Mundo
24-01-2018
El poder judicial acorrala a Lula
Los tres jueces del Tribunal Regional Federal confirmaron la condena por corrupción contra el ex presidente Luiz Inácio da Silva. Podría no participar de las próximas elecciones.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Por unanimidad, los tres jueces del Tribunal Regional Federal de la 4ª región (TRF4) no sólo confirmaron la condena por corrupción contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva sino que también aumentaron la pena a 12 años y un mes de prisión, una dura sentencia que entorpece seriamente la candidatura del máximo líder del Partido de los Trabajadores (PT) para las elecciones de octubre.

El fallo complica la candidatura presidencial del ex mandatario, que encabeza los sondeos de intención de voto para los comicios generales de octubre próximo.

"Hay pruebas por encima de lo razonable de que el expresidente fue uno de los principales articuladores, si no el principal, del esquema de sobornos en Petrobras", resaltó el magistrado relator de la causa, João Pedro Gebran, quien junto a sus colegas Leandro Paulsen y Víctor Laus de la corte de apelaciones, ratificó así el fallo del juez federal Sergio Moro, en Curitiba, a cargo de los casos relacionados con la Operación Lava Jato, que reveló la trama de corrupción enquistada en la petrolera estatal.

En julio pasado, Moro halló culpable a Lula, 72, de corrupción pasiva y lavado de dinero por haber recibido de la constructora OAS un departamento tríplex en el balneario paulista de Guarujá -valuado en US$ 1,2 millones- a cambio de garantizar a la empresa contratos con Petrobras durante su gobierno (2003-2010). La pena original fijada por Moro había sido de nueve años y seis meses de prisión. La reclusión sólo ocurriría una vez que se agoten todos los recursos jurídicos.

Seguidores de Lula da Silva se manifiestan en contra del juicio al expresidente de Brasil en las calles de Porto Alegre Seguidores de Lula da Silva se manifiestan en contra del juicio al expresidente de Brasil en las calles de Porto Alegre

Lula siempre negó que fuera dueño de la vivienda y resaltó que jamás pasó una noche allí. Sin embargo, el expresidente de OAS, Leo Pinheiro, confesó a la Justicia que Lula le había pedido destruir los documentos del inmueble y mantener oculta su verdadera propiedad.

"La denuncia indica que hay propiedad de un departamento cuando el juez, en su fallo, atribuye esa propiedad a Lula sin seguir la ruta del dinero, sin poder probar la acusación de que tres contratos de Petrobras sirvieron como moneda de cambio. No hay pruebas para culpar a Lula.
Pedimos la nulidad del proceso y de la sentencia", declaró el abogado del exmandatario, Cristiano Zanin Martins, durante la audiencia que duró casi nueve horas.

Dejanos tu comentario...

Domingo 25 de Febrero de 2018
Caferra
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto