Economía
08-01-2019
Panaderías: otro rubro asfixiado por el modelo macrista

Desde la Asociación de Industriales Panaderos de Rosario advirtieron que el año pasado cerraron 60 panaderías  en la ciudad y que el negocio se hace inviable por los tarifazos, la caída del consumo y el aumento en la harina, la principal materia prima. “Las perspectivas que tenemos para este año son peores”, sostuvo su titular, Gerardo Di Cosco.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Las panaderías de Rosario atraviesan una situación por demás de delicada producto de las políticas económicas de corte neoliberal que desde hace tres años viene aplicando el gobierno de Mauricio Macri. Desde la Asociación de Industriales Panaderos sostienen que el año pasado 60 negocios del rubro se vieron obligados a cerrar y se mostraron pesimistas sobre este 2019.

 

“La panadería termina hoy siendo un negocio inviable. Muchas están cerrando y otras han decidido bajar sus persianas y trabajar en forma clandestina, no tributando los impuestos que corresponden, sin tener al personal registrado, enganchados a la luz para seguir subsistiendo. Esa es la realidad aquí y en todo el país”, reflexionó en los micrófonos de LT8 el titular de la asociación, Gerardo Di Cosco.

 

Al momento de brindar un panorama nacional sobre el impacto del actual modelo en el rubro, Di Cosco precisó que además de los 60 locales que cerraron en Rosario, también lo hicieron 15 en Mendoza, 20 en Córdoba, y al menos 200 en la provincia de Buenos Aires.

 

“Estamos arrastrando los aumentos de tarifas y con el aumento de la harina, la panadería termina siendo un negocio inviable", remarcó, y agregó un dato alarmante: en el último año, en Rosario "cerraron 60 panaderías. En provincia de Buenos Aires cerraron 200 en toda la provincia, en Mendoza, 15; en Córdoba 20. Van cayendo de a una. Esa es la realidad".

 

 “2018 fue un año muy complicado y las perspectivas que tenemos para este año son peores. Esta temporada de enero, febrero y marzo siempre es la de menos consumo de pan”, vaticinó Di Cosco.

 

No obstante, despegó esta situación del factor estacionario: “Siempre en noviembre y diciembre e incluso enero el precio de la harina tiende a bajar porque está la cosecha del trigo, pero este año aumentó en diciembre, lo que nunca pasó en la industria panadera. Es algo increíble lo que está ocurriendo".


Dejanos tu comentario...

Sábado 23 de Marzo de 2019
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto