Mundo
24-01-2019
Maduro, Guaidó y el poder: ¿Qué hace EEUU ahí?
Venezuela vive una situación de incertidumbre política desde que el pasado 10 de enero, día de la asunción de Maduro, tras las elecciones que se realizaron en mayo y que no fueron reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional. Las cifras oficiales marcan 13 fallecidos en las protestas.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Después de que el diputado nacional del partido Voluntad Popular se autodeclarara presidente, se produjo una declaración conjunta del denominado Grupo de Lima, que integran los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú quienes reconocen al dirigente opositor como mandatario.

En la declaración expresan su pleno respaldo al Presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó quien ha asumido como "Presidente encargado de la República Bolivariana de Venezuela, en atención a las normas constitucionales y ante la ilegitimidad del régimen de Nicolás Maduro".

Postulan su apoyo al inicio del proceso de transición democrática en Venezuela en el marco de su Constitución y promueven que haya nuevas elecciones, en el más breve plazo, con la participación de todos los actores políticos y con las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso democrático.

Y, finalmente, condenan los actos de violencia ocurridos en Venezuela e instan a que se garantice el Estado de Derecho, los derechos fundamentales de las personas y la paz social.

Los que respaldan a Maduro


El ministro del Poder Popular para la Defensa, G/J Vladimir Padrino López, expresó a través de Twitter, que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no acepta a un presidente impuesto al margen de la ley, esto en referencia a la autoproclamación del diputado a la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, como presidente encargado del país.

“El desespero y la intolerancia atentan contra la paz de la Nación. Los soldados de la Patria no aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la Ley. La FANB defiende nuestra Constitución y es garante de la soberanía nacional”, escribió el titular de Defensa en su cuenta.

En el mismo sentido, los gobiernos de Bolivia, Cuba, México, Uruguay, Turquía y Rusia, expresaron su apoyo al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, en medio de un intento de derrocamiento liderado por Estados Unidos en su contra, manifestado en la autoproclamación del diputado opositor Juan Guaidó como supuesto “presidente encargado”, apoyado por el gobierno de Donald Trump.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, como cabeza de grupo, expresó su solidaridad a Maduro y al pueblo de Venezuela, luego de la maniobra del diputado en desacato. “Nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y el hermano Nicolás Maduro, en estas horas decisivas en que las garras del imperialismo buscan nuevamente herir de muerte la democracia y autodeterminación de los pueblos de Sudamérica. Nunca más vamos a ser patio trasero de Estados Unidos”, escribió Morales en Twitter.

Los mediadores


La Unión Europea invitó de manera urgente a escuchar el “llamado masivo a la democracia” del pueblo de Venezuela y pidió elecciones “libres”, pero evitó seguir a Estados Unidos y reconocer explícitamente al opositor Juan Guaidó como presidente interino.

“El 23 de enero, el pueblo venezolano ha hecho un llamamiento masivo a la democracia y a la posibilidad de decidir libremente su propio destino. Estas voces no pueden ser ignoradas”, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en una declaración en nombre del bloque.

La UE “pide encarecidamente que se inicie inmediatamente un proceso político que conduzca a unas elecciones libres y creíbles, de conformidad con el orden constitucional”, agregó, después que Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se autoproclamara presidente interino del país.

A diferencia de Estados Unidos y la mayoría de países latinoamericanos del Grupo de Lima, los europeos evitan reconocer explícitamente al líder opositor como jefe de Estado interino, pero tampoco apoyan ni nombran en la declaración al presidente Nicolás Maduro o a su gobierno.

El bloque expresa así su apoyo a la Asamblea Nacional opositora como “la institución elegida democráticamente” y cuyos poderes “deben ser restaurados y respetados”, así como “los derechos civiles, la libertad y la seguridad de todos [sus] miembros”, “incluido su presidente, Juan Guaidó”.

Los 28 países del bloque parecen haber escuchado el llamado del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que momentos antes urgió a “toda Europa” a unirse “en apoyo a las fuerzas democráticas de Venezuela” y subrayó el “mandato democrático” de la Asamblea Nacional y de Guaidó.

“Contrariamente a Maduro, Guaidó sí tiene legitimidad democrática”, tuiteó por su parte el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, un firme defensor de la oposición venezolana a la que, bajo su mandato, se le concedió en 2017 el premio Sájarov a la libertad de conciencia.

Trump, del otro lado de los intereses

En el medio, Estados Unidos, principal consumidor de petroleo del mundo, advirtió, a través de su presidente, que “todas las opciones están sobre la mesa” para responder en caso de que el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, no acepte entregar el poder al jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó.

Al ser cuestionado por periodistas, durante un acto en la Casa Blanca, sobre si se plantea una opción militar en Venezuela, Trump respondió: “No estamos considerando nada (en particular), pero todas las opciones están sobre la mesa”, dijo.

Trump reconoció a Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela, minutos después de que este se autoproclamara como líder del Ejecutivo, y países como Brasil, Colombia, Ecuador y Perú han dado también su visto bueno a la toma de posesión del jefe del Parlamento venezolano.

El mandatario de EE UU avisó por primera vez en agosto de 2017 de que no descartaba una posible acción militar contra Venezuela, y desde entonces su Administración ha mantenido esa opción sobre la mesa, aunque fuentes gubernamentales aseguran que nunca se ha barajado en serio la opción de una invasión terrestre.

La breve declaración de Trump llegó poco antes de que Maduro anunciara la ruptura de las relaciones diplomáticas y políticas con el Gobierno de Estados Unidos, y diera 72 horas a su personal diplomático para que abandone la embajada.

El Gobierno estadounidense no ha reaccionado hasta ahora a ese paso de Maduro, pero Trump alertó este miércoles en un comunicado de que podría tomar nuevas medidas económicas y diplomáticas contra Venezuela.

Un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato, dijo hoy a los periodistas que Washington “apenas ha rozado la superficie” de sus opciones en cuanto a sanciones económicas contra Caracas, y alertó de posibles represalias.

“Si Maduro y sus compinches eligen responder con violencia, dañar a cualquiera de la (AN) Asamblea Nacional o a otros responsables elegidos debidamente tenemos para adoptar todas las opciones encima de la mesa”, afirmó el funcionario, que pidió el anonimato.

Venezuela vive una situación de incertidumbre política desde que el pasado 10 de enero Maduro volviera a tomar posesión de su cargo después de unas elecciones celebradas el pasado mayo y no reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional. Hay 13 muertes oficiales en el medio de las protestas.



Dejanos tu comentario...

Jueves 18 de Julio de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto