Política
06-07-2018
Medias reses y disciplinamiento laboral
El presidente Macri estuvo en Carcarañá para la reapertura de un frigorífico. En su discurso aprovechó para cargar contra el sindicalismo y las medidas de protesta. “Uno que se pone en el medio de la ruta les caga la vida a todos. Tenemos que pagarle para pasar a ese señor que no hace nada”, dijo. En una férrea defensa de la patronal volvió a hablar de una “mafia del juicio laboral” y chicaneó al gobernador Lifschitz al recordar que Santa Fe es la única provincia grande que no adhirió a la nueva ley de ART.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

El presidente Mauricio Macri volvió este viernes a poner en el centro de las prioridades de su gobierno la defensa de los intereses de los empleadores por sobre los derechos de los trabajadores al reflotar en un acto en Carcarañá– donde asistió a la reapertura del frigorífico Mattievich– la necesidad de poner un freno a los juicios laborales, a los que calificó como parte de una “industria mafiosa”. En ese contexto, le reprochó al gobernador Miguel Lifschitz que la provincia de Santa Fe es la única de las grandes que no adhirió a la nueva ley de ART.

 

En su discurso, Macri celebró la reapertura del frigorífico y, como es su costumbre, la mostró como el ejemplo de un país en crecimiento. “Sé que a muchos les está costando, pero éste es el camino. Dijimos que íbamos a sacar las retenciones a la carne y lo hicimos. No hemos parado de crecer en exportaciones. Tenemos que entender que cuanto más exportemos, más carne vamos a producir y eso va a hacer que el asado sea más barato acá. Lo mismo tiene que pasar en todas las economías regionales”, afirmó.

 

En rigor, Mattievich vendió su tradicional planta del sur rosarino al gigante COTO y decidió montar en Carcarañá una más pequeña con vistas a la exportación de cortes a Rusia, Brasil, Venezuela, China y la Unión Europea con la promesa de generar entre 400 y 500 nuevos puestos laborales.

 

En un tramo de su discurso el presidente dijo que para que la producción aumente es necesario “que no haya más prepotencia, no más comportamientos mafiosos”, y afirmó que su gobierno viene “atacando muchas mafias”. Entre ellas, ejemplificó, “está la industria de los juicios laborales”.

 

Ese fue el preludio del mandatario para chicanear al gobernador Miguel Lifschitz: “Santa Fe es la única provincia grande que no adhirió todavía a la ley de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART)”, lanzó.

 

Luego fue el turno de cuestionar las medidas de fuerzas, y en particular los piquetes. “Uno que se pone en el medio de la ruta les caga la vida a todos. Alguien se te para en el camino y tenemos que pagarle para pasar a ese señor que no hace nada”, graficó, y sentenció que eso contribuye a elevar el precio de los productos.

 

“Estamos vocacionados (SIC) a abrir más mercados, para que cientos de personas más puedan trabajar. Lo mismo queremos hacer para cada economía regional. Hoy tenemos claro cuál es el rumbo: basta de ser un país estadocéntrico”, cerró.



Dejanos tu comentario...

Viernes 20 de Julio de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto