Economía
30-01-2019
Crece la producción de pobres

Se conocieron las cifras del incremento de la pobreza y la indigencia en Buenos Aires, una de las ciudades más ricas del mundo, donde no sólo hay 120 mil nuevos pobres, también descendieron los sectores medios. Un informe internacional de la agencia Ansa fue demoledor.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Según datos son oficiales, en la Ciudad de Buenos Aires –la de mayor ingreso per cápita en Argentina y entre las diez primeras del mundo– hay 120.000 pobres más que hace un año. Además, se registró un fuerte descenso de los sectores medios. Es lo que informa el último relevamiento de la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, sobre el tercer trimestre de 2018.

 

En relación al inicio de la serie en 2015, el aumento del número de pobres en tres años suma 225.000 personas, según consignó el periodista Ismael Bermúdez en el diario Clarín. La estadística oficial de pobreza muestra un fuerte deterioro en 2016, una leve mejora en 2017, y un nuevo salto en el curso de este año.

 

Según narró ayer Horacio Avila, referente de Proyecto 7 –una ONG que está en contacto con personas en situación de calle– a un periodista de RadioConVos.com.ar, la crisis actual es superior a la de 2001, cuando él mismo quedó en la calle, y de acuerdo a su análisis, “la producción de pobres” en la ciudad más rica del país “es deliberada”.

 

De acuerdo a la Dirección porteña, hay 639.000 habitantes capitalinos que son pobres. Es decir, el 20,9% de las 3.064.000 personas que viven en la Ciudad. Desde 2015, un aumento del 54,3%.

Esto implica que uno de cada cinco porteños pertenece a una familia que tiene ingresos inferiores al costo de la canasta básica total, que viven por debajo de la línea de pobreza. De ese total 198.000 son indigentes, 58.000 más que un año atrás. Son quienes no llegan a cubrir el costo de una canasta básica de alimentos.

 

A diciembre pasado, el valor de la esa canasta familiar (sin alquiler) de pobreza para un matrimonio con 2 hijos menores era de $24.865,43.

 

El Informe oficial porteño agrega que hay además 312.000 personas que son sectores “no pobres vulnerables” y otras 227.000 que pertenecen a la “clase media frágil”. Esta categoría implica que “ante una eventual disminución del poder adquisitivo de los ingresos familiares, por ejemplo, por la suba de precios por encima de sus ingresos, o ante la pérdida del empleo o de ingreso de alguno de sus miembros, tienen una probabilidad alta de caer en los estratos más bajos”.

 

Los datos de este último informe dan cuenta de un achicamiento de la clase media, calculada en 1.494.000 personas actualmente, mientras que un año atrás sumaban 1.689.000.

 

Un ejército harapiento

 

“Un ejército de 200.000 indigentes”, así tituló la agencia italiana Ansa el artículo en el que describe las consecuencias de los tres años de la política económica para la que el presidente Mauricio Macri no encuentra alternativas. “La ciudad, orgullosa de sus raíces europeas, presenta una zona norte rica y poblada de barrios de clases alta y media y un índice de seguridad de los mejores de la región. En cambio en la zona sur se sitúan algunos barrios tradicionales de clase media baja y postergada por la crisis, mezclados con villas miserias con un fuerte porcentaje de población inmigrante”, detalla el texto del periodista de Ansa.

 

El informe con el que Ansa describe la situación en Buenos Aires continúa: “Se estima que hay en total 639.000 pobres en la capital, en su enorme mayoría en la postergada zona sur, donde se concentran algunas villas miserias”. Y continúa: “Allí la seguridad empeora, se dispara el narcotráfico y los índices sociales caen de manera abrupta. La situación es aún peor en algunas zonas del conurbano bonaerense donde la pobreza atrapa a uno de cada tres personas, en medio de una grave crisis económica y social que afecta a la Argentina”.

 

En el país

 

La Canasta Básica Total que mide el umbral de la pobreza llegó a $ 25.943 para una familia tipo compuesta por dos adultos y dos niños y acumuló una suba interanual del 52,9% en el país, según dio a conocer la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De este modo, los precios de los bienes y servicios que necesita una familia para no ser considerada pobre subieron por encima de los valores generales de la economía que, de acuerdo al mismo organismo, en el período se incrementaron un 47,6%.

 

Martín González Rozada, director de la Maestría en Econometría y de la de Economía Aplicada de la Universidad Torcuato Di Tella, publicó en el diario Tiempo Argentino un adelanto que indica que el porcentaje de pobreza alcanzó en el mes de diciembre al 32% de los argentinos.

 

En ese caso, 12.893.773 personas se encontrarían en esa situación cuando, según el Indec, en el segundo semestre de 2017 el flagelo alcanzaba al 25,7% de la población equivalente a 10,35 millones de personas que vivían en el 17,9% de los hogares del país. Así las cosas, según las estimaciones de González Rozada, son 2,54 millones los nuevos pobres que la política económica del gobierno ha generado durante el año 2018 y cuyos hogares no llegan a reunir los $ 25.943 que se necesitan para superar ese umbral.

El porcentaje es casi idéntico al 32,2% relativo al primer semestre de 2016 que fuera anunciado por el Indec el 28 de septiembre de ese año y sobre la base del cual el propio presidente Mauricio Macri, en conferencia de prensa, desafió a la población: “Quiero decirles que este punto de partida que tenemos hoy es sobre el cual quiero y acepto ser evaluado como presidente”.

En rigor, por el crecimiento vegetativo de la población, en términos absolutos, la situación es prácticamente la misma que entonces.

 

Aquel informe recogió lo acontecido durante el primer semestre de aquel año signado por la devaluación de diciembre de 2015 y las decenas de miles de despidos en el sector público y el privado, pero no pudo ser contrastado con datos previos toda vez que la gestión del Indec del gobierno anterior, en el contexto de las denuncias por manipulación de datos de IPC y EPH, había decidido dejar de publicar esos datos desde el año 2013.

 

Para el oficialismo fue una oportunidad para ponerse a sí mismo una vara bien alta.

Con todo, según los datos de pobreza que elabora el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, durante el período que va desde enero a junio de 2016, 1,4 millones de personas habían caído en esa situación.

 

Por otro lado, e incluso con resultados más gravosos, el economista de la CTA Autónoma y director del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyP), Caludio Lozano, señaló a periodistas de Tiempo Argentino: “Tenemos una estimación parecida. Nos da un 33% a diciembre de este año. Esto implicaría que, en el curso de este año, la pobreza aumentó casi 8 puntos porcentuales”.

 

Por eso, según el exdiputado, “tenemos 3 millones de pobres más en el marco del derrumbe de la actividad económica y del salario que cayó un 12% además de una suba del desempleo, respecto del año 2015, de prácticamente un 50%”. Otro elemento que destacó el economista a la hora de explicar el fenómeno es “el aumento de la informalidad laboral”.

Dejanos tu comentario...

Domingo 17 de Febrero de 2019
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto