Sociedad
07-03-2018
Encolumnadas: los casos santafesinos que impulsaron el 8M
Este jueves tendrá lugar en la ciudad el segundo paro internacional de mujeres, que será acompañado por una marcha durante la tarde, para visibilizar el reclamo contra la violencia machista y la desigualdad. Según cifras extraídas de la prensa, una mujer es asesinada cada 30 horas en el país.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Carina Ortiz | Cruz del Sur


El 8 de marzo ya está acá. El día internacional de la mujer se transformó en un emblema de lucha. Según números nacionales, cada 30 horas una mujer es asesinada, en general a manos de su pareja o ex. En 2015 el crimen de la adolescente Chiara Páez, en Rufino, conmocionó al país. Su caso encolumnó a las mujeres en un grito de reclamo y dio lugar al nacimiento de “Ni una menos”. La demanda contra la violencia machista ganó las calles.


En 2016 el femicidio de otra adolescente en Mar del Plata enlutó a las mujeres y generó el primer paro en el país. Al año siguiente la consigna se internacionalizó. Son muchos los temas en agenda: violencia machista, acoso sexual, desigualdad laboral, derecho a un aborto legal, seguro y gratuito, violencia obstétrica, homofobia, transfobia, entre otros. La transformación está en marcha y este jueves el correlato de ese movimiento se traducirá en paro y movilización.

 

Caso Chiara

 

Chiara Páez tenía 14 años, era de Rufino y cursaba un embarazo de no más de dos meses. El 7 de mayo de 2015 se encontró con amigas. Salió un rato de la reunión para verse con su novio Manuel Igwnacio Mansilla Gallegos. Calculaba volver en una hora y media pero nunca lo hizo. Como tardaba, sus amigas le mandaron mensajes, las respuestas no tenían el tono habitual. Llamaron a su novio y Morzi, como lo apodan, les dijo que ya se había ido.


Avisaron a la familia y todos comenzaron a buscarla, incluido Mansilla Gallegos. Finalmente la policía descubrió, a través de perros rastreadores, que Chiara estaba enterrada en el patio de la casa de su novio. Había sido ferozmente golpeada, también tenía cortes en el cuello. Morzi fue declarado responsable del femicidio por un juez de menores de Venado Tuerto en 2016 y al año siguiente condenado a 21 años y 6 meses de prisión. Sanción que el viernes pasado fue confirmada por la Cámara Penal de Rosario.


La fiscalía sospecha que Mansilla Gallegos recibió alguna ayuda o colaboración en el hecho. Actualmente hay una investigación en trámite contra sus familiares y se espera el resultado de una pericia en los celulares de los abuelos y el padrastro el muchacho.


La gravedad y conmoción que generó el caso movilizó a un grupo de periodistas a convocar a través de redes sociales a una marcha bajo el hashtag #Ni una menos. El 3 de junio de 2015 se produjo la primera movilización contra la violencia machista y los femicidios. Convocó a mujeres de unas 80 ciudades del país.


Pero los femicidios no cesaron. Las estadísticas que llevan organizaciones feministas a través de las noticias periodísticas –no hay estadísticas oficiales al respecto– muestran que, cada 30 horas matan a una mujer en el país.

 

Paro de mujeres

 

El 8 de octubre de 2016 otro femicidio sacudió al país. El asesinato de la adolescente Lucia Pérez en Mar del Plata generó, once días después, un paro de algunas horas y una marcha de mujeres vestidas de negro. Este hecho fue la antesala, en Argentina, del paro internacional de mujeres.


Al año siguiente la convocatoria, a través de las redes sociales, no se hizo esperar. Organizaciones de mujeres de unos 50 países llamaron a un paro internacional para el 8 de marzo de 2017. En Argentina, la previa al paro se tradujo en asambleas organizativas. Éste año la experiencia se repitió. En Rosario, cientos de mujeres se reunieron en La Toma para discutir las estrategias a implementar este 8 marzo, en el que uno de los ejes principales es el aborto legal, seguro y gratuito.

 

Las periodistas

 

Las periodistas son un eslabón del movimiento. Este año las mujeres de los medios de comunicación de Rosario tuvieron sus propias asambleas. En ellas se discutieron las problemáticas que enfrentan y la participación activa que tendrán en el segundo paro internacional de mujeres.


En este encuentro, las trabajadoras de prensa resolvieron adherir al paro y convocar a la marcha que se realizará en la ciudad este jueves. La decisión se concilió en parar por tres horas –la mitad de la jornada laboral que fija el convenio colectivo de trabajo de Prensa– y pedir la solidaridad del resto de los trabajadores del gremio.


A su vez se acordó incorporar a la estructura sindical un área de la mujer, género y diversidad sexual, profundizar en el análisis de cláusulas convencionales con perspectiva de género tales como igualdad de trato y oportunidades, igualdad en el acceso a los puestos de decisión, violencia y acoso laboral, licencias parentales y salud laboral.


También se reclamó capacitación en los medios de comunicación para el ejercicio de un periodismo con enfoque de género y diversidad y visibilizar las problemáticas de las trabajadoras de prensa precarizadas y excluidas de las leyes protectorias del mundo laboral, expresa el manifiesto. Finalmente la asamblea se manifestó a favor del aborto legal, seguro y gratuito.

 

Dejanos tu comentario...

Martes 18 de Diciembre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto