Mundo
07-11-2018
Primera bofetada para Trump
Una ola democrática ganó la Cámara de Representantes en los comicios que se hicieron el martes en EEUU, aunque los republicanos conservaron su poder en el Senado. Fueron las elecciones legislativas más divididas y con mayor participación de votantes. También, las que llevaron la mayor cantidad de mujeres, en su mayoría progresistas, al Congreso.
Alexandria Ocasio-Cortez, la legisladora más joven de la historia es de origen latino.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
P.M. | Cruz del Sur

 

Las elecciones de medio mandato (midterms) se realizaron este martes en Estados Unidos y se hacen cada martes después del primer lunes de noviembre desde que comenzó el sistema democrático, en el siglo XIX, porque entonces era el día en que los granjeros llegaban a la ciudad para participar los miércoles del mercado. Además de desincentivar a los votantes –que no tienen obligación de ir a votar–, no es la única norma prehistórica del sistema electoral, claro. Son también, como en Argentina, los comicios que evalúan la gestión presidencial y, aunque no han sido tan malas para la administración de Donald Trump –que lleva ya dos años en el poder–, tampoco fueron buenas.

Estas legislativas, en las que los Demócratas –la oposición– avanzaron en la Cámara de Representantes (la House, lo que para nosotros sería Diputados) y los Republicanos conservaron su mayoría en el Senado. Cada dos años en EEUU se renuevan los 435 asientos de la Cámara de Representantes y 35 asientos del Senado. Además, se eligen 36 gobernadores.

 

Siete claves

 

Según las siete claves que arrojó temprano el miércoles siguiente la NPR (NationalPublic Radio) para entender estas elecciones, hubo una “ola azul” (democrática) en el Congreso, lo que constituye una gran noticia, pero no la que preveían las encuestas. La mayoría demócrata abre el horizonte hacia un “impeachment” –un juicio de destitución– del presidente más repudiado de EEUU en las últimas décadas, aunque eso no haya sucedido jamás. Y es muy probable que no suceda tampoco ahora porque los republicanos ganaron una amplia mayoría en el Senado que es, como se dice aquí, donde se cuece el bacalao. Además, a los republicanos que tomaron distancia de Trump no les fue tan bien.

En estas elecciones hubo asimismo, un número récord de mujeres en la Cámara de Representantes, entre ellas Alexandria Ocasio-Cortez por Nueva York, una joven educadora demócrata que se reivindica socialista, lo mismo que mujeres negras y activistas que hicieron sus campañas a pulmón en otras ciudades y estados, lo que introduce en la Legislatura voces disidentes al consolidados y millonario sistema político estadounidense.

Con los votos contados, más de 90 mujeres serán miembros de la Cámara. Aunque las mujeres todavía tendrán menor representación en los pasillos del Congreso llegado el 2019, su nuevo número supera el récord anterior de 84. Y la inmensa mayoría de ellas –más de 80, según el informe de NPR–son demócratas.

El triunfo en la Cámara de Representantes le permitirá a los demócratas –hasta ahora se proyectan 228 bancas de 435– impulsar investigaciones sobre la administración de Trump –quien ni siquiera hizo pública hasta ahora lo que podría traducirse como su declaración de bienes–, promover leyes y, claro, iniciarle un juicio político.

 

Temas

 

Los principales temas que se discutieron en esta campaña hacia las elecciones de medio término –algunos también se sometieron a plebiscito– fueron, según los releva ElOrdenMundial: la importancia de las mujeres, la economía (que ostenta buenos números en la actualidad), , la inmigración, la sanidad –el sistema de salud universal que había conseguido Barack Obama (el ObamaCare) nunca fue implementado por Trump en un país donde pocos tienen acceso a una buena cobertura sanitaria– y la polarización que generó Trump, de hecho, estas elecciones fueron calificadas por los principales medios como las de la gran división entre los estadounidenses.

En 1960, sólo a un 5 por ciento de los estadounidenses les preocupaba que sus hijos se casaran con votantes del partido opuesto. En 2015 esa cifra alcanzó el 50 por ciento.

Los referéndums sobre temas diversos que se sometieron a plebiscito en estas elecciones en varios estados incluyeron el aborto, subir el salario mínimo y, en Massachusetts, sobre la costa Este, sobre derechos transgénero e incluso sobre el uso recreativo de marihuana

En la Cámara,que representa a la población, ganaron la mayoría absoluta los demócratas por primera vez en ocho años, lo que los deja en control de ese cuerpo. Mientras que en Senado (que representa a los estados), conservaron la superioridad los republicanos. Asimismo, los demócratas lograron avances en las campañas de gobernadores, en especialgolpeando al gobernador de Wisconsin, Scott Walker, y derrotando al gobernador de Kansas. Pero perdieron posibilidades de alto perfil en Florida y en Georgia.

 

Impeachment

 

La mayoría en la Cámara abre la posibilidad a los demócratas de lanzar el “impeachment”, aunque el juicio político a Trumpse haría en el Senado y sólo puede expulsar al presidente con dos tercios de los votos (algo muy improbable, incluso con mayoría de los demócratas). Pero el sólo hecho de iniciarlo ya sería muy importante y podría hacer tambalear a la actual administración de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

Un “impeachment” –como lo señala una columna de ElOrdenMundial– es una situación extraordinaria en la historia de EEUU. Solo llegó a iniciarse en tres casos, el de Andrew Johnson (1869), el de Richard Nixon y el de Bill Clinton, pero nunca un presidente fue destituido de esta manera.

Aunque en el caso de Trumpla trama rusa, durante las elecciones que llevaron a la Casa Blanca al actual presidente, es el mayor escándalo político en EEUU desde el Watergate (1972), con muchas ramificaciones y hasta la intervención de un país externo.

 

Guerras

 

Estas elecciones fueron importantes por algo más: son la prueba de fuego para los dos partidos, que miden sus fuerzas de cara a 2020. Demócratas y republicanos llamaron al voto, que no es obligatorio y exige requisitos que muchos pobres en EEUU –por lo general votantes de los demócratas– están lejos de cumplir (registrarse, tener una residencia o dirección postal, carnet de conductor,entre otras), y la participación alcanzó niveles récord para unos comicios legislativos, por encima del 50 por ciento.

Según uno de los críticos artículos que aparecieron el miércoles en TruthDig y que lleva la firma del mayor Danny Sjurse, “las guerras estadounidenses fueron ignoradas por completo en estas elecciones de medio término”. Las tropas de EEUU combaten en la actualidad en siete países con mayoría musulmana, aunque el tema no tuvo repercusión alguna en estos comicios.

Dejanos tu comentario...

Martes 13 de Noviembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto
Alexandria Ocasio-Cortez, la legisladora más joven de la historia es de origen latino.