Sociedad
20-12-2017
En el nombre de la hermana

Un estrecho vínculo familiar, solidaridad y el empuje de dos niños son los ejes de un pedido judicial de autorización para una fecundación in vitro en un vientre sustituto. La gestante se ofreció para llevar en su seno a su sobrino y cumplir el sueño de su hermana, lograr una familia de tres. Planteo que la jueza Andrea Brunetti hizo realidad.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Carina Ortiz | Cruz del Sur

 

“Mamá ¿por qué vos no les prestas tu panza a los tíos para que puedan tener un bebé?”, preguntaron dos niños de 6 y 8 años a su madre. Los chicos eran testigos de los intentos de sus tíos por ser padres, sus frustraciones ante cada pérdida de embarazo. Una enfermedad severa impidía alcanzar el sueño de una familia. Hubo varios tratamientos, pero las consecuencias de esos intentos fueron más y más devastadoras. Finalmente, la pareja se resignó a conformar una familia de dos. Pero con su ingenuidad los niños plantearon una solución. En un principio pareció alocada, luego trajo esperanzas y devolvió el entusiasmo.

 

El amor entre hermanas llevo a la madre de los chicos a hacer la propuesta. Apoyada en su esposo y sus pequeños ofreció su vientre para la gestación. La pareja dudó, pero los niños una vez más dieron el empujón. La idea se transformó en una presentación judicial. Los tres pidieron autorización para una subrogación de vientre. La última reforma al Código Civil y Comercial –que entró en vigencia en agosto de 2015– no contempla estas prácticas, aunque deja lagunas que permiten interpretaciones judiciales. Una visión integradora de la jueza Andrea Brunetti del Tribunal Colegiado de Familia de la 7° Nominación hizo posible la idea. Permitió el tratamiento, ordenó la inscripción del bebé en el Registro Civil a nombre de la pareja y fijó la obligación de informar al niño su origen cuando tenga edad suficiente.

 

La pareja hizo una presentación judicial solicitando autorización de implantar un embrión fecundado in vitro en el vientre de la hermana de uno de ellos. El planteo fue concreto, querían un permiso para una gestación por sustitución, después de un largo recorrido signado por las pérdidas y el dolor. La chica sufre de trombofilia severa, tiene un grave cuadro obstétrico. Su primer embarazo llegó hasta la semana 15 y allí se detuvo. En el año 2011 la pareja logró embarazarse nuevamente. Eran gemelos pero el feto de la bebé detuvo su crecimiento en la semana 18. El varoncito logró crecer hasta la semana 25 y apareció el síndrome de Hellp. El pequeño logró sobrevivir una semana, pero era demasiado prematuro. El último intento de la pareja fue en 2014, esta vez el crecimiento del bebé hizo un stop en la semana 27. A partir de allí el riesgo para la vida de la madre fue un hecho.

 

Sustitución gestacional

 

La sustitución gestacional es una figura compleja, genera muchos planteos no solo jurídicos sino también éticos que rompe con la regla que reconoce la maternidad en la mujer que da a luz, según fija el fallo. “La maternidad subrogada pone en crisis este concepto clásico que se ve traspasado por el avance de la ciencia y la tecnología. Allí aparece la voluntad procreacional, la autonomía de la voluntad en las formas de reproducción”, de acuerdo a la explicación de la jueza.

 

“Si bien la gestación por sustitución no está legislada en el Código ha sido reconocida implícitamente a través de la ley que garantiza el acceso integral a procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida”, indicó la magistrada y agregó: “Toda persona adulta tiene acceso a estos procedimientos siempre que haya explicitado su consentimiento libre e informado”.

 

Asimismo, Brunetti relató que “cuando se discutió el proyecto de reforma, fue un tema candente, pero se terminó eliminado y generó un vacío legal”. Y destacó: No existe una norma que lo prohíba o disponga una sanción de nulidad como consecuencia de su utilización, refiere el fallo.

 

Ante este cuadro la jueza eligió una visión integradora. Fijó las bases de su decisión en diversos derechos: como la voluntad procreacional, el consentimiento informado y libre, los derechos del paciente y las normas sobre procedimientos técnicos, médicos y asistenciales para la reproducción asistida. Para la magistrada, la gestación por sustitución de vientre se encuentra garantizada por el reconocimiento del derecho a la vida privada y familiar, y al respeto a la integridad física, psíquica y moral y el derecho a la igualdad y a la no discriminación. En cuanto a este último punto, la jueza resaltó la posición de algún jurista que entendió la falta de legislación y la incapacidad económica como un ejemplo de discriminación. “Aquellos que tienen poder económico pueden irse a otros países dónde la subrogación de vientre está permitida”, dijo.

 

Tipos de filiación

 

El código establece que la filiación se puede dar en forma natural por adopción o por técnicas de reproducción humana asistida y en esta última forma no hay subespecies. La jueza incluyó en esta categoría la gestación por sustitución. En este caso el vínculo filial se determina por voluntad procreacional a través del consentimiento previo, libre e informado. La jueza no dejó de lado el interés superior del niño y dijo que ese interés exige contar con un marco legal que brinde seguridad jurídica al niño y, de este modo, lo proteja.

 

A estos fundamentos técnicos sumó los datos de la historia clínica de la mujer, su testimonio y el de su marido. Las constataciones físico-psíquicas de la gestante, a lo que sumó informes ambientales y los testimonios de los niños y el marido de la gestante. Con estos elementos la jueza decidió hacer lugar al pedido y autorizar la sustitución de vientre. También ordenó la inscripción del nacimiento del niño, cuando ello ocurra, como hijos de la pareja requirente y sumó la orden de informarle a su hijo “su realidad gestacional de origen”. Finalmente pidió a los legisladores saldar esta laguna legal sobre el tema.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 18 de Julio de 2018
Charlie Egg
El año de la división
Bricco
Acquarone
Tessa
Libros en alpargatas
Caferra
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto