Sociedad
07-03-2018
Desembarco: ya en Santa Fe; en Rosario, segundo trimestre

La ministra Bullrich anunció el envío “inmediato” de 200 efectivos federales para la ciudad de Santa Fe y una promesa de refuerzos en los próximos meses para Rosario. Según explicó, en esta ciudad “la situación la tenemos focalizada” en cuatro barrios de la zona sur.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Alberto Carpintero | Cruz del Sur

 

La situación la tenemos focalizada en Rosario y no así en la ciudad de Santa Fe”. Así explicó la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, el “inmediato” desembarco de 200 agentes federales en la capital provincial, al anunciar la renovación por un año del convenio con la provincia para trabajar en la seguridad pública. Fue después de reunirse en el salón Blanco de la sede local de Gobernación con el primer mandatario santafesino, Miguel Lifschitz, y su ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro.

 

También la funcionaria nacional explicó que en el próximo trimestre se sumarán más agentes para Rosario, todos de la Policía Federal, destinados a los 18 puntos de la ciudad donde se ubican los controles a cargo de los efectivos nacionales. En forma oficial, se cifró ese número en otros 200 agentes. Con lo cual los actuales 3.000 uniformados presentes en la bota “alrededor de 400” a mediados de año. Tras la reunión, Lifschitz valoró el trabajo conjunto y la firma del convenio. “Es importante evaluar las acciones que se llevan adelante entre provincia y Nación y coordinar el trabajo entre las fuerzas que se encargan de la seguridad en el territorio provincial”, expresó.

 

El cuarto desembarco federal en cuatro años se da en medio del brote de violencia que se reflejó en la tasa de homicidios de este verano, muchos de ellos vinculados con la disputa entre bandas en la zona sur de Rosario. Para Bullrich, al estar “focalizada” la violencia en barrios determinados, como Grandoli, Municipal, Tablada y Fonavi de Lola Mora e Hipócrates, sería más sencillo de abordar. Claro que esta decisión de enviar ya 200 uniformados a la ciudad capital, también complicada por un brote de asesinatos, puede estar vinculada al color político de las intendencias: dos centenares, “de inmediato”a para un gobierno vinculado con Cambiemos y una nueva promesa para el Ejecutivo municipal del Frente Progresista.

 

Para Rosario, habrá pronto una reestructuración del trabajo que llevan adelante Prefectura, Gendarmería y la Federal en conjunto con la provincia a través del Comando Unificado, dijo la ministra. También, según anunció Bullrich semanas atrás, la creación de un equipo multiagencial de inteligencia criminal donde también trabajará la cuarta fuerza federal: la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

 

“Que no resurjan”

 

Según Bullrich, en la reunión de este martes, además de rubricarse la prórroga del acuerdo firmado en septiembre de 2016, se tocaron temáticas “muy importantes respecto a que no resurjan bandas que pueda intentar copar el territorio, que es lo que trabajamos en todo el país para que la gente esté más tranquila”. En ese sentido anunció para este miércoles una reunión con los titulares de las carteras de Seguridad de todas las provincias.

 

“Las fuerzas federales vienen a trabajar junto a la Policía de Santa Fe para combatir los robos, los homicidios, el narcotráfico y la posibilidad de que se instalen bandas que cometen todo tipo de ilícitos”, subrayó Bullrich. Y añadió: “Este convenio forma parte de una mirada integral que tenemos acerca de los temas de seguridad en Santa Fe, con el objetivo de lograr que la gente se sienta más tranquila y más segura”.

 

“No existe ruido, ya que el convenio que vamos a ratificar en su primera cláusula establece que el Estado provincial no paga los viáticos, como no lo hacen el resto de las provincias”, había dicho el ministro Pullaro a La Capital en la previa de la reunión. Esto había sido un punto de fricción en las negociaciones de las últimas semanas y este martes por la tarde –cuando corrían rumores de financiamiento conjunto– aún no estaba claro qué habían acordado las partes.

 

El nuevo desembarco había generado ruido entre integrantes de la coalición oficialista provincial luego de que Bullrich prometiera “saturar” de efectivos los barrios de zona sur donde se han cometido más homicidios. Sobre este punto dijo Pullaro: “No es un tema central (el número de refuerzos). Estamos abiertos a que vengan más agentes, pero lo neurálgico es la planificación, investigación, inteligencia y rol de la Justicia federal”.

 

Los tres anteriores

 

Allá por abril de 2014 el entonces secretario de Seguridad Sergio Berni comandó un efectista desembarco federal en Rosario que volteó 89 búnkers y dejó desperdigados unos dos mil uniformados por algunas semanas. El efectismo fue bien concreto: en los barrios muchos vecinos dijeron haber recuperado el hábito de estar en la calle, compartiendo mates en la vereda, ante la vista de esos uniformes que reemplazaban a los de la desprestigiada Policía provincial. Pero pronto comenzaron las denuncias de apremios y torturas contra los federales.

 

Un año y medio después, aún en la gestión kirchnerista, el segundo desembarco apuntó a blindar el centro y copar de efectivos el corredor que conecta la zona norte con el macrocentro, en un intento por cortar un presunto desplazamiento de asaltantes desde el sur, el sudoeste y el noroeste hacia las zonas donde viven los vecinos más acomodados, dejando al resto, incluidos los de la región metropolitana, librado a su suerte. Por entonces las entraderas parecían el problema principal.

 

El tercer desembarco se dio después de las marchas Rosario Sangra, ocurridas en agosto de 2016. Después de semanas donde se barajaron números de efectivos, Nación definió que la intervención en el territorio no pasaba ya por la “saturación” –que ahora Bullrich volvió a mentar– sino en la llegada de efectivos especializados, detectives, abocados a la inteligencia criminal en el Comando Unificado.

Dejanos tu comentario...

Jueves 24 de Mayo de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto