios se mejora el servicio y lo que pagará cada santafesino.

 

Sin embargo, un estudio de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe evidencia los motivos respecto a por qué la luz aumentó tanto en tres años. Según datos de Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA), luego de la quita de subsidios de Nación para agosto de 2019 los clientes residenciales pagarán un 5.980% de luz mayorista que en 2015.

 

Es decir, la EPE retocó tarifas todos estos años de acuerdo al impacto de los aumentos en sus costos (muchas veces absorbió porcentajes) y ahora financia a los casos sociales que antes estaban contemplados en un plan nacional que Mauricio Macri cerró, pero el mayor problema pasa por el precio que pone Cammesa a la energía que le vende a los santafesinos.

 

La factura que paga el usuario comprende tres grandes rubros: energía adquirida en mercado mayorista y transporte (con valores aprobados por Secretaria de Energía nacional); valor agregado de distribución (VAD) comprende los costos de inversión en obras, operación y mantenimiento, laborales y son aprobados por la provincia luego de audiencia pública; e impuestos nacionales, provinciales y municipales.

 

De acuerdo a la información proporcionada oportunamente por la EPE, la adquisición de la energía mediante Cammesa en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) en 2017 representó un 49% en el total del gasto anual de la empresa, mientras que en 2013 ese porcentaje era solo del 30%, significando un incremento del 63% en el último quinquenio.

 

Respuestas oficiales

 

Luego de la intervención de la Defensoría del Pueblo, en la que requirió respuestas oficiales, Cammesa (que integra el sector privado y el público) informó que los valores vigentes en el mes de enero de 2019 son los determinados por Resolución Nº 75/2018 de Nación, que dispuso para grandes usuarios un precio promedio de $ 2.174 el megavatio hora y para la demanda general un precio promedio de $ 1.400 Mwh.

 

El informe agrega que “recientemente, a través de la Resolución Secretaria de Gobierno de Energía Nº 366/2018, se aprobaron nuevos precios para la demanda de energía eléctrica declarada por los Agentes Distribuidores y/o Prestadores del Servicio Público de Distribución del Mercado Eléctrico Mayorista que entraran en vigencia a partir del 1° de febrero de 2019, a partir del 1° de mayo de 2019 y a partir del 1° de agosto de 2019”.

 

De esa resolución Nº 366/2018 surge que desde el 1 de febrero pasado los grandes usuarios ya pagan un precio promedio de $ 2.631 el MWh (aumento del 21%) y para los demás usuarios un precio promedio de $ 1.764 Mwh (aumento del 26%). En tanto, desde el 1/5/19 para los grandes usuarios regirán los valores de febrero y para los demás usuarios un precio promedio de $ 1852 Mwh (aumento del 5%).

 

Allí no terminan los aumentos nacionales, con fuerte impacto en Santa Fe, porque desde el 1 de agosto de este año los grandes usuarios seguirán los mismos valores de febrero y para los demás usuarios un precio promedio de $ 1.945 Mwh (aumento de más del 5%). A partir del 1 de enero de 2019 Cammesa dejó de aplicar los precios correspondientes a Tarifa Social y Plan Estímulo.

 

Es decir, los sectores populares son los más afectados porque dejaron de abonar tarifas diferenciales y tienen que abonar los valores totales. Es ahí donde intervino el gobierno de la provincia de Santa Fe para asumir ese subsidio y tratar de morigerar el impacto de los tarifazos en la energía eléctrica.

 

La visión de la EPE

 

La Empresa Provincial de la Energía también tuvo que informar a la Defensoría del Público cuáles son sus costos para transparentar su funcionamiento. Es así que la firma estatal señaló que la variación de precios en el Mercado Eléctrico Mayorista desde enero de 2016 hasta agosto de 2019 (que es el último aumento aprobado por Resolución 366/2018) trepará a un 5.980% más.

 

O sea, en enero de 2016 se pagaba $38,30 el megavatio hora en el mercado mayorista y en agosto próximo ese ítem habrá trepado a los $ 2.326. Para el resto de los residenciales de mayores consumos el aumento medio será del 2,291% y para los usuarios generales no residenciales (comercios, industrias, Instituciones) el aumento medio en el mismo lapso de tiempo será del 2.561%.

 

Por último, los grandes usuarios en agosto del 2019 terminarán pagando por la energía adquirida en el mercado mayorista un 1.724% más que en enero de 2016. A su vez, a solicitud de la Defensoría la EPE efectuó los cálculos tendientes a reflejar el impacto que tendrá el aumento determinado por la Secretaria de Gobierno de Energía nacional en los usuarios santafesinos.

 

Cabe recordar que la empresa provincial no genera energía sino que sólo la distribuye, por ende, la misma es adquirida a productores mediante Cammesa y debe pagar mensualmente según los valores vigentes. Hay cooperativas eléctricas que se declararon en rebeldía y no están pagando la energía que compran en el mercado mayorista y la crisis va in crescendo.


Por lo pronto, en los precios mayoristas durante 2019 para los usuarios de la EPE implicará una suba del 18,6% para pequeñas demandas y del 23,4% para grandes demandas. Respecto a las pequeñas demandas, la suba para los usuarios residenciales será del 19,3%; para los comerciales 16,8%; para el sector industrial  19,6% y a Instituciones 18,9% (todos bimestrales con impuestos).

 

La EPE tenía presupuestado $18.700 millones (con impuestos) para la compra de energía, pero con la entrada en vigencia de los nuevos precios mayoristas aprobados por Resolución N° 366/2018 va a necesitar un presupuesto adicional de $ 9.700 millones de pesos. Este nuevo aumento implica para la EPE tener que recaudar un 47% más de lo que tenía previsto para ese rubro

 

El gobierno provincial absorbió los costos de la tarifa social representando un gasto de $1.500 millones. Sin embargo, en el resto de los rubros impactó de lleno el incremento de la energía eléctrica en los sectores productivos y en las familias. Las empresas energéticas, muchas de ellas en manos de aliados del macrismo, fueron las grandes ganadoras del presente modelo.

 

Dejanos tu comentario...

Miércoles 22 de Mayo de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto