Sociedad
04-04-2018
“El Gobierno politiza la causa del ARA San Juan”

Luis Tagliapietra es abogado y padre de Alejandro, uno de los 44 tripulantes a bordo del submarino desaparecido el 15 de noviembre del año pasado. En diálogo con Cruz del Sur cuestionó el desinterés del gobierno de Mauricio Macri por continuar la búsqueda y las maniobras para sacar al tema de agenda. Dio detalles de sus denuncias contra el ministro Aguad y anticipó un posible cambio en la forma en que los familiares llevan adelante el reclamo.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Sebastián Stampella | Cruz del Sur

 

El lunes pasado la Armada Argentina informó que el buque oceanográfico ruso “Yantar” dio por concluida su participación en la búsqueda del submarino ARA San Juan. Su retiro deja sin un solo recurso a la misión de rastrillaje subacuático para dar con la nave desaparecida el 15 de noviembre del año pasado con sus 44 tripulantes a bordo. Desde Buenos Aires, el padre de uno de los submarinistas atiende su teléfono y brinda parte de su tiempo a dialogar con Cruz del Sur. El hombre es Luis Tagliapietra, abogado y querellante en la causa que investiga la desaparición del submarino.

 

La charla transcurre minutos después de que ratificara en los tribunales de Comodoro Py su denuncia penal contra el ministro de Defensa, Oscar Aguad, al que acusa por abandono de persona, encubrimiento, incumplimiento de deberes de funcionario público y traición a la patria. Tagliapietra asegura que el gobierno de Macri busca mantener la causa fuera de agenda.

 

El padre del joven capitán de corbeta Alejandro Tagliapietra anticipa un cambio en la estrategia del reclamo que encabeza junto al grupo de familiares para contrarrestar la ofensiva oficial, que –según entiende- ataca con trolls y con maniobras de distracción. “Si algo me faltaba para darme fuerzas para seguir luchando era eso. Me van a tener que matar para abandonar esta lucha. Nada va a evitar esta pelea por mi hijo”, sentencia.

 

—¿Cómo recibieron los familiares la noticia de que el buque ruso abandona la búsqueda de la nave?

 

—Nosotros desde enero sabíamos que esto iba a pasar. Luego de la carta que le mandamos a Vladimir Putin el plazo se estiró, y ya en los primero días de marzo el cónsul ruso nos confirmó la fecha de la partida. Contra eso no podemos hacer mucho. La decepción que tenemos es por tanta mentira por parte del gobierno argentino, que no tomó ninguna previsión para evitar que la búsqueda quedara trunca, como pasa ahora. Al día de hoy no hay nadie buscando al ARA. Los buques argentinos no tienen la tecnología para hacer la búsqueda, salvo el Angelescu, que no sabemos por qué no está participando en este momento. En este contexto, las palabras del presidente son la nada, porque no se sostienen con medidas concretas.

 

—¿Observan una intención deliberada del Gobierno por mantener al tema fuera de agenda?

 

—Sí. Eso buscan hacer desde hace 120 días, cuando dieron por finalizado el protocolo de búsqueda y rescate. Desde ese momento quisieron imponer la idea de que no se lo podía encontrar y que toda búsqueda sería inútil. La realidad es que si no se toman las medidas necesarias y no se convocan los recursos necesarios es obvio que no habrá resultados positivos. Eso queda en evidencia ahora que todo está estancado. 

 

—¿Creés que existe una interna entre el Gobierno y la Armada, como publicaron algunos medios nacionales, o que se trata de una puesta en escena?

 

—Yo creo que eso forma parte de una maniobra de encubrimiento. Son pequeñas movidas que apuntan a eso. Primero sancionan a dos jefes, después parece que queda en suspenso y después empiezan a coquetear con la idea de retirar las sanciones. Creo que con eso buscaron aplacar los ánimos, pero cuando vieron que no resultaba siguieron con la estrategia de dejar pasar el tiempo. Si piensan que con el paso del tiempo las cosas van a enfriarse están equivocados. Nosotros no olvidamos y seguimos firmes con el reclamo. Lo único que pedimos es que nos digan la verdad sobre lo que pasó y que tomen las medidas para cumplir con lo que prometió el presidente, que se agoten todos los medios para saber dónde está el submarino. Buscar responsabilidades para nosotros es algo posterior a esas dos cosas, no es nuestra prioridad.

 

—¿Formalizaste la denuncia penal contra el ministro de Defensa, Oscar Aguad?

 

—Sí, la presenté el lunes pasado. Son cuatro las imputaciones que le hago a Aguad: por abandono de persona, por encubrimiento, por incumplimiento de deberes de funcionario público y por traición a la patria. Por sorteo nos tocó el Juzgado Federal Número 9, a cargo del doctor Luis Rodríguez. Recién salgo de Comodoro Py, vengo de ratificar la denuncia en todos sus términos y dejando expresamente redactado la atribución de ampliarla cuando lo crea conveniente. Ahora que se conformó el expediente, viajo a Caleta Olivia por la otra causa federal y a la vuelta me constituiré como querellante en mi propia denuncia para impulsar la investigación como corresponde. A su vez me acabo de presentar ante el juzgado de (Claudio) Bonadío en otra denuncia contra Aguad y Macri constituida por El Instituto Independencia por la desaparición del ARA San Juan. Voy a agotar todos los medios necesarios para que nos digan la verdad y para encontrar a mi hijo.

 

—¿Qué expectativas te genera la Comisión Bicameral que investiga la desaparición, la búsqueda y las operaciones de rescate del ARA?

 

—Creo que comprendieron que el objetivo de la comisión debe ser buscar la verdad sobre lo que pasó con el submarino. El martes pasado tuvimos un buen encuentro. Nos recibieron para comenzar a trabajar y se comprometieron a darnos una participación activa a los familiares. Siendo muy optimistas se puede llegar a una hipótesis probable. Pero si no encontramos al submarino será difícil tener certezas de eso. Aunque hay una clara decisión del oficialismo de enfriar el tema, logramos que se lo cite al ministro Aguad para que el 17 de abril declare ante la comisión. Eso será muy importante porque por primera vez dará explicaciones públicas y orales. Hasta ahora lo único que hizo presentar un escrito cuando la jueza Yañez lo citó para una declaración testimonial. Estoy convencido de que esa declaración lleva su firma pero no la redactó él porque no condicen los términos con la forma en que se expresa. Las pocas veces que habló ante los medios, sus palabras fueron muy vagas. Se expresó con una llaneza inadmisible para un ministro de la Nación. Por eso tenemos muchas expectativas en esa declaración ante la bicameral. Estamos preparando las preguntas para ver cómo las responde.

 

—¿Hay cierta homogeneidad en el grupo de familiares en cuanto a la forma de llevar adelante los reclamos o aparecen muchas fracturas internas?

 

—Eso es algo complejo porque somos 44 familias las que estamos involucradas en esto. Para que te des una idea, en el grupo de WhatsApp que armamos somos más de 90 personas. No están representadas las familias de todos los tripulantes del ARA porque algunos decidieron no hacer nada. Después están los otros casos, como el del capitán Jorge Bergallo que dijo que no quería que siga la búsqueda porque entiende que donde está su hijo es el mejor lugar para su descanso. Cada uno lleva esto como puede y, por lo tanto, es respetable su opinión como padre. Pero al ser capitán de la Armada retirado y encabezar la comisión investigadora del Ministerio de Defensa me parece una postura desafortunada. No se acercó  a nosotros para respaldar el reclamo para saber qué pasó, que es lo que buscamos el grueso de los familiares. Mezclar las cosas como hizo Bergallo nos hace sospechar en una actitud funcional a un Estado que pretende olvidar el asunto, cancelar la búsqueda y ocultar la verdad. Eso es algo que la mayoría de los familiares no vamos a permitir.

 

—¿Creés que el hecho de que las víctimas del ARA pertenezcan al ámbito castrense dificulta cierta solidaridad o acompañamiento en el reclamo por parte de movimiento sociales y políticos del país?

 

—Nosotros a través de las redes sociales recibimos en forma diaria mensajes de apoyo y cariño. Siento que el país está en vilo por nuestros familiares. En cuanto a pensarlo desde la movilización popular, nosotros desde un principio elegimos manifestarnos en forma pacífica y sin banderías políticas, sin convocar a movimientos sociales o a sindicatos pese a que nos lo habían propuesto. Pero creo que nos equivocamos y ahora estamos pensando en modificar eso porque es el propio gobierno nacional el que está politizando nuestra causa. Si nuestro reclamo es genuino no tendría por qué preocuparnos que se sumen estos espacios. No tengo dudas de que toda la Argentina está con nosotros porque lo que pedimos es muy básico y elemental: encontrar a nuestros seres queridos y saber que pasó.

 

—¿Cómo fue ese nuevo intento frustrado de hablar con el presidente que vivió un grupo de familiares el fin de semana pasado?

 

—Macri fue a juga al golf a las canchas que están frente a la base naval de Mar del Plata. Un grupo de familiares –todas mujeres–se acercó para expresarle preocupación por el retiro del barco ruso y para pedirle que haga algo para continuar con la búsqueda. Pero el presidente no se dignó a recibirlas. Siguió jugando al golf y se retiró en helicóptero. Ni un saludo. Es todo un gesto muy común en él. Algo parecido hizo ahora con los familiares de ex combatientes: 5 minutos de reunión para la foto y nada más. Es triste que se haga proselitismo con causas que duelen mucho. A nosotros mientras tanto nos toca dejarlos en evidencia. Yo al presidente sólo le pido que cumpla con lo que se comprometió a hacer en la Casa Rosada y que reiteró en la apertura de sesiones ordinarias. Espero que lo materialice con medidas concretas, sino todo queda en palabras vacías, dichas para quedar bien. A partir de mis denuncias al ministro Aguad y al presidente Macri me han amenazado y atacado los trolls. Si algo me faltaba para darme fuerzas para seguir luchando era eso. Me van a tener que matar para abandonar esta lucha. Nada va a evitar esta pelea por mi hijo.

Dejanos tu comentario...

Martes 14 de Agosto de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto