Sociedad
21-11-2018
Un depredador descubierto

Su madre era adicta y los pequeños hijos quedaron a merced de un hombre que los sometió sexualmente. Las víctimas tenían 3, 5, y 8 años, lograron contarlo cuando accedieron a un espacio de confianza y contención. El hombre fue condenado.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Carina Ortiz | Cruz del Sur

 

Niños vulnerables que en sus infancias truncas conocieron todo tipo de abusos, incluso sexuales. Su madre, atrapada en la adicción a las drogas, quedó imposibilitada de cuidarse y cuidarlos. Las víctimas, de 3, 5 y 8 años, quedaron a merced de un hombre que no dudó en volcar sus perversiones en la intimidad de un hogar signado por la violencia doméstica. Pero la intervención de un familiar logró descifrar las graves vivencias de aquellos tres niños que pudieron contarle a un profesional que asistía a los adultos de su familia materna los sometimientos que sufrían. Fue así que se inició una investigación fiscal que derivó en un juicio oral contra aquel hombre, que terminó condenado a 9 años de cárcel por unanimidad del jurado. Condena que la Cámara Penal ratificó recientemente.

 

Desde el 2010 la abuela de los chicos peregrinó por distintas instituciones buscando ayuda por las adicciones que sufrían dos de sus hijas gemelas, una de ellas madre de los tres hermanitos, víctimas de los abusos. Desde entonces, las hermanas fueron asistidas por personal especializado. Una de las profesionales que brindaba contención a los adultos de la familia contó sobre el severo cuadro de adicción que sufría la madre de los chicos.

 

La abuela siempre intentó negociar con sus hijas para ayudarlas, pero luego de varias internaciones fallidas en las que se escapaban, y varios hechos de gravedad como, por ejemplo, darle alcohol a una de las niñas en una plaza pública, optó por resguardar a sus nietos y darle intervención a la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia, que aplicó medidas excepcionales al caso y le dio intervención al Juzgado de Familia.


Dibujos

 

En estas circunstancias y con los niños en su custodia, la abuela descubrió los abusos a los que fueron sometidos por la última pareja de su hija y llamó a una psicóloga que trataba a los adultos de la familia por las adicciones de las gemelas, una de ellas madre de los niños. La profesional escuchó el relato de las víctimas, quienes además graficaron con dibujos los ultrajes que sufrieron. El informe de esta psicóloga incluyó los dibujos, que resultaron una prueba ofrecida por la defensa y la Fiscalía para el juicio.

 

Tras esta situación, en febrero de 2016 la abuela y la psicóloga realizaron la denuncia en la comisaría. Al mes siguiente se produjo la detención del sospechoso. Al enterarse del arresto, la madre de los chicos se presentó en la escuela de la niña más grande y se la llevó sin autorización. Luego fue hasta la casa de su madre, quien estaba trabajando, y a pesar de existir rondas policiales sobre la vivienda y una prohibición de acercamiento a los niños, se llevó a los dos más pequeños y les dijo que serían pasibles de la justicia divina por lo que dijeran, explicó la Fiscalía.

 

Los niños declararon en cámara Gesell y, según el fallo, mostraron indicios de abuso. También fueron examinados por médicos forenses que en el caso del niño constataron lesiones compatibles con ultrajes. A mediados de año el acusado fue enjuiciado. El debate oral y público estuvo a cargo de los jueces Facundo Beccerra, Irma Bilotta y Gustavo Pérez de Urrechu. En sus alegatos de apertura la fiscal Carla Cerliani pidió 15 años para el acusado pero los jueces lo condenaron a la pena de 9 años de cárcel por los delitos de abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal.


Apelación

 

La defensora oficial Silvana Lamas apeló la decisión y la revisión estuvo en manos de los jueces Alfredo Ivaldi Artacho, Carlos Carbone y José Luis Mascali, quienes resolvieron confirmar el fallo condenatorio. Para los jueces durante el juicio hubo testimonios predominantes como los dichos de las víctimas en cámara Gesell, los dibujos que realizaron, las declaraciones de su abuela y de su tía materna, más los dichos de las profesionales que intervinieron en el caso que incriminaron al acusado.

 

“Los abusos sexuales infantiles e intrafamiliares, por regla, se producen en ámbitos en extremo reservados; tienen como punto en común la figura del abusador: un sujeto mayor y psicológicamente dominante de su víctima, que se aprovecha de la misma con apoyo en su vulnerabilidad y a fin de satisfacer sus deseos sexuales desviados, sin medir consecuencias hacia el niño”, explicaron en el fallo.

 

Para el tribunal, el abuso se produjo en una situación familiarmente errática, prácticamente de abandono por la madre, quien además estaba inmersa en un contexto de violencia doméstica. Entendieron que se comprobaron situaciones que facilitaron la victimización de los niños como el severo cuadro de adicción de su madre que llevaron a la intervención del Estado a través de la Subsecretaría Provincial de Niñez y el Tribunal de Familia.

 

Para los camaristas, los relatos de los niños en un ámbito de confianza y contención, sus actitudes o las manifestaciones gráficas que hicieron evidenciaron claramente que la pareja de su madre, aprovechando el escenario de dominación, desplegó sobre ellos diversos abusos sexuales de distinta entidad en niños de 3, 5 y 8 años.

 

Si bien los abusos se consumaron a espaldas de terceros, los dichos de los niños, sus dibujos sumados a los testimonios del personal policial actuante, los testigos expertos y el núcleo familiar más los informes de juntas especiales de Salud Mental conformaron un caudal probatorio idóneo que sellaron la suerte del acusado, por lo que resolvieron confirmar la condena impuesta. Ahora el hombre deberá purgar 9 años de cárcel por los ultrajes sufridos por los niños.

Dejanos tu comentario...

Viernes 14 de Diciembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto