País
03-08-2018
“Dictaron preventivas con unas fotocopias”
El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández cuestionó así el accionar del juez Bonadío en el marco de la causa contra empresarios y funcionarios del gobierno anterior por presuntas coimas que fueron registradas en cuadernos por parte del chofer de un empleado de la cartera de Planificación y del que la justicia sólo cuenta con copias. 
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández cuestionó este viernes al juez federal Claudio Bonadio y señaló que en la causa por presuntas coimas en obras públicas "dictaron la prisión preventiva de mucha gente" a partir, según dijo, de "unas fotocopias".

 

"Dictaron la prisión preventiva de mucha gente con unas fotocopias. Nunca vi algo así. Bonadio se quedó con la causa cuando la debería haber mandado a sorteo y ni siquiera tiene los cuadernos: es todo muy raro", señaló Fernández.

 

El ex funcionario dijo que "parece insólito haya existido una asociación ilícita" en el Ministerio de Planificación Federal y subrayó que "es obvio que el objetivo final de Bonadio es Cristina Kirchner".

 

En diálogo con FM La Patriada, Fernández aseguró que "llama la atención que un chofer sepa montos precisos y cuánto se llevaba cada uno", en referencia al imputado Oscar Centeno.

 

"¿Para qué escribía los informes Centeno? Quizás porque reportaba para algún servicio de inteligencia", estimó, al tiempo que evaluó que "es raro que Centeno sea monotributista y no aparezca en registros cuando era chofer".


Al declarar como imputado colaborador, Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta, reconoció ayer que los cuadernos con anotaciones sobre los supuestos sobornos a ex funcionarios del kirchnerismo eran suyos. Pero, posteriormente, participó junto al fiscal federal Carlos Stornelli de dos allanamientos en los que se habrían buscado los textos originales sin éxito.

 

El hombre, que se acogió a la figura del arrepentido, declaró en los Tribunales Federales de Comodoro Py al mediodía y, al finalizar, Stornelli aseguró que "aportó mucha información". Pero no dio detalles sobre el contenido porque la causa se encuentra bajo secreto de sumario.

 

Centeno reconoció ante la Justicia que eran suyos los cuadernos en los que registraron los retiros de bolsos con dinero de empresarios y su distribución en domicilios de ex funcionarios del gobierno kirchnerista durante casi diez años.

 

"Los cuadernos son míos, yo los escribí", aseveró, para luego explicar los motivos por los que dicidió estampar los textos

 

Al término de la audiencia en Retiro, el ex chofer se trasladó junto a Stornelli a su vivienda ubicada en Olivos, donde tuvo lugar un allanamiento con el objetivo de encontrar los cuadernos originales, ya que a la Justicia habrían llegado copias.

 

Centeno llegó al lugar en un auto negro blindado y no se bajó en ningún momento. Ingresó a la vivienda desde el garaje.

 

"No hay palabras. Hay secreto de sumario", se limitó a señalar Stornelli ante la prensa, luego de participar del primer allanamiento en la casa donde Centeno convivió con su ex esposa hasta 2016.

 

El segundo operativo tuvo lugar en una propiedad del cuñado del ex chofer ubicada en Bella Vista, cuyas llaves estaban en el domicilio de Olivos: allí, Stornelli arribó junto a funcionarios judiciales y efectivos policiales, mientras que Centeno se quedó en la primera vivienda con custodia.

 

En rigor, se dirigieron a Bella Vista porque en ese domicilio, según dichos del ex chofer de Baratta, estaban los cuadernos. Sin embargo, no fueron hallados en esa vivienda tampoco.

Dejanos tu comentario...

Lunes 20 de Agosto de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto