Política
28-11-2018
Corte al verso

El gobierno de Santa Fe quiere recuperar recursos multimillonarios y recurrirá una vez más a la Justicia Nacional para conseguir que el presidente Mauricio Macri pague unos 100 mil millones de pesos que la Nación le debe a los y las santafesinas. Mientras tanto, con fondos propios, la provincia logró no entrar en déficit y sumar más obras públicas en 2019.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

El sábado pasado se cumplieron tres años del fallo de la Corte Suprema de la Nación a favor de Santa Fe. En aquella sentencia se obligó al Estado central a dejar de descontar el 15 por ciento de la coparticipación federal que le correspondía a la provincia e instó a las partes en disputa en ponerse de acuerdo sobre el monto y la forma de pago de lo que se detrajo indebidamente.


Ya con la coparticipación automática de diciembre de 2015 el Gobierno Nacional, aún con Cristina Fernández de Kirchner en la presidencia, mandó el total del dinero que correspondía a Santa Fe y desde la asunción de Mauricio Macri se tendió un puente de diálogo para ver de qué manera se cancelaba la deuda que dejó el kirchnerismo con los santafesinos.

 

Desde aquel momento hasta ahora hubo pocos avances pero también sirvió para ver las más bajas miserias políticas. El kirchnerismo local se puso a criticar a Nación por la deuda que no paga pero ellos generaron, incluso cuando Santa Fe recurrió a la Corte Suprema hubo reclamos muy duros hacia el exgobernador Hermes Binner.

 

Muchos dirigentes que estaban en el PJ Federal y en el radicalismo del Grupo Universidad (José Corral y Mario Barletta), que acompañaron el planteo de Santa Fe, hoy dicen que la administración nacional de Cambiemos no está en condiciones de pagar la deuda que hasta hace dos años reclamaban. El intendente de Santa Fe llegó a pedir que manden gendarmes en lugar de recursos.


En tanto, en 2017 cuando se empezó a discutir un nuevo Consenso Fiscal el gobierno del Frente Progresista logró colar en el texto –que firmó el propio Presidente de la Nación– que el 31 de marzo de este año debía haber una propuesta de cancelación de la deuda y el monto a percibir por Santa Fe. Cambiemos no cumplió su palabra ni el pacto y hoy esa deuda está en el orden de los $100 mil millones.

 

Al respecto, el gobernador Miguel Lifschitz argumentó que “Santa Fe volverá a la Corte” a cobrar lo que le pertenece a los y las santafesinas. “Yo confié en que el Gobierno Nacional iba a ser parte de esta idea (de resolver el pago de la deuda) y que íbamos a llegar a un acuerdo pero nos pasamos un año y medio de dilaciones y nos pasamos en reuniones que se iban postergando”, explicó.

 

“Recién –continuó– cuando logramos el año pasado ponerlo en Consenso Fiscal y ponerle un plazo máximo que era el 31 de marzo de este año, empezaron a haber propuestas concretas pero no avanzamos tampoco. Luego, con el desbarajuste de la economía que vino después hace casi inviable lo que veníamos conversando antes porque cambiaron todos los parámetros”.

 

En ese sentido, la deuda a valores históricos es de 23 mil millones de pesos y el cálculo que hizo el Estado provincial en diciembre del año pasado era de 50 mil millones de pesos (deuda más inflación, tasa de interés). A su vez, Lifschitz dijo: “El Gobierno (Nacional) tiene otras prioridades evidentemente y no está Santa Fe en esas prioridades así que hemos tomado la decisión de volver a la Corte”.

 

“Esto no puede seguir prologándose en el tiempo porque los santafesinos necesitan recuperar esos recursos, que para tener una estimación estamos hablando de 100 mil millones de pesos. Para tener una relación, el nuevo Hospital Iturraspe que vamos a inaugurar en marzo del año ronda una inversión de $2.000 millones, o sea que estamos hablando de unos 50 hospitales”.

 

Otro paradigma

 

El ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, dijo que desde la llegada del Frente Progresista al gobierno se plantó “la bandera del federalismo fiscal es una posición política”. Por caso, recordó que Santa Fe tiene un bajo stock de deuda, presupuesto con superávit, crecimiento en obras públicas y en recursos para salud, educación, seguridad y desarrollo social.

 

Entonces aprovechó para criticar a los dirigentes de Cambiemos que cuestionaron al socialismo por volver a recurrir a la Corte Suprema de la Nación, como lo señaló el diputado Federico Angelini. “Parece que defienden a la provincia de Buenos Aires y al Gobierno Nacional, en lugar de acompañar a los santafesinos para conseguir fondos que son nuestros”, agregó.

 

Pero además, criticó a los sectores políticos que tratan de congraciarse con el sector productivo a partir de declaraciones que son falsas. “Es fácil decir que ‘los impuestos de Santa Fe son mucho más altos que en el resto del país’, pero discutamos con números porque la presión tributaria de nuestra provincia es menor a la de cualquier provincia parecida: Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos e incluso con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

 

“También se dice que estamos endeudando en exceso, pero Santa Fe tiene mucho menos deuda per cápita que cualquier otra provincia comparada: una cuarta parte de provincia de Córdoba y una sexta parte de Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además, estamos haciendo mucha obra pública y mucha más que otras provincias, y con recursos genuinos de la provincia”, explicó.

 

A diferencia de todas las otras provincias argentinas, dijo que “en Santa Fe la deuda contraída es muy poca para financiar a la obra pública porque la gran mayoría de esos aportes se realizan con recursos propios. En definitiva, es muy bajo el porcentaje de endeudamiento estatal para el financiamiento de la infraestructura que hoy se construye en toda la provincia”.

 

El otro dato que dio a conocer Saglione es que las transferencias de capital discrecional de Nación a Santa Fe, para hacer obras, son “ínfimas” en relación a otros distritos. A su vez, tienen una participación muy baja respecto a la inversión total sobre ese ítem. “Los santafesinos financian sus propias obras y con un escaso nivel de endeudamiento. Eso posiciona a Santa Fe muy bien en el escenario nacional”, señaló.


“El esquema que tenemos –agregó– nos hace sostenibles, porque no dependemos del amiguismo con el nivel nacional de turno ni dependemos del exceso de financiamiento. Esto es evidente porque en 2019 la Nación aplicará un fuerte recorte de transferencias a las provincias y nosotros logramos presentar un presupuesto donde la obra pública crece un 45% en términos nominales”.

 

Por último, remarcó que para 2019 “se presupuestaron 42 mil millones de pesos para obras públicas, de los cuales 32 mil millones provienen del ahorro económico y los otros 10 mil millones de pesos dependerán del financiamiento del Banco Mundial para pavimento urbano (que beneficiará a las 363 localidades de toda la provincia), más los recursos de capital”.

Dejanos tu comentario...

Viernes 14 de Diciembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto