Política
22-08-2018
Les muchaches peronistes

Lanzado a la campaña a gobernador 2019, el senador Omar Perotti busca no quedar pegado a ningún tema controversial que lo ubique de uno u otro lado. Salvo excepciones, y a pesar de dar quórum para el allanamiento a CFK, el justicialismo K en la provincia prefiere “incluirlo” y no criticarlo.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal


Orlando Chircaz | Cruz del Sur


Omar Perotti no es el único que especula. Dirigentes del peronismo santafesino se cuidan en sus apreciaciones sobre el legislador nacional. Hasta los grandes medios prefieren evitar los asuntos donde el rafaelino hace agua: su postura bamboleante sobre el aborto legal, seguro y gratuito; dar quórum para que allanen a Cristina; su relación estrecha con el presidente Mauricio Macri.


En otras épocas, el kirchnerismo autóctono hubiese estallado de ira frente a un dirigente que cuestione a los 12 años del Frente para la Victoria en la Casa Rosada. Más, cuando en 2011 Cristina lo llevó a Omar Perotti en su lista de candidatos a diputados nacionales por Santa Fe; y en 2015, ese mismo dirigente, fue el candidato a senador de Daniel Scioli.

 

“Nadie puede dudar que Agustín (Rossi) cumple con su palabra, porque aún a pesar de los gestos que tiene Perotti con el kirchnerismo no salieron a cruzarlo fuerte”, dijo un dirigente del rossismo sobre el llamativo silencio que adoptó Unidad Ciudadana para con el senador nacional del PJ. Aquí no pasó nada, a pesar de buscar la luz verde para los allanamientos a domicilios de CFK.

 

Solo hubo críticas genéricas, sin hacer foco en Perotti –salvo el diputado Leandro Busatto– y pequeñas menciones hacia los senadores justicialistas que se prestaron “al circo mediático” contra Cristina Fernández de Kirchner. Quedó claro que la idea es evitar que el rafaelino pague un costo político de cara a 2019, después de todo, como dice el fútbol: rivales, no enemigos.

 

No haber puesto en debate la legitimidad política ni la tranquilidad judicial de la expresidenta de la Nación, luego de la polémica por los cuadernos Gloria, movilizó al kirchnerismo local para marcar sus diferencias con Perotti. Algo similar ocurrió con el movimiento feminista del PJ, que optó por llamarse a silencio cuando el senador dejó sin votos a la Ley de Interrupción Legal del Embarazo.

 

No hubo comunicado, ni quejas en redes sociales, ni declaraciones altisonantes con la maniobra de Omar Perotti, que se abstuvo y dejó que la clandestinidad de los abortos prosiga en el país. El PJ, en todas sus fisonomías, definió por decantación que el ex funcionario de Jorge Obeid es el único con posibilidades de llegar a la Casa Gris. Y en ese sentido el peronismo es inclusivo: para un compañero, nada mejor que otro compañero.

 

Un dato aún más llamativo, el domingo 5 de agosto se entrevistó a Omar Perotti en radio LT10. Allí se lo consultó sobre la posibilidad de que el Senado desafuere a Cristina Fernández de Kirchner luego de que aparecieran los cuadernos del chofer Oscar Centeno. Así como el rafaelino aprueba el allanamiento a la expresidenta, avisa que no la quiere afuera del Senado sin que haya sentencia firme.


“La posición en el Senado, a la que yo suscribo, es que el desafuero solamente procede con sentencia firme. Ya no es una historia o una costumbre del Senado, (sino) la Corte Suprema de Justicia deja claramente establecido ese concepto muy recientemente, cuando en la última elección se da esa discusión de la candidatura del expresidente Menem”, remarcó el dirigente.

 

En definitiva, Omar Perotti está dispuesto a asumir el costo de habilitar un allanamiento contra Cristina Fernández de Kirchner por temor a la represalia mediática que podría tener; atendiendo que muchos pueden advertir que busca encubrirla y hasta podrían señalarlo como cómplice político. También avisa que solo después de que la Justicia Federal deje firme una sentencia puede votar a favor del desafuero.

 

Fuego amigo

 

Luis Rubeo, diputado provincial, dijo sobre la decisión de Perotti de dar quórum para que allanen a Cristina que se enteró de dicha actitud “por los diarios” y que no cree que “sea correcto”. También dijo que desconoce “la realidad del bloque de senadores (PJ)”, por lo cual no puede hacer un análisis más extenso, pero advirtió que él en su lugar no hubiera ingresado al recinto.

 

La compañera en la Cámara alta de la Nación que tiene el rafaelino, la senadora María de los Ángeles Sacnum, opinó: “No comparto que haya dado quórum. Nosotros tenemos una responsabilidad, en nuestro carácter de legisladores, que es no dejarnos presionar ni por los medios de comunicación ni por ciertas cuestiones que quieren instalar, como que no queremos que se haga justicia”.

 

“Quiero que se investigue. Yo quiero que si hay una corrupción estructural quede al desnudo, pero que se haga a través de un juicio justo, no de un juicio que vulnere las garantías y el estado de derecho”, completó Sacnum. En otras palabras, Omar Perotti prefirió dar quórum contra CFK por “miedo” a que los medios lo acusen de intentar garantizar impunidad.

 

Otro de los que habló, pero con críticas específicas al senador que buscará en 2019 llegar a la gobernación de Santa Fe es el diputado Leandro Busatto. “Es para mí una decisión desacertada (bajar a dar quórum). Yo no lo hubiera hecho jamás y me resulta llamativo que un dirigente de nuestro partido, que además debe generar las condiciones para la unidad, no lo haga o no lo vea”.

 

“Yo no sé si agrava o no lo situación hacia dentro del peronismo (la actitud de Omar Perotti). Lo que está claro es que el peronismo no está parado en esos lugares, el peronismo está defendiendo a sus dirigentes se llamen como se llamen, el peronismo tiene clara conciencia de lo que está en juego en la Argentina y los militantes están respaldando la figura de Cristina Fernández de Kirchner”, añadió.

 

Para el diputado Busatto, si bien el macrismo y sectores concentrados de la comunicación van por la expresidenta lo que intentan “simbólicamente es quebrar el peronismo y cualquier proyecto alternativo a este proyecto totalizante y neoliberal” de Mauricio Macri. A juzgar por sus expresiones, el candidato a gobernador del PJ se prestó a esa maniobra.

 

Menos jugado en sus apreciaciones fue el diputado nacional y jefe del bloque de Unidad Ciudadana en el Congreso, Agustín Rossi. Prefirió no apuntar a Omar Perotti, pero sí, de manera general, al conjunto de los senadores que se sentaron para tratar de que el Senado habilite allanamientos en diversas propiedades de la exmandataria nacional.

 

La omisión de nombres propios es llamativa. Mucho más teniendo en cuenta el tenor del problema o el asunto que está en juego. “Yo creo que (los senadores peronistas, entre ellos Perotti) se equivocaron y se equivocaron porque una cosa es trabar el accionar de la Justicia y otra cosa es prestarse a lo que seguramente será un circo mediático”, evaluó Agustín Rossi.

 

Asimismo, el legislador santafesino agregó: “Este allanamiento está avisado hace cinco semanas y yo creo que el juez Bonadío imagina que la autorización para el allanamiento es el paso previo para el desafuero. Bueno, que con lo que sucedió la semana (cuando Cambiemos no logró tener quórum pese a la ayuda de Perotti y otros seis senadores del PJ) están lejos de lograr el desafuero de la expresidenta”.

 

“No hay que especular con la violencia”

 

El diputado provincial Joaquín Blanco respondió a Omar Perotti por su crítica al gobierno santafesino ante los últimos hechos de violencia en la ciudad de Rosario. “Parece que el senador quiere hacer campaña electoral especulando con la inseguridad y el narcotráfico”, dijo el legislador.

 

“Perotti pidió que el gobierno provincial se hiciera cargo de esta problemática y es en lo que se viene trabajando desde hace años. El narcotráfico es un delito federal. Necesitamos combatirlo mancomunadamente con el gobierno nacional para evitar su avance”, explicó Blanco. “Es necesario recordarle al senador que los únicos miembros de la banda de Los Monos que se encuentran tras las rejas, fueron juzgados por la justicia provincial”, aseveró el diputado.

 

“Hace dos años que ocupa su banca como senador nacional, lugar al que llegó con la boleta de Scioli-Zannini, y pertenece a un bloque que nunca dio quórum para el tratamiento de la Extinción de Dominio, una ley vital para la lucha contra la corrupción y el narcotráfico”, agregó.


La ley que obtuvo media sanción en junio de 2016 en la Cámara de Diputados nacional, le permitiría al Estado recuperar el dinero mal habido con origen en delitos como narcotráfico, corrupción, lavado de dinero, terrorismo o trata de personas.

 

“El mejor aporte que puede hacer el senador es impulsar el proyecto ley y que sea retroactiva para poder recuperar el dinero perdido por el Estado en los casos de corrupción en los que se ve envuelto el kirchnerismo”, sentenció el diputado.

 

“La lucha contra el crimen organizado requiere de que todos trabajemos juntos. Esperamos que no se intente sacar ventaja política de esta situación compleja que atraviesa argentina”, finalizó el diputado.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 19 de Septiembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto