País
16-01-2018
Triaca despide a insulto limpio
Una casera de la quinta del titular del Ministerio de Trabajo denunció que el funcionario le dijo “no vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre”. También contó que trabajaba en negro desde el 2012.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal
Con un insulto y por WhastApp, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, despidió a una de sus trabajadoras domésticas, que además estaba en negro. "Sandra, no vengas eh. No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!", fue el mensaje de voz que le envió el ministro a Sandra Heredia, la casera de la quinta que tiene Triaca en la provincia de Buenos Aires. Sin indemnización, sin preaviso y con un mensaje violento, así fue el ejemplo del funcionario que debería garantizar los derechos laborales.

Según contó la empleada a la agencia de noticias Opi Santa Cruz, el funcionario la despidió luego de un retraso de 15 minutos. Heredia trabajaba en la quinta desde el 2012, pero además tenía otro empleo conseguido por el mismo funcionario como delegada de la intervención del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y se dividía su tiempo entre los dos empleos.

“Todo empezó un sábado cuando no llegué a tiempo para abrirle la puerta y Triaca se enojó. Quiero aclarar que no es que no fui, solo me retrasé diez o quince minutos porque al salir justo con el tiempo, se me atrasó el colectivo y no llegué antes que él llegara, como hacía siempre”, relató Heredia a la agencia de noticias.

Heredia contó además que por el doble trabajo “iba y venía sin que le alcanzara el día”. “No tenía vida; salía de la oficina, iba a la quinta, salía de allí a las 3 de la mañana, a las 9 me iba al sindicato y posiblemente ese mismo día o al siguiente debía hacer lo mismo. Ellos (los hermanos Triaca) me dijeron en mensajes que tengo grabados que debía darle prioridad a la quinta”, remarcó.

“Realmente me puse muy mal porque no me lo esperaba de él – remarcó la ex empleada del Ministro – Yo he sido siempre una persona fiel, respetuosa y reservada; nunca le dije que no, ni puse justificaciones para no hacer algo y sabiendo todo lo que me cuesta moverme y cumplir con mis trabajos, me envió un audio con este insulto, que creo no merecer. Nunca me había enviado un audio, fue el primero y lo que me dijo me dolió mucho”, finalizó la empleada.

Dejanos tu comentario...

Viernes 19 de Octubre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto