Política
21-02-2018
Los muñecos de Lilita

Una diputada nacional del espacio de Carrió acusó al socialismo de nepotismo y pidió que Santa Fe adhiera al decreto que firmó Macri. Sin embargo nombró como jefe de asesores en el Congreso a su esposo y tiene un hermano en la Procuración del Servicio Penitenciario Federal.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal


Orlando Chircaz | Cruz del Sur


La política siempre discurre en los planos fácticos y simbólicos. Definiciones como “ser y parecer” son premisas que todos los partidos, en general, tratan de practicar. Sin embargo, en los últimos años aparecieron emergentes de un proceso llamado posverdad: las aseveraciones dejan de basarse en hechos objetivos, para apelar a las emociones, creencias o deseos de la gente.


Se trata de una corriente donde ya no importa la construcción de políticas públicas de alto impacto social, de delinear proyectos alternativos, sino de generar rápidas empatías con el público. Anuncios favorables y denuncias a los oponentes son una fuente inagotable para sedimentar esos mecanismos de un populismo de derecha; siempre a partir de la exacerbación de los antagonismos.

 

Una estrategia comunicacional y propagandística con esas características y a gran escala no es el único mérito para la producción de los cambios políticos que experimenta el país hace un par de años. Pero compensa la falta de respuestas reales a las promesas incumplidas y a los problemas (heredados y generados por incapacidad) de las mayorías.

 

Es así que se corre el foco de atención de la sociedad con un abrir y cerrar de ojos, y las reglas de la moral y la ética son modificadas en función de las necesidades políticas. Las redes sociales y los medios cumplen una labor importante para que esos think tank de producción cultural eficientista y meritocrática coloquen en un segundo plano las dificultades existentes de una gestión.

 

Una de esas expresiones políticas es la que encabeza Elisa Carrió –entre otros integrantes de Cambiemos–, acostumbrada a desperdigar acusaciones por doquier con un barroco manejo de la palabra. Allí se mezclan denuncias judiciales con afirmaciones políticas y, entonces, la posverdad hace lo suyo: el rival político siempre es el culpable de todos los males.

 

Mientras tanto, hay un silencio sepulcral sobre el blanqueo de capitales de familiares del presidente, las cuentas off shore en paraísos fiscales, la evasión impositiva de amigos del poder y la utilización de sindicatos intervenidos por la Nación como agencias de colocación de empleos. En Santa Fe, por ejemplo, amigos de fútbol de Miguel Del Sel figuran como empleados de Somu.

 

Se trata del mismo gremio (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos) en el que el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triacca, nombró a una empleada suya. Carrió apenas si dejó entrever cierto malestar, pero su vara de moral y ética tiene valores distintos para medir la corrupción y las incompatibilidades. Quienes encabezan ese mismo proyecto en Santa Fe solo debieron copiar el modelo.

 

Haz lo que yo digo

 

Con la ayuda del canal de noticias TN la diputada nacional de Cambiemos, Lucila Lehmann, salió fuerte con una campaña antinepotismo. La joven santafesina de 34 años, militante de Espacio Carrió, electa en octubre del año pasado, tiene domicilio en Capital Federal y fue noticia tiempo atrás por denunciar al gobierno de Santa Fe para beneficiar a la provincia de Buenos Aires.

 

Esta vez, envió una nota al gobernador Miguel Lifschitz para que adhiera al decreto de Mauricio Macri a través del cual se eliminan familiares directos en el Gobierno. Apenas 12 personas dejaron la Casa Rosada, pues el texto firmado por el presidente tuvo un objetivo efectista, de posverdad, para tratar de acallar las críticas después de la polémica Triacca. Una decisión para la tribuna.

 

Si se aplicara el decreto presidencial en Santa Fe, tal como lo reclamó Lucila Lehmann, ninguna de las 34 personas relacionadas con Hermes Binner, Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz dejaría su cargo o perdería el empleo. A Binner, incluso, le inventaron una hija que nunca tuvo (María Laura) o criticaron a tres de sus hijos, cuando todos ellos entraron por concurso en gobiernos justicialistas.

 

También mezclan relaciones familiares inexistentes y, con una mirada misógina, plantean que las mujeres nombradas en esa operación política y de prensa solo llegaron a ocupar lugares de poder por ser esposas de esos tres dirigentes. Se desconoce la valía de históricas militantes del PS, alguna de las cuales tuvieron un rol más importante que sus parejas en otras épocas.

 

“El daño ya está hecho”, dijo un dirigente radical cercano al PRO, que a pesar de las diferencias con el socialismo se quejó de los “lilitos” por la forma en que se plantea la política en la provincia de Santa Fe. “Estas cosas no le hacen bien a nadie porque lo único que genera es una sospecha permanente sobre la función pública. Para algunos dirigentes la política es una aventura”, lamentó.

 

No terminaban los trolls amarillos de fomentar el informe y darle volumen que apareció un dato digno de una película de Federico Fellini. La diputada Lucila Lehmann, de Espacio Carrió, tiene como jefe de asesores a su marido, el tuitero Lucho Bugallo, y su hermano, Ulrich Lehmann, es funcionario de la procuración del Servicio Penitenciario Federal.

 

Como si esto fuera poco, Ulrich Lehmann pidió más “Chocobar” en los barrios. Hasta el intendente de Santa Fe, José Corral, dijo que ese muchacho no estaba bien pero horas después un funcionario suyo dijo algo similar. Eduardo Carasa, encargado de las cámaras de monitoreo de la municipalidad, consideró que los dichos de su compañero en Cambiemos están “perfecto”.

 

Párrafo aparte el marido y asesor de Lehmann. Lucho Bugallo, tiempo atrás, dijo que las mujeres del colectivo Ni Una Menos tendrían que haber sido abortadas pero están vivas y que son “feminazis”; luego borró esos tuits. También es un fiel defensor del libre mercado, de la derecha pragmática y está en contra del Che Guevara y la revolución cubana.

 

Detrás del humo

 

Dirigentes del PRO y la UCR amarilla, es de remarcar, manifestaron disconformidad con las acciones desarrolladas por Lehmann, Bugallo y Carrió. Un repaso por distintos estamentos públicos mostraría a parientes, amigos y allegados a Cambiemos. Sin ir más lejos, la mujer del concejal Roy López Molina fue nombrada en la Oficina de Defensa del Consumidor en Rosario.

 

Mientras se produce esta discusión, con alto impacto mediático, quedó de lado una serie de situaciones discrecionales que solo perjudican a la provincia de Santa Fe. Por caso, el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, reconoció que la Nación incumple una serie de compromisos en obras que tenían planificados en distintos puntos del territorio.

 

“Hemos pedido que nos financien cuanto menos una parte de los arreglos en los aeropuertos de Santa Fe y Rosario, pero no nos han hecho ningún aporte”, se quejó Garibay. Y luego agregó: “Sí debo reconocer que se comprometieron a financiar la readecuación del (canal) Vila-Cululú, el canal San Antonio y el canal Empalme Villa Constitución”.

 

En contraposición recordó: “Firmamos cuatro convenios con Nación pero estuvimos la semana pasada en el Enohsa (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento) y nos dijeron que no tienen fondos así que tenemos que parar las obras en el acueducto Rosario-San Lorenzo, cloacas en San José de la Esquina, en Empalme Villa Constitución y en el barrio Roque Sáenz Peña en Rosario”.

 

“Estas obras estaban comprometidas y firmadas, pero hoy nos dicen que no están los recursos para hacer obras de saneamiento. Al Enohsa le recortaron el presupuesto y esto implica que recortaron sobre Santa Fe, y no sé si lo mismo ocurrió con otra provincia de la misma manera”, completó el ministro de Infraestructura de la provincia.

Dejanos tu comentario...

Viernes 25 de Mayo de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto