Política
06-02-2019
La hora de los egos
Estalló la interna en Cambiemos y las esquirlas se esparcieron por todos lados, siendo los medios de comunicación la caja de resonancia del malestar de los dirigentes históricos del PRO. En el PJ, Perotti dice que está arriba en todas las encuestas y prefiere no confrontar con Bielsa porque espera contener esos votos después de las internas abiertas de abril próximo.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Orlando Chircaz

A Federico Angelini le molestó una reunión de José Corral con funcionarios nacionales donde habló de la necesidad de que bajen la lista del dirigente del PRO. Y a los radicales amarillos, como Julián Galdeano y Santiago Mascheroni, los sorprendió que el intendente capitalino haya conversado (y hecho compromisos) en nombre de toda la UCR en la Casa Rosada.

Esos dos hechos posicionaron a Corral como un enemigo dentro de Cambiemos y así se lo hicieron sentir las distintas expresiones que conforman la coalición macrista. En la presentación de su precandidatura a gobernador en Rosario, el radical santafesino apenas si contó con la presencia del ex edil Jorge Boasso, quien en 2017 lo había denunciado por proscribirlo de la interna amarilla.

El tiempo y la coyuntura limaron las asperezas y 20 meses después de aquella tensa situación llegaron a un acuerdo electoral. Por su parte, Angelini también presentó su precandidatura, pero en la ciudad capital, y para su foto –que es importante desde lo político y lo simbólico– posaron todos los sectores internos que forman parte de Cambiemos Santa Fe.

Hubo dirigentes del PRO, del peronismo federal, del radicalismo y del Partido FE (fundado por el difunto Momo Venegas, del sindicato de peones rurales, y cuya muerte sembró una intensa pelea por la fortuna que habría dejado), entre muchos otros. “Hace más de 10 años que integro Cambiemos junto con el presidente Mauricio Macri”, dijo Angelini para diferenciarse de su contrincante, quien entre 2015 y 2016 pegó el portazo en el Frente Progresista para irse al macrismo.

Pecado original


Ordenar un frente electoral desde una candidatura no consensuada fue el peor pecado de Corral. En su entorno hay preocupación pero aguardan una orden presidencial que los bendiga sin necesidad de pasar por una interna. Incluso en la ciudad capital hay problemas, ya que el candidato a intendente, Niki Cantard –un completo desconocido cuando se sumó en 2017 a la marca Cambiemos en la boleta a diputados provinciales–, aparece cuarto o quinto en las encuestas y muy lejos del socialista Emilio Jatón.

Tampoco le alcanzó su apoyo a Rodrigo López Molina para conseguir mayor nivel de conocimiento en Rosario, además de no tener ningún tipo de gesto recíproco por parte del actual concejal. Un grupo de dirigentes del PRO tomaron nota de esto y ya pusieron sus nombres a disposición de José Corral con el firme propósito de conseguir los lugares que Angelini y el resto de Cambiemos no negoció.

Al diputado nacional del PRO, Lucas Incicco, se lo menciona como candidato a vicegobernador del radical. Angelini le bajó el precio y dijo que su camarada de partido representa una porción muy escasa del macrismo santafesino. Lilita Carrió tampoco apoya a Corral y en varias ocasiones dijo públicamente que no hay que votarlo porque su candidato es Mario Barletta.

Barletta, ex rector de la UNL y actual embajador en Uruguay espera ser la síntesis entre los dos precandidatos ya lanzados y si se bajan quiere competir una vez más por la gobernación (a Angelini le gustó la idea). Su ex amigo y ahijado político, José Corral, está muy lejos de dar un paso al costado y prefiere no tener noticias de los movimientos que hace Barletta.

El gran ausente de toda esta movida política es Rodrigo “Roy” López Molina, quien aseguró en Casa Rosada que será candidato a intendente de Rosario. La estrategia mediática que instalaron fue decir que está pensando en no participar, pero una familiar directo dijo en confianza que lo hace para no exponerse a los vaivenes de la interna entre Angelini y Corral.

La interna de las internas

Un reconocido periodista santafesino, con más de cuatro décadas de oficio, se mostró molesto porque le pidieron no publicar una noticia donde Alejandra Rodenas quedó mencionada en un caso donde se buscaba a un presunto narcotraficante. El hecho volvió a tomar relevancia porque dicho delincuente fue detenido en Córdoba y antes de ser apresado intentó descartar su celular en un arroyo.

Desde el entorno de Omar Perotti solicitaron seguir el tema de cerca para ver qué impacto tiene el caso en esta etapa de la campaña, mucho más sabiendo que Rodenas es número puesto como compañera de fórmula. Los senadores peronistas, ni lerdos ni perezosos, recordaron que la palabra empeñada por el rafaelino es que ese lugar en la vicegobernación es para la ex jueza.

Romper ese acuerdo podría generar una gran sangría en los apoyos territoriales de Perotti, pero el escándalo de Rodenas –quien habría usado una vivienda que sería propiedad de un presunto narco– tiene consecuencias que están por verse. Mientras tanto, la dupla camina la provincia y este fin de semana se mostraron en una reunión con jóvenes justicialistas en General Lagos.

Además, empezaron a tener encuestas de imagen y de intención de votos y de allí surgieron otros elementos. Por ejemplo, reconocen que Antonio Bonfatti cuenta con una importante distancia a su favor pero advierten que la sumatoria de candidatos a gobernador dentro del justicialismo hace prever que serán el frente electoral más votado en los comicios internos del 28 de abril.

El punto más conflictivo para Perotti es Rosario. Con Rodenas de compañera de fórmula y con María Eugenia Bielsa empujando desde su propia lista creen que mejorará integralmente la propuesta del PJ y en todas las categorías. Por estas horas están tratando de que Alejandro Grandinetti se sume a esa gran PASO y así contener a otros votantes que no tienen candidato a gobernador propio.

Palabras atribuidas


A su vez, dirigentes alineados a María Eugenia Bielsa se mostraron molestos porque Perotti dejó correr la versión de que llegó a un acuerdo con Cristina Fernández de Kirchner para que sea su candidato en Santa Fe. “Además de ser una brutal mentira, ponen en los medios palabras que le atribuyen a Cristina; habría que ver cómo se comportó Perotti en el Senado”, dijo un dirigente de de la ex vicegobernadora de Jorge Obeid.

Este joven militante, muy cercano al kirchnerismo, habló en off con Cruz del Sur y reseñó que fue el mismo senador nacional el que trató de dar quórum para el allanamiento al domicilio de la ex Presidenta en “la persecución judicial que organizó Macri contra el campo nacional y popular”. Luego recordó que Perotti votó a favor de fondos Buitre y media docena de leyes que pidió Cambiemos.

Un interrogante es saber qué va a pasar con los dirigentes aliados a Agustín Rossi. Los nombres de Leandro Busatto y Marcos Cleri siguen en pie, aunque en las encuestas los niveles de conocimiento de ambos son muy bajos en toda la provincia. Ideológicamente enfrentados a Perotti, aunque con diálogo, y políticamente enfrentados con Bielsa, con un enorme enojo mutuo.

Desde la época en que MEB era diputada provincial y renunció con la justificación de que el rossismo había hecho un acuerdo en la Legislatura con el socialismo hay un profundo malestar. Rossi, Busatto y muchos más saben que pueden quedar atrapados en esa interna y con pocas chances de colarse en la discusión importante de la política provincial. El pragmatismo cobra fuerza, entonces.


Dejanos tu comentario...

Miércoles 24 de Abril de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto