Deporte
12-06-2018
Los de afuera son de palo

El sábado a las 10 Argentina inicia ante Islandia un nuevo sueño mundialista. El debut servirá para conocer el potencial del elenco de Sampaoli y, por fin, acallar (al menos por 90 minutos) los coros conspiradores y negativos que alimentaron la previa.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
"Como dice el Negro Jefe / los de afuera son de palo / que comience la función". Aunque los versos pertenecen a Cuando juega Uruguay, el himno que el gran Jaime Roos dedicó a la celeste con referencias a la heroica gesta del 50 en el Maracaná, bien caben al presente de nuestra Selección: el sábado pisará el césped del Otkrytie Arena de Moscú y dejará en modo pausa –por 90 minutos y esperamos que a fuerza de goles- la saga de especulaciones, críticas, y comentarios venenosos que desde las redes sociales y algunas cloacas mediáticas acompañaron la previa. Ahí, sí, cuando a las 10 de la mañana de la Argentina se vacíen las calles y suene el silbato, los de afuera serán de palo y la única verdad será la que construyan con su juego los 22 jugadores dentro de esa cancha.

 

Mientras tanto, para apaciguar las ansias podemos ver desde este jueves los primeros partidos del Mundial, sus repeticiones, sus análisis y –si queremos dosificar el trance con una cuota de masoquismo– escuchar a algunos periodistas porteños gritar a coro sus lecciones sobre cómo “debe” jugar nuestra selección y augurar todos los “errores” que cometerá Jorge Sampaoli por no haber llevado a tal o cual jugador.

 

Esta aventura puede matizarse con audios conspiranoicos que cantan la posta sobre los vueltos del sionismo internacional hacia la AFA por cancelar el amistoso con Israel y hasta algún móvil en directo con fuertes acusaciones de mujeres y amantes de jugadores que fueron desafectados del plantel. Otra alternativa –seguramente más sana– es jugar a adivinar el equipo definitivo que presentará Argentina para enfrentar a Islandia en su debut y a qué juego apelará, siempre en base a los tramos de las prácticas que el DT permite abrir a la prensa.  

 

Los once 

 

Este martes todos los futbolistas de la selección se entrenaron con normalidad en el predio de Bronnisty a excepción de Ever Banega, quien se recupera de una sobrecarga muscular y realizó ejercicios de kinesiología. El jugador del Sevilla lleva varias prácticas moviéndose de manera diferenciada y está en duda para el encuentro ante Islandia, aunque en caso de recuperarse ocupará un lugar en el banco de suplentes.

 

En esa práctica Sampaoli optó por Salvio como lateral derecho y por el futbolista del Milan Lucas Biglia como acompañante de Javier Mascherano en el centro de la mitad de la cancha, lo que hace pensar que quedaría relegado el ex canalla Giovanni Lo Celso. Éste último había sido probado en la mayoría de los ensayos y en el amistoso con Haití tuvo una muy buena performance. Sin embargo, a juzgar por el reemplazo, en esta ocasión el DT privilegiaría la experiencia. Aunque –repetimos– no podemos asegurar que esto pueda tomarse como definitivo.

 

El equipo del último entrenamiento formó entonces con Wilfredo Caballero; Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Mascherano, Biglia; Maximiliano Meza, Lionel Messi, Ángel Di María; y Sergio Agüero. Según hicieron saber desde el entorno del cuerpo técnico, en los últimos días el Kun se fue ganando una mayor consideración por parte de Sampaoli y tendría más chances de jugar de titular que Higuaín. El delantero del Manchester City compartió la ofensiva con Maximiliano Meza -que se volvió una fija ante la lesión de Manuel Lanzini- Lionel Messi y Ángel Di María.

 

En cuanto al ingreso de Salvio (una opción ofensiva), se puede deducir que Sampaoli imagina a una Islandia a la defensiva, que no atacará por afuera, y que, en ese contexto, puede valerse de dos laterales adelantados (el otro sería Biglia), sin necesidad de recurrir a Mercado para ese rol. Como contrapartida en este “duelo” entre Salvio y Mercado, talla la altura y la ganancia aérea. Y ahí, el hombre de Puerto Madryn  saca una ventaja que podría ser determinante ante un eventual escenario contrario a lo que espera Sampaoli por parte de sus rivales.

 

Cruzando los dedos

 

El mendocino Enzo Pérez, el último en sumarse a la selección a partir de la grave lesión de Lanzini en Barcelona, trabajó junto al grupo luego de incorporarse un día antes a los trabajos que viene realizando el resto de sus compañeros. “Tenía un período de vacaciones normal después de haber terminado el campeonato, pero me estuve entrenando la última semana y estoy tratando de acomodarme ahora para estar a la par de mis compañeros”, explicó en declaraciones al sitio oficial de la AFA.

 

Además de la práctica, este martes el elenco celeste y blanco tuvo una jornada de actividades extra futbolísticas requeridas por la FIFA. Primero, los muchachos tuvieron una sesión de fotos que piden a todos los equipos que participan del Mundial para mostrar en la presentación televisada de cada partido. Luego recibieron una charla informativa por parte de la FIFA sobre la utilización del VAR y su reglamentación. Tras eso, seis jugadores se sometieron a un control antidoping. Lo más importante es que uno de ellos fue Lionel Messi y el análisis le dio negativo.

 

Sin turbulencias a la vista –al menos en los aspectos físicos de los jugadores–, Sampaoli se dedicará a afinar los entrenamientos que quedan para terminar de dar forma al equipo con el que inicie el próximo sábado los siete escalones hacia el sueño mundialista.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 20 de Junio de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto