Sociedad
16-05-2018
Los Lagartos, banda interprovincial
La Justicia federal condenó a las cabezas del clan Grgicevic por traer a Rosario cocaína boliviana y marihuana paraguaya, usando la logística de Delfín Zacarías y el Francés Polus, respectivamente. Entre los penados está un entrerriano que al momento de ser detenido era chofer del gobernador Sergio Urribarri
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Alberto Carpintero

La banda de Los Lagartos, conocida de esa manera por el apodo del padre del líder –y a la vez financista– de la organización, fue condenada por la Justicia federal de Rosario en un procedimiento abreviado que incluyó penas para siete personas, entre ellas un chofer de la Gobernación de Entre Ríos en la gestión de Sergio Urribarri. Fueron sentenciados a montos que van de los 6 a los 10 años por comercializar estupefacientes en distintos lugares del país y, en el caso del chofer, de transportar 20 kilos de cocaína que fueron incautadas en la autopista Brigadier López en 2014. Fue el final de la investigación sobre un grupo que tenía vínculos con otras bandas de la ciudad: además de relaciones con Los Monos y el clan Paz, les atribuyen haber heredado la logística de la ruta de la cocaína inaugurada por Delfín Zacarías, quien este miércoles comenzará a ser juzgado junto con gran parte de su familia y dos policías por la cocina desbaratada en 2013 en Funes, y de la ruta de la marihuana que usó durante dos décadas el Francés, como se conoce al ciudadano polaco Slawomir Andrej Polus, quien supo operar entre Misiones y Granadero Baigorria y fue detenido también en 2013.

El Tribunal Oral Federal Nº 2 de Rosario, integrado por Beatriz Caballero de Barabani, Omar Digerónimo y Otmar Paulucci, validó el jueves pasado el acuerdo al que arribaron fiscales y defensores. Víctor Fabián Grgicevic, alias Narigón, fue considerado jefe de una organización delictiva destinada a comercializar drogas y como tal acordó una década de cárcel, mientras que su padre, Víctor Hugo Grgicevic, un ex convicto por narcotráfico conocido como Lagarto, recibió seis años y diez meses de cárcel como financista de la organización.

El chofer

Marcelo Acosta (de 52 años y chofer en aquella época de Sergio Urribarri), aceptó su responsabilidad en el transporte de 20 kilos de cocaína en 2014 y recibió seis años de cárcel, además de una multa de cinco mil pesos. Emilio Refour y su pareja, Constanza Baldi, también fueron penados, con el mismo monto en el caso del primero y a tres años y once meses la segunda. Martín Oliva, encargado de la logística, asimismo recibió seis años, mientras que Viviana Martínez, entonces pareja del Lagarto y quien almacenaba los precursores químicos y las sustancias de corte en barrio Acindar, fue penada con tres años de cumplimiento condicional.

Acosta fue detenido el 13 de mayo de 2014, cuando circulaba en un Peugeot 307 por la autopista a Santa Fe, a la altura de San Lorenzo. En el procedimiento, a cargo entonces de la Justicia federal de Eldorado, Misiones, se encontró un bolso negro que contenía veinte envoltorios de cocaína de máxima pureza, que pesaron unos 20 kilos, y que tenían en bajo relieve dos sellos con imágenes similares a la gráfica de Playboy.

El auto interceptado fue el mismo que había utilizado días antes Gonzalo Caudana, alias Gordo y acusado de ser uno de los jefes del narcotráfico de la capital entrerriana, Paraná, a quien vinculan con la banda de Los Monos. Caudana fue condenado a cuatro años de cárcel por la Justicia federal entrerriana en 2003 y volvió a caer junto con gran parte de su familia en 2009, en la ciudad de Santa Fe, tras lo cual recibió cinco años de cárcel, que sumó a otros doce meses luego de que le hallaran cocaína en su celda. En 2014 fue detenido otra vez bajo sospecha de secuestro extorsivo, pero estaba de nuevo en la calle dos años después, cuando lo apresaron con diez kilos de la misma droga, también en Entre Ríos.

Cuando cayó la carga de cocaína, Acosta viajaba solo pero había otros dos vehículos que lo secundaban, cuyos tripulantes alertaban sobre posibles controles o presencia policial. A bordo de otro Peugeot 307 iban Refour y Baldi, mientras que en un Volkwagen Bora se trasladaba el Narigón Grgicevic.

La investigación se había iniciado en 2009, como derivación de una pesquisa que se centraba en las operaciones que llevaba a cabo Slawomir Andrej Polus, un ciudadano polaco apodado Francés  y ex convicto por narcotráfico que vivía un tiempo en Misiones, a la vera del río Paraná, y otro tiempo en Granadero Baigorria. Al ser detenido de nuevo en marzo de 2013, el entonces secretario de Seguridad lo mentó como Rey de la Marihuana. Terminó firmando abreviado a cinco años y 11 meses de cárcel.

El Lagarto

Lagarto Grgicevic ya había sido condenado en 2000 a cuatro años de prisión por el Tribunal Federal Nº 1 de Rosario, en una causa por tenencia por comercialización originada un año antes. Su nombre volvió a sonar en agosto de 2011, cuando efectivos de la subcomisaría 20ª que respondieron al disparo de una alarma hallaron en un galpón de Caupolicán al 300, en el sur de Rosario, 250 kilos de marihuana. En un utilitario Chevrolet que estaba en el lugar había un formulario del colegio de mandatarios A y B a nombre de Grgicevic. Tres años después las cuatro personas detenidas en ese galpón fueron condenadas a penas de entre 4 y 6 años de prisión, tras un juicio oral en el apareció el nombre del Lagarto, ya que era quien contrató la alarma que permitió descubrir el depósito de marihuana.

En 2014, la Policía provincial irrumpió en el mismo galpón y detuvo a un muchacho con dos armas en su poder. En los fondos, encontraron un taxi Renault Logan con documentación en regla a nombre de Luis Alberto Paz, ex mánager de box y padre de Martín, alias Fantasma, quien había sido asesinado dos años antes. Su muerte derivó en el expediente por asociación ilícita que terminó en duras penas para la banda de Los Monos.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 23 de Mayo de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto