Sociedad
22-08-2018
Piden medio siglo de condena por abusos sexuales

Un abusador está acusado de hacerse pasar por policía y aprovecharse de sus víctimas, a quienes amedrentaba con un arma de fuego. Para la fiscal cometió al menos 18 ataques entre 2014 y 2017 cuando fue detenido.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Carina Ortiz | Cruz del Sur


Un hombre que se hacía pasar por policía y obligaba a sus víctimas a subir a su auto con el pretexto de que tenía que llevarlas a la seccional policial o que debían salir de testigos en algún procedimiento, será llevado a juicio acusado de abusar a casi una veintena de mujeres. El abusador trasladaba a sus víctimas a un lugar descampado o abandonado y las ultrajaba. La Fiscalía –que en la acusación pidió 50 años de cárcel– lo llevará a juicio por dieciocho ataques sexuales, algunos de ellos en grado de tentativa. Recientemente la Cámara Penal prorrogó en forma extraordinaria la prisión preventiva que el acusado viene cumpliendo desde el año 2016. El camarista interviniente fijó como plazo máximo para llevar al sospechoso a juicio oral el mes de febrero del año entrante.

 

Denuncias por abuso sexual hay muchas pero la presencia de un abusador serial en la ciudad no es común. El caso que quedó en la memoria social fue el de un médico recién recibido que ultrajaba a estudiantes universitarias que se llamaban María. El hombre cometía los ataques los días jueves. En un primer momento se detuvo a un joven que nada tuvo que ver con los hechos pero fue sometido a proceso penal por más de un año, tiempo en el que permaneció preso. Cuando fue condenado en primera instancia fue detenido el verdadero atacante. Se trataba de Néstor Fica. La justicia logró probarle 14 ataques sexuales y fue condenado en el año 2002 a más de 20 años de cárcel.

 

El otro antecedente más cercano es el de un albañil que en 2009 cometió una serie de ataques sexuales contra ancianas. Le decían Pele y atacaba a mujeres mayores de 75 años que vivían solas. En uno de los casos la víctima terminó muerta. Este hombre aceptó un acuerdo abreviado en 2012 y fue condenado a 27 años de prisión.

 

El caso

 

En agosto de 2016 una nena de 14 años salió de un colegio de barrio Acindar. Caminaba a su casa cuando en Avellaneda y Doctor Rivas fue detenida por un hombre. El sospechoso le dijo a la adolescente que era policía y la obligó a subir a su auto con la excusa de que debía llevarla a la comisaría porque era sospechosa en una causa de drogas. La llevó varias cuadras en un Fiat Duna gris con vidrios polarizados. Llegó hasta la zona de Roullión y Maradona, dónde la hizo entrar a una casa en construcción. Allí esperaba otro hombre con quien la sometieron sexualmente. Luego el atacante la obligó a subir nuevamente al auto y la abandonó cerca del lugar dónde la raptó.

 

Hacía por lo menos un año que la Unidad Fiscal de Delitos Sexuales venía poniendo la lupa en una serie de violaciones que tenían un mecanismo similar, se producían en la zona oeste o noroeste y tenían la particularidad de que el agresor se presentaba como policía. Obligaba a sus víctimas a subir a su auto haciéndoles creer que estaban vinculadas a algún procedimiento policial para finalmente llevarlas a un lugar inhóspito dónde las ultrajaba.

 

Casi a fines de ese mes un hombre, de entonces 39 años, fue detenido en Soldini. Mientras la policía patrullaba la zona observó un Fiat Duna gris y al consultar la patente surgió que contaba con un pedido de captura. Además, el auto coincidía con la descripción del vehículo al que fue obligada a subir la niña de 14 años previo al abuso sexual al que fue sometida en barrio Toba de zona oeste.

 

La madre de la niña denunció el hecho y contó que desde el Duna le dijeron a su hija que parara porque tenían que revisar su mochila, momento en el que pasó un móvil policial por la mano contraria de Avellaneda y desde el Duna le hicieron seña. Según el relato, el patrullero paró, bajó un uniformado que revisó la mochila de la niña y la dejó seguir. El Duna se retiró pero volvió poco después y la obligó a subir al auto, contó su mamá.

 

Serial

 

Si bien la sospecha sobre una serie de abusos tenía en la mira a otras dos personas, las evidencias fueron cerrando el círculo sobre este detenido. La Fiscalía concluyó que el hombre sería el autor de 18 hechos de abuso sexual, algunos de ellos tentados entre mayo de 2014 y agosto de 2016. Unas de las pruebas fundamentales con los que cuenta la Fiscalía se vinculan con el cotejo de muestras que se obtuvieron de las víctimas y fueron comparadas con el ADN del sospechoso.

 

Acusación

 

La fiscal Carla Cerliani presentó la acusación en contra del sospechoso en agosto de 2017. En esa oportunidad la funcionaria solicitó 50 años de prisión para el hombre. En octubre de ese año se hizo la audiencia preliminar –previa al juicio donde se discute la calificación penal y la prueba que se va a llevar al debate– pero la falta de jueces impidió la constitución de un tribunal para el caso, lo que dilató los tiempos.

 

En agosto de 2018 el acusado cumplió dos años de prisión preventiva. Por ello, la fiscal solicitó una prórroga extraordinaria respecto a la medida cautelar ya que aún no se fijó fecha de juicio oral. El planteo se resolvió en la Cámara Penal, donde el vocal Alfredo Ivaldi Artacho hizo lugar al pedido y extendió la prisión preventiva hasta el 20 de febrero de 2019, plazo antes del cual deberá iniciarse el debate bajo apercibimiento de formar una causa penal por desobediencia al director de la Oficina de Gestión Judicial.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 19 de Septiembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto