Economía
26-11-2018
Nada frena la caída en la producción de las pymes industriales
La actividad cayó un 5 por ciento en octubre, y acumula seis meses en picada. Según datos de la Came, trabajan con casi el 60 por ciento de su capacidad instalada. No hay plata en la calle, la cadena de pago está resentida y persisten las altas tasas de interés. Calzado y marroquinería, productos de caucho y plástico y productos de madera y muebles son los sectores más afectados.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
La industria pyme bajó por sexto mes consecutivo y el sector sólo está trabajando con el 58,6 por ciento de su capacidad instalada, según advirtió ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). Si bien aumentó levemente la proporción de industrias en crecimiento, el 74 por ciento cree que la situación de su empresa es regular, mala o crítica. Sólo un 18,7 por ciento espera un repunte en los próximos tres meses. La falta de liquidez del mercado, la baja calidad de la cadena de pagos, las tasas de interés excesivas y las dificultades para repagar los pasivos complican el negocio de las pymes y están obligando a muchas empresas a achicarse o replantear su continuidad. Con un mercado interno que no repunta, la producción de las pymes industriales cayó 5 por ciento en octubre frente a igual mes del año pasado. Es el sexto mes consecutivo en que la industria baja. Frente a septiembre se registró un aumento de 5,6 por ciento que se explica, básicamente, por la estacionalidad del mes. Para los diez meses del año se acumula un retroceso de 1,9 por ciento frente a igual período de 2017. Los datos surgen de la encuesta mensual industrial de la Came, realizada entre 300 industrias pymes del país. El índice de producción industrial pyme (Ipip) registró un valor de 79,8 puntos en octubre. Las bajas más acentuadas se dieron en calzado y marroquinería (-15 por ciento, productos de caucho y plástico (-10,8 por ciento), productos de madera y muebles (-10,4), papel, cartón, edición e impresión (-8,5), productos de metal, maquinaria y equipo (-7,3), material de transporte (-3,3), productos textiles y prendas de vestir (-3,3) y productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas (-2,5). En cambio, no tuvo variación la producción de químicos y crecieron la industria alimenticia (0,1 por ciento) y minerales no metálicos (1,6 por ciento). "La tendencia de la producción no parece repuntar y seguirá así por lo menos hasta mediados del año próximo", afirmó Pablo Bozzanno, director ejecutivo de la Cámara de Industrias Informáticas, Electrónicas y de Comunicaciones de Centro de Argentina (Ciiecca). "La capacidad instalada es inferior al 60 por ciento. Las empresas por ahora no están despidiendo, pero tampoco renuevan los cargos que se van perdiendo", indicó Bozzanno, para luego explicar que las únicas empresas que están más fuertes "son las que exportan y se benefician de la devaluación y el nuevo precio del dólar".

Dejanos tu comentario...

Viernes 14 de Diciembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto