Política
21-11-2018
El juego de los tercios
Bonfatti será el candidato a gobernador del FPCyS, a Perotti solo le molesta que juegue María Eugenia Bielsa porque con la dirigencia kirchnerista tiene un pacto consolidado y en Cambiemos hay una batalla entre Corral y Angelini. A tres meses del cierre de lista, los principales frentes entraron en el terreno de las definiciones y la danza de nombres para cargos y lugares.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

Desde 2009 la política santafesina se dirime en tres tercios y 2019 no será la excepción. Pero en todo ese tiempo cada espacio se reconfiguró: el Frente Progresista perdió a una importante porción radical; el PRO es Cambiemos, junto a la Ucedé, el reutemismo y los radicales más reaccionarios con el peronismo; y en el PJ ya no hay zancadillas entre peronistas y kirchneristas.


Con esas perspectivas arranca la próxima etapa: consolidación de acuerdos, la definición de estrategias comunicacionales y la danza de nombres para cargos y lugares. En ese contexto, Antonio Bonfatti será el candidato a gobernador del socialismo y parece difícil que vaya a haber más de una opción en el Frente Progresista, o como se llame el próximo año.

 

Un importante sector radical ya le brindó su respaldo a Bonfatti pero esperan que la candidata a vicegobernadora sea una mujer de la UCR. Hay otros radicales que prefieren seguir deshojando la rosa roja para estirar al límite sus especulaciones. Hay dirigentes sindicales que van a apoyar al presidente de la Cámara de Diputados, y hay sectores sociales que también acompañarán.


Un dato no menor, Bonfatti tendrá una actitud confrontativa con las políticas económicas del Gobierno Nacional y apuesta a conseguir que sectores justicialistas más progresistas también lo respalden en las urnas. Uno de los mejores socios que tendrá el socialista es el presupuesto provincial 2019, que tendrá un incremento en obras públicas (gasto de capital) de un 45% nominal.

 

En el peronismo la situación está bastante más clara y hoy se limita a conocer una sola cosa: ¿competirá María Eugenia Bielsa? El resto está definido, porque Omar Perotti encabezará una de las propuestas y el kirchnerismo llevará una fórmula cuasi testimonial (que podría encabezar –indistintamente– María de los Ángeles Sacnum, Marcos Cleri o Leandro Busatto).

 

Es clarísimo que Perotti corre con ventaja. Es su tercera candidatura consecutiva a la gobernación y mantiene una imagen positiva y de conocimiento que es interesante para esta etapa. La semana pasada tanto el rafaelino como los senadores provinciales del PJ dejaron correr la versión de que la diputada nacional Alejandra Rodenas será su compañera de fórmula.

 

Ninguno desmintió y la especulación dio lugar a la certeza: los jefes de Rodenas aceptaron bajar el malestar que tenían con Omar Perotti con la condición de que la posible conductora de la Cámara alta sea alguien de su riñón, que no juzgue el comportamiento de los representantes departamentales y que, principalmente, no toque ni un solo peso de la caja del Senado santafesino.

 

Callar y chillar en el PJ

 

En los comicios de 2017 uno que levantó la voz fue el sanlorencino Armando Pipi Traferri, quien se encargó de criticar a Perotti por no hacer campaña a favor del justicialismo cuando el candidato era Agustín Rossi y la número dos de la lista, Alejandra Rodenas. Rossi, en aquel momento, optó por cerrar un acuerdo con Perotti: si lo apoyaba no volvería a competir por la Casa Gris. Y cumplió.

 

Hoy el ex ministro de Defensa abandonó cualquier tipo de diferencias con el senador nacional. Ni siquiera cuando Omar Perotti se sentó a dar quórum para que la Justicia allane el domicilio de la exPresidenta de la Nación le dedicó un tuit, una palabra, un gesto adusto. Algún que otro dirigente, Cleri y Busatto, se quejaron de la tibieza del rafaelino.

 

A su vez, poco le reprocharon el acompañamiento de varias de las leyes más importantes que necesitó Macri y que Perotti aprobó; aunque con una precisión suiza le contaron la costilla al socialismo. En definitiva, están seguros que es mejor un peronista en la Gobernación, con el cual negociar gobernabilidad y cargos, que seguir siendo un convidado de piedra en la política santafesina.

 

Lo único que trastoca ese statu quo es María Eugenia Bielsa. No se baja, pero tampoco se lanza decididamente a la gobernación. “Necesita casi 8.000 fiscales para competir en la provincia y su forma de ser la aleja cada vez más del peronismo, que es el que puede darle la logística necesaria para tener chances. No alcanza con el voto independiente para ganar”, dijo un operador peronista.

 

“La Bielsa quiere un peronismo sin peronistas y así no funciona. El peronismo viene con todo, no es que uno puede agarrar lo que le gusta y dejar lo que no le gusta como si fuera la góndola de un supermercado”, añadió el mismo dirigente del norte de la provincia y que pidió reserva de su nombre. Hay sectores kirchneristas que igual ven a la exvicegobernadora como única alternativa.

 

Amarillo ocre

 

El intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, dio instrucciones precisas a sus más cercanos dirigentes para que apunten todos los cañones contra el Ejecutivo provincial, en general, y el socialismo en particular. La lectura que hace es que primero debe mellar las posibilidades del oficialismo (en las PASO) y recién después competir de igual a igual con el peronismo.

 

Corral está convencido que con el acompañamiento de Mauricio Macri conseguirá un 30 por ciento del electorado santafesino y allí radica su apuesta. Según esa mirada, el universo de adhesiones provendrá del voto al Presidente, del antiperonismo y de un sector de centro derecha. Por lo tanto, para la elección general utilizaría la grieta para presentarse como lo nuevo ante la corrupción peronista.

 

El dirigente de Cambiemos necesita sacar del medio –lo antes posible– al socialismo y por eso concentra sus esfuerzos, sus recursos y sus medios en criticar al gobierno del Frente Progresista. Sin ese escollo, luego solo le quedaría confrontar abiertamente con el justicialismo santafesino. Hoy, en ninguna encuesta José Corral figura con más de 3 puntos de intención de voto a nivel provincial.

 

Eso lo saben los que vienen del PRO, con el presidente de ese partido a la cabeza, Federico Angelini. No quieren regalarle a Corral nada de lo que construyeron desde las bases (en 2010) y se sienten cómodos con el peronismo de los 90, donde está Alejandra Vucasovich, Norberto Nicotra, Ricardo Spinozzi y el ex vocero de Carlos Reutemann, Charly Cardozo, entre otros.

 

Angelini asegura a todo aquel que le pregunta que José Corral no está en el oficialismo nacional por una definición programática sino por una necesidad personal. Otros dirigentes del PRO lo dicen más claramente cuando señalan: “Si Corral hubiese visto que podía ganar la interna en el Frente Progresista nunca se hubiese acercado a Cambiemos”.

 

El diputado provincial Federico Angelini quiere competir y, salvo que lo bajen desde la Casa Rosada, se encamina a tener una interna con el intendente de Santa Fe. A Roy López Molina no le gusta la idea de una primaria para la gobernación porque cree que eso desgasta su imagen en Rosario –al tener que tomar partido– y que esa pelea le puede generar malestar con los radicales amarillos.

 

En la Legislatura provincial, en tanto, los macristas que provienen del peronismo dejan entrever que antes que votar a José Corral prefieren convertir a Omar Perotti en el nuevo gobernador de Santa Fe. Lo dicen sin tapujos y acusan al dirigente radical de ser “gorila”, además de provenir del Frente Progresista y no respetar los acuerdos en ninguno de los lugares por los que transitó.


Dejanos tu comentario...

Viernes 14 de Diciembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto