Economía
03-01-2018
La juntan en pala pero no largan nada

Un reporte de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) da cuenta de que pese a la cosecha récord registrada en 2017, la liquidación de divisas por parte de exportadoras de cereales, oleaginosas y derivados cayó un 10,5 por ciento respecto al año pasado.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

La liquidación de divisas por parte de las empresas exportadoras de cereales, oleaginosas y derivados cayó un 10,5 por ciento en 2017, hasta los 21.399 millones de dólar, a pesar de la cosecha récord. Así lo precisaron este martes los números reportados por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas.

 

Ambas cámaras empresarias informaron que durante la última semana del año (entre el 26 y el 29 de diciembre) las empresas del sector liquidaron la suma de 390.290.452 dólares.

 

Asimismo, el monto liquidado desde comienzos de año hasta el 29 de diciembre ascendió a 21.399.084.083 dólares. Esa liquidación resultó un 10,5 por ciento inferior a los 23.910.393.560 dólares registrados en 2016.

 

Se trata del monto más bajo de los últimos ocho años, con excepción de 2015 cuando había alcanzado los 19.963 millones de dólares y que respondió a una fuerte pulseada del sector con el gobierno kirchnerista en vísperas de las elecciones presidenciales.

 

El menor ritmo de liquidación de 2016 se conoce cuando comienza a hacerse efectiva la baja de 0,5 por ciento mensual de las retenciones a la soja y subproductos, que regirá desde este mes hasta diciembre de 2019, que implicarán para el Estado la pérdida de unos 20.000 millones de pesos de recaudación anual.

 

El Ministerio de Agroindustria comunicó la vigencia de la rebaja para, según afirma, darle competitividad y previsibilidad al sector. El titular de la AFIP, Alberto Abad, aseguró que este año se retuvieron 4 millones de toneladas más que el año pasado y que el resultado fue que la recaudación por ese canal fue un 7,5 por ciento menor (ver aparte).

 

La primera poda en retenciones, que incluyó a todos los granos, menos la soja que se redujo en cinco puntos, las mineras y la industria fue a principio de 2016 y le significó al fisco 70.000 millones de pesos menos de recaudación, equivalentes a 1 punto del PIB.

 

Esta transferencia de recursos al sector más concentrado de la economía potenció el desequilibrio del déficit fiscal de ese año. En contraposición, el Gobierno transfirió el ajuste a la población, tomó deuda para compensar el menor ritmo de ingreso de divisas genuinas y ahora, con la reforma tributaria, aumento impuestos internos que impactan en el bolsillo de los asalariados.


En este marco el equipo económico de Cambiemos redobla la apuesta e inició una quita escalonada (todos los meses durante dos año) de las retenciones a soja y derivados.

Dejanos tu comentario...

Domingo 21 de Octubre de 2018
Erotismo del poder femenino
Hockey con futuro
Todo caso policial
Salud Pública
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Citas
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
Villanos y empresarios
foto