Sociedad
06-12-2017
Monos: Luis Paz apuntó contra el clan Cantero

El padre del Fantasma, cuyo crimen de 2012 inició una saga de venganzas y derivó en la causa por asociación ilícita que tiene a la banda de La Granada en el banquillo, declaró en el juicio que sabe quién mató a su hijo, pero que no puede probarlo. Y le adjudicó a Los Monos la mitad de aquellos asesinatos que sumaron 264 en el departamento Rosario en 2013.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Alberto Carpintero | Cruz del Sur

 

A todos les convenía que mataran a mi hijo”. Así, aunque apuntó directo al clan Cantero por el crimen de Martín “Fantasma” Paz, su padre, el ex mánager de box Luis Paz, resumió en su declaración de este martes ante el tribunal que encabeza el juicio a Los Monos que no hay pruebas para responsabilizarlos por ese asesinato, que abrió una ola de venganzas que hizo que al año siguiente, en 2013, se llegara al récord de 264 asesinatos en el departamento Rosario: “La mitad de esos homicidios le corresponde a este gente”.

 

Apenas se sentó en la sala de audiencias afirmó Paz: “Esperé cinco años este momento”. Fue luego de que lo trasladaran bajo fuerte custodia y con chaleco antibalas en una tráfic blanca que estacionó frente a la puerta del Centro de Justicia Penal. También negó que su hijo fuera narcotraficante, señaló que era prestamista y que no le debía dinero a nadie, y recordó lo que había afirmado en su declaración informativa por el asesinato de su yerno, Claudio “Pájaro” Cantero, considerado una venganza por el crimen del Fantasma y caso que también se mantiene impune: que Guille Cantero le debía dinero de una camioneta a su hijo –que también al Pájaro Martín le prestaba plata– igual que Diego Cuello, otro integrante de la organización que fue el primer sospechoso por el asesinato del Fantasma.

 

Negada por el tribunal la posibilidad de que la secretaria del juez instructor del caso Juan Carlos Vienna declarara en la sala de audiencias, el testimonio de Luis Alberto Paz era el más esperado. Según la defensa del clan Cantero, la megacausa Monos por asociación ilícita derivada del crimen del Fantasma se asentó en cuatro patas: el propio Luis Paz; el juez Vienna –con quien aquél compartió dos viajes a los Estados Unidos– y cuyo testimonio no fue habilitado por la Justicia para este debate; la Brigada Operativa de la División Judiciales –cuyos integrantes declararon en los últimos días dando en respaldo a la teoría del caso de la Fiscalía–, y el oficialismo de entonces, jaqueado por su enfrentamiento político con la Nación. Así, los acusadores sumaron un testimonio importante, el primero por fuera de los empleados públicos que intervinieron en la pesquisa.

 

Luis Paz, luego de mirar fijo a Guille y su hermano Monchi Cantero, también a la madre de los hijos del Pájaro Lorena Verdún, quiso aclarar este martes que su hijo no le debía diez millones de pesos al clan Cantero, tal como había dicho el sargento Ariel Lotito. “Fue en lo único que se equivocó Lotito”, dijo el padre del Fantasma, para aclarar que su hijo era prestamista, que había comenzado a prestar dinero con la ganancia que le daba la crianza de cerdos, una actividad que compartía con su abuelo, y que también compraba y vendía vehículos. Añadió que incluso le había prestado a Francisco “Gringo” Lapiana –el representante de futbolistas que también está sentado en el banquillo–, pero que al ir a cobrarle, tras el crimen de su hijo, le dijo que lo denunciaría por amenazas para no pagar el millón y medio que le debía al Fantasma. Y añadió que al intentar cobrar una de esas deudas fue denunciado por amenazas por “un gitano”.

 

Reveló que el Fantasma y su hermana Mercedes, quien fue durante un lustro la pareja del Pájaro, hasta “tres o cuatro meses” del crimen de este último, “tenían una relación normal de hermanos”. Que una semana antes del crimen del Fantasma habían tenido una discusión, lo que generó un incidente de su hijo con el Pájaro, que no pasó a mayores por la mediación de un abogado. Añadió que él se oponía al vínculo entre Mercedes y el Pájaro, que su esposa se lo había ocultado y eso generó que terminaran separándose y que ella lo denunciara por una estafa. “Si algún día tenés problemas no te quejés, porque vos elegiste a ese hombre”, dijo Paz que la había advertido a su hija, quien está previsto que declare en el juicio y que en la pesquisa por la megacausa Monos sólo prestó declaración testimonial.

 

Paz afirmó en otro tramo de su parlamento: “Juré que no me iba a quebrar porque esperé cinco años este momento; perdí media vida ahí (con el crimen de su hijo) y la otra media vida me voy a ocupar de que se los juzgue, porque se los acusa (a Los Monos) de otras cosas. Una para demostrar que mi hijo no se quedó con ninguna plata –Lotito había dicho que se quedó con diez millones de pesos de clan Cantero y que lo mataron porque no pudo devolverlo–, no le quedó debiendo a nadie, lo mataron porque le debían plata, nunca se quedó con nada”. Y añadió que el día que consiga una prueba fehaciente se presentará ante la Justicia: “Para que se juzgue a todos los que participaron, porque no fue a uno: a todos les convenía”.

 

“Cuando lo mataron les convenía a todos y hay abogados que fueron parte del complot”, disparó Paz y dijo que su hijo conocía al clan Cantero “de las confiterías”, y que fue de ese modo que lo mataron. Dijo que la noche al anterior al crimen, ocurrido el 8 de septiembre al mediodía en 27 de Febrero y Entre Ríos, había estado en una disco. “Cuando salió de Yamper ya tenía firmada su muerte”, describió, en referencia a que en ese local se había encontrado con Monchi Cantero.

“Mi hijo pensaba darle la hija a Monchi Cantero como padrino (de bautismo) y a los pocos días lo asesinaron. Miren qué traición. Cuando lo oigo hablar y dice que lo juzgan como a Robledo Puch tiene que ponerse contento y tirar cuetes. Sabe por qué: hay 200 homicidios en Rosario por año, no lo puedo probar, pero la mitad de esos homicidios corresponde a esta gente, tienen que estar contentos que son 4 o 5 (los asesinatos que se ventilan en este debate)”, dijo Paz.

 

Las defensas le preguntaron por su declaración informativa en sede judicial por el crimen del Pájaro Cantero, cuando dijo saber que Los Monos no habían matado a su hijo, que los dos sicarios de su hijo estaban muertos y quien encargó ese crimen, preso. “Ellos tuvieron que ver pero no fueron directamente los que lo mataron”, había dejado asentado entonces. “Sí, recuerdo”, dijo este martes Paz.

 

Tras la declaración de Paz, Monchi Cantero pidió hablar este martes ante el tribunal y dijo que el Fantasma era su amigo y que habían estado juntos la noche anterior al crimen. Aseguró Monchi: “Cuando él dice que yo soy el responsable, instigador o ideólogo de la muerte de su hijo quiero dejarle claro que no tuve que ver con la muerte. Que investigue bien, que no se deje llevar por comentarios de la calle como esta investigación, porque así inventando cosas no podemos”. Paz había dicho que tras el crimen del Fantasma Monchi se le había reído en la cara.

 

El periodismo y el narco

 

Los bienes de Luis Paz están bajo investigación de la Justicia federal de la capital provincial porque en algunas de esas sociedades figuran personas involucradas en causas por narcotráfico. Incluso el diputado provincial Carlos del Frade hizo un pedido de informes en la Legislatura por este tema.


Dijo este martes el empresario sobre los dichos de policías de Judiciales que habían vinculado el crimen de su hijo con el narcotráfico: “Lo vi en distintos medios y hay periodistas que quieren ocupar el lugar de los jueces; uno dijo que es muy grave que llegara a declarar y no quedara detenido. Estoy juntando todo lo que puedo con el periodismo, estoy averiguando si tienen algo, porque han dicho que soy el mayor narcotraficante. Todos los policías son muy ineptos o soy muy vivo. Me han dicho de todo y quisiera que alguien venga y me traiga una prueba de mí o de mi hijo”.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto