Sociedad
19-12-2018
Arquitecto, narco, mujer y amante
Tras la indagatoria del ex mánager de box, surgieron detalles de cómo traficaba en las ciudades de Paraná, Santa Fe y Villa Constitución el clan Paz, con una base operativa en Rosario y con roles asignados incluso para las parejas del padre del Fantasma.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Alberto Carpintero

Tras la indagatoria al ex mánager de box Luis Paz y a otras cinco personas surgieron en la capital provincial detalles de cómo operaba la banda que, según la acusación, traficaba droga con connivencia policial en Entre Ríos y Santa Fe y lavaba los activos producidos. “Patrimonio voluminoso”, díficil de justiciar por la actividad empresarial legal, describió el fiscal del caso. “En el expediente no hay nada”, dijo a su turno uno de los abogados del principal acusado. A su turno, un archienemigo del clan Paz, el líder de Los Monos Ramón Machuca, alias Monchi Cantero, pidió que lo llamen a declarar en esta causa ya que dijo tener pruebas para aportar de esta operatoria de narcolavado.

El juez federal Francisco Miño indagó la semana pasada a los seis detenidos tras los 27 allanamientos realizados en Santa Fe, Rosario, Villa Constitución y Entre Ríos. Paz quedó formalmente acusado de organizar y financiar el tráfico de drogas y, a la vez, de lavado de dinero. Paz es conocido en la crónica policial luego de que el asesinato de su hijo Martín “Fantasma” Paz, en septiembre de 2012, diera comienzo a la investigación de la llamada megacausa Monos por asociación ilícita que, si bien nunca develó quién mató al Fantasma, terminó en altas condenas para los jefes de la banda de la Granada y algunos policías. Los vínculos de Paz con el juez instructor, Juan Carlos Vienna, le terminaron de dar trascendencia a su nombre.

Tras la indagatoria, el fiscal Walter Rodríguez describió que Paz posee “un patrimonio voluminoso” compuesto por inmuebles, vehículos, dinero y empresas. El acusado, que se definió como un empresario polirrubro, es dueño de una firma de transporte y un negocio de venta de electrodomésticos, entre otras actividades comerciales. Vivía desde hace unos años en una casa en el country Los Molinos, entre la ciudad de Santa Fe y la localidad de Rincón, desde donde comandaba las operaciones ilícitas, según la acusación.

Roles

Los operativos, que estuvieron a cargo del personal de la Delegación Antidrogas Rosario de la Policía Federal, permitieron dar con Paz en un departamento de su propiedad, ubicado en San Martín al 500 de Rosario, donde los pesquisas indicaron que solía quedarse a dormir cuando viajaba para atender sus negocios.

El otro departamento de su propiedad allanado está en 27 de Febrero al 1200 –a pocos metros de la esquina con Entre Ríos, justo donde fue asesinado el Fantasma–. Allí cayó Hugo “Gali” Díaz, a quien le secuestraron unos 800 gramos de cocaína. Fuentes de la investigación señalaron que “Gali vendía drogas de forma escandalosa en Rosario” y era socio de Paz.

En Villa Constitución fue apresada la esposa de Gali, Alejandra U., además de una pareja: Claudia L. y Carlos S., a quienes sindican como integrantes de la estructura de Gali.

En tanto el sexto fue identificado como el arquitecto Andrés Cantelli, capturado en Santa Fe, en una vivienda de Antonia Godoy al 4500 en barrio 7 Jefes, cerca de la Costanera de la capital provincial. En ese lugar, el ultimo miércoles personal de la PDI halló un vehículo abandonado con 150 kilos de marihuana e investigan si tiene relación con la causa Paz.

El fiscal Rodríguez indicó que este caso “se encontraba dentro del objeto procesal de la causa Edgardo Baigoría”. Este último hombre es sargento y hermano de un ex jefe de Drogas Peligrosas de Santa Fe, quien cayó en abril último junto su socio Emanuel González, hijastro de Paz, también rosarino.

Sociedades

De acuerdo con la información del Registro de Comercio santafesino, Baigoría y González comparten la sociedad Distinción SRL, que presta servicios de grúas y remolques. A su vez, su hijastro también aparece en la sociedad Paz SRL, en la que integra el directorio con las hijas de Luis, Belinda y Mercedes, junto a la ex pareja, Ana María Ferrari.

Del expediente, publicó el sitio zonacriticaonline.com, se desprende que Paz tenía frecuentes contactos con Baigoría y se denota su relación con otro de los detenidos, Gali Díaz, involucrado en causas por narcotráfico en Rosario. El fiscal vinculó a Paz con tráfico de drogas en
Rosario, Villa Constitución y Paraná.

Mientras que Paz daba las órdenes, el arquitecto Cantelli era su mano derecha. Graciela F., actual pareja de Paz, se encargaba de tercerizar los llamados a su cónyuge, cuando era necesario ocultar el andamiaje delictivo. Para el expediente, la amante del ex mánager, Cynthia A., brindaba su departamento, ubicado en la zona céntrica de Rosario, para apoyo logístico.

Lautaro R., hijo de Graciela, se encargaba, según la investigación federal, del almacenamiento de las drogas y su hermano Ezequiel del financiamiento, de cobranzas y circulación de cheques. Finalmente Alicia L., nuera de Graciela, también se encargaba de tercerizar operaciones entre Paz y el resto del grupo.

Para los investigadores, un encargado de proveerle a Paz marihuana droga desde el Paraguay era el comerciante Germán V., dueño de una vinería en Paraná.

Defensores

“Hay un relato muy lindo y vende, es épico. Pensar que Luis Paz, a quien le mataron el hijo, mata a todos por venganza, que con el dinero de su hijo hace negocios, pero no hay nada en el expediente judicial”, dijo a Radio Dos el abogado del empresario, Marcelo Barceló, y añadió que “Paz es una persona que está ajustada a derecho, es una persona dedicada a negocios las 24 horas; si es similar a (Pablo) Escobar que me muestren las pruebas, no sé cómo van a mantener las imputaciones en base a eso. Está muy linda la novela, pero no hay nada en el expediente”.

Los nombres de los abogados de Luis Paz generaron polémica la semana pasada, tras lo cual desde el Ministerio de Seguridad decidieron pedirle la renuncia a uno de ellos, un “asesor categoría AT2” que figuraba en la plantilla del Ejecutivo.

Se trata de Lucas Peirone, quien según el diputado provincial Carlos del Frade es parte de la defensa de Paz, junto con el mencionado Barceló y el abogado rosarino José Alcacer, quien años atrás también se desempeñó como asesor en el gobierno provincial.

En el caso de Peirone, desde el Ministerio de Seguridad informaron que su titular, Maximiliano Pullaro, le pidió al abogado, apenas conocida la información, la renuncia, que se concretó de inmediato. “Si bien no constituye delito, considerábamos que no era pertinente que estuviera vinculado al Ministerio de Seguridad”, dijo un vocero del Ejecutivo.
Enemigo íntimo

“Se viene confirmando todo lo que vengo diciendo sobre que Luis Paz es un narco”, sostuvo desde la cárcel de Piñero Monchi Cantero. Y agregó: “Decían que yo estaba embarrando la cancha, que era un manotazo de ahogado”. Fue una referencia a cuando acusó a Paz en el juicio donde la Justicia provincial lo penó con 37 años de prisión por asociación ilícita y homicidio. En ese debate oral, Paz declaró como testigo y dijo los Cantero habían enviado a matar a su hijo.

Monchi Cantero afirmó que Paz “tiene protección judicial, policial y política. Quisiera que se llegara al vínculo judicial que lo está protegiendo a Paz, que es (el juez) Vienna”, le dijo a Canal 3. Además de ofrecerse como testigo en la causa contra el ex mánager, pidió “que la Justicia federal cite a la ex novia del juez Vienna para que cuente el vínculo que tiene Paz con él, que ella sabe muy bien”.


Dejanos tu comentario...

Martes 18 de Junio de 2019
Mujica
Libros en alpargatas
Charlie Egg
Sietecase
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Salud Pública
Todo caso policial
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Citas
Scher
podo
Sasturain
ricciardino
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto