Sociedad
16-01-2019
Diez años a sangre y fuego
Alexis Caminos, hijo del asesinado ex jefe de la barra de Newell’s, “Pimpi” Caminos, fue acusado formalmente como jefe de una asociación ilícita a una década de su irrupción en las crónicas policiales, cuando sólo tenía 13 años.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Alberto Carpintero

Una década atrás el nombre de Alexis Caminos comenzó a mentarse en los dominios de su padre, Roberto, alias Pimpi, quien acababa de ser desplazado como jefe de la barra de Newell’s pero seguía como el hombre fuerte del barrio Municipal, conocido como Pimpilandia o Fuerte Caminos. “El hijo de Pimpi mató a un pibe del barrio”, afirmaban vecinos y repetían policías. Por entonces, el que sonaba era Jonatan, conocido como Chamí, quien tenía 17 años y era mencionado como el heredero de Pimpi. El 19 de enero de 2009 este último había asesinado a Sebastián Galimany, por eso cuando el 15 de octubre siguiente fue ultimado a tiros Gabriel Sánchez todos pensaron en él, ya que estaba prófugo. Pero pronto saltó el nombre de su hermanito menor, de 13 años y por lo tanto no punible. Desde esa época “el Alexis” sumó imputaciones por todo tipo de tropelías, incluidos otros homicidios, como el de su familiar Claudio Ruiz, ya en 2012, cuando tenía edad para ser formalmente acusado. A fines de diciembre último la Justicia provincial institucionalizó el secreto a voces que corrió por las calles del sur desde que Pimpi fue asesinado en marzo de 2010: Alexis era el capo de la banda, lo que ahora se judicializó como asociación ilícita destinada no sólo al narcomenudeo, de jurisdicción federal, sino también a otros delitos como usurpaciones y tenencia de armas para garantizar negocios ilícitos.

Alexis estuvo algunos meses preso por aquel crimen de Ruiz (por el cual su tío Juan Ramón “Rengo” Caminos fue condenado y luego absuelto), hasta que en marzo de 2016 lo declararon responsable en el fuero de Menores y, por lo tanto, a la espera de que la Justicia defina si le aplica o no pena. Esta decisión judicial se conoció semanas después de que Mariela Miranda, madre de algunos de los hermanos Funes, fuera asesinada en barrio Tablada, en el inicio de una disputa entre bandos que se remonta a 2007, cuando Pimpi Caminos fue baleado en un cantobar céntrico por su hasta entonces aliado, Lelio “Chapita” Ungaro; su hermano René Ungaro terminaría asesinando a Pimpi. El tercer socio de esta alianza, Jorge “Gordo” Funes, sería corrido por Alexis de barrio Municipal en 2013, y sus hijos se aliaron con el clan Ungaro para disputar el territorio del hijo de Pimpi y sus tíos, Rosa y Alberto, conocido como Tato.

Pronto Alexis rompió con sus tíos, que lo acusaron de amenazas y tiros varios, hasta que también en marzo de 2016 Rosa Caminos marchó detenida por liderar una banda de narcomenudeo. Ese mes fue una bisagra, porque disparó una pelea de clanes que dejó al menos cinco decenas de asesinatos: por un lado los Ungaro-Funes, liderados desde la cárcel por René Ungaro, y por otro Alexis con su socio Rubén “Tubi” Segovia, tanto en el narcomenudeo como en la barra de Newell’s, y en asociación con la banda de Los Monos.
Alexis marchó preso en octubre de 2016 bajo acusación de haber participado del crimen de la mencionada Miranda, junto con su primo, Juan Manuel “Juanchi” Almada. En mayo de 2017 el operativo Los Miserables comenzó a desarticular a la entente Ungaro-Funes, pero a la vez marcharon presos Segovia, por tres homicidios, y otro primo de Alexis, Andrés “Andy” Caminos, en este caso por el crimen de Carlos Juárez, sucedido en la Navidad de 2016.

Recuperación estatal


La primera etapa del operativo de intervención estatal para recuperar el barrio Municipal fue el 25 de octubre último, con el desembarco de 800 efectivos. En la investigación surgió que había competencia provincial debido a los homicidios y las usurpaciones, aunque también de las escuchas y otras diligencias investigativas se conoció el rol preponderante del narcomenudeo en la economía delictiva. Por eso sobre fines de diciembre último el juez provincial José Luis Suárez consideró que no era competencia ordinaria la asociación ilícita impulsada por el Ministerio Público de la Acusación, situación que se modificó luego de que la Justicia federal rechazara intervenir.

Es que el jueves 20 de diciembre hubo otro desembarco estatal con 37 allanamientos, a pedido de los fiscales Viviana O’Connell y José Luis Caterina, con la incautación de unos tres mil tubos eppendorf con cocaína, por lo cual tres de las mujeres detenidas quedaron a disposición de la Justicia federal. Hubo 54 demorados, de los cuales 17 quedaron presos.

A la audiencia del sábado 22 llegaron bajo acusación de integrar la asociación ilícita asentada en barrio Municipal 23 personas, lo que formalmente se concretó algunos días más tarde, con Alexis como jefe y el resto con roles bien determinados.

La investigación comenzó en febrero último y determinó que Caminos lideraba la banda desde su celda de la cárcel de Coronda, en el mismo pabellón donde en abril de 2018 fue asesinado su otrora socio, Segovia. Según los fiscales, tenían por fin “cometer delitos indeterminados contra la propiedad, la libertad y la integridad física de las personas”.

Además de los primos Alexis y Andrés Caminos (mano derecha del primero), figuran otras personas con el mismo apellido: Fidel, Antonella, Karen y Matías Caminos. Otro primo es el ya mencionado Almada. Igualmente fueron imputados como partícipes Kevin Duarte (igual que Almada acusado por el crimen de Segovia) y Cristian Urraco, preso por un caso de amenazas y usurpación e investigado por el crimen de Miranda.

El resto fue identificado como Emiliano Sosa (también primo de Alexis), su pareja Karen Bruno, Matías Rodríguez, Alan Sosa, Maximiliano Verón, Micaela Faure, Clara Jaime, Esteban Giménez, Mariela Urraco (hermana de Cristian(, Lucas Benítez, Nélida y Dalma Aguirre, Tamara Maradona y Ramón Alegre. Diez de ellos consiguieron prisión domiciliaria, mientras que el resto continuará con preventiva efectiva.

Dejanos tu comentario...

Domingo 17 de Febrero de 2019
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto