Política
22-11-2017
“Si nos quitan derechos vamos a dar pelea”

El secretario general de Uocra Rosario, Carlos Vergara, comentó algunos detalles de la intervención que lleva adelante en La Plata y dio su opinión sobre la relación actual del gremio y el gobierno de Mauricio Macri de cara a la reforma laboral que se abre paso en el Congreso.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal


Sebastian Stampella | Cruz del Sur


Cuando Carlos Vergara asumió la normalización de la seccional La Plata de Uocra tras la escandalosa detención del “Pata” Medina, una periodista porteña lo definió como “el bombero de Gerardo Martínez”. Es que el secretario general de la seccional Rosario del gremio tiene en sus espaldas cinco intervenciones de este tipo que fueron encomendadas por el histórico dirigente de la construcción. Con esa misión llegó a San Lorenzo en 2013 y luego a Rosario, donde fue ratificado en dos oportunidades como el conductor de la seccional más importante del interior del país.

 

En diálogo con Cruz del Sur, Vergara comentó algunos detalles de la intervención que lleva adelante en La Plata y dio su opinión sobre la relación actual del gremio y el gobierno de Mauricio Macri de cara a la reforma laboral que se abre paso en el Congreso.

 

—¿Es verdad que cuando asumió la intervención de La Plata el juez le dio el pésame?

 

—Sí. Cuando me dio la llave de la seccional me dijo “mi más sentido pésame, Vergara”. Fue una situación jocosa, como para distender un poco. Más allá de eso, ya hablando en serio, me dijo que esperaba que yo tenga una buena función y que haga mi trabajo sin presiones, que él no iba a inmiscuirse en la libertad sindical. Lo único que me pidió es que cada veinte días le pase un informe de lo que iba encontrando en la seccional y en las distintas dependencias del gremio. La Plata tenía, y tiene, conquistas salariales importantes que los trabajadores han sabido conseguir y defender. En este momento de la normalización eso no será tocado; el ajuste no se hará por ahí. La Justicia hará lo que deba hacer con quienes están detenidos, pero hay que hacer una separación de lo que es una causa judicial y lo que son los destinos de los trabajadores de La Plata. Los convenios platenses no pueden acusarse de ser extorsivos, como plantearon algunos empresarios. Eso lo voy a defender. En este momento estoy abocado a reacomodar el gremio, a promover la afiliación y el empadronamiento. Mi misión es mantener los salarios, la seguridad, la paz social y el diálogo con las empresas. Si el sector empresario no entiende esto, no me va a temblar el pulso para asumir la defensa de los trabajadores.

 

—¿Y qué encontró en esa seccional?

 

—Hicimos un inventario en el que dimos parte a la justicia de todo lo que íbamos relevando. Cuando entré al gremio encontré muchas cosas de origen dudoso. Computadoras, televisores, hasta una peluquería. Todas cosas que no formaban parte del patrimonio de Uocra. Entonces ¿De dónde salió el dinero para todo eso? Me reuní con el intendente, con ministros, con empresarios, con todos, para transparentar este proceso. Dese que encaré la normalización no paré nunca de recibir amenazas. No sé a ciencia cierta de dónde provienen. Son amenazas verbales, gritos al pasar, llamados a la seccional pidiéndome que me vaya, avisándome que saben dónde vivo. Eso no es algo nuevo para mí. Antes de esto me tocó intervenir las seccionales de Quilmes (en dos oportunidades), Lomas de Zamora, Rosario y San Lorenzo. Es una larga tarea la que hay por delante. Medina está preso, pero empresarios no hay ninguno. Es llamativo eso y también habría que investigarlo.

 

—¿Cree que, de algún modo, el encarcelamiento de Medina fue usado por el gobierno de Macri para comenzar a disciplinar a los gremios en la antesala de la reforma laboral?

 

Yo no tengo esa mirada. Creo que si alguien va preso, por algo es. En ese sentido yo no me siento un perseguido ni creo que todo el sindicalismo esté en la misma situación. Creo que estas situaciones son cosas que hay que separar. El gobierno actual seguramente pagará sus costos por esta decisión. Cuando gobierna la derecha, las empresas chiflan al oído: “Vamos por las conquistas de los trabajadores, los derechos, las asignaciones, hay que bajárselas porque son costos altísimos”. Yo me pregunto por qué no bajan el IVA, Ingresos Brutos, y el impuesto a las Ganancias. Porque las regulaciones siempre van en contra de los trabajadores, son la variable de ajuste, al igual que los jubilados. Pero eso es normal en las políticas de este tipo de gobiernos.

 

—A Gerardo Martínez muchos analistas lo señalan como el interlocutor favorito de Macri, dicen que hay buena sintonía.

 

Que haya una buena relación no significa que haya obsecuencia. Gerardo discute todo con el presidente y eso es algo válido. Además de ser el conductor nacional de Uocra es un hombre reconocido en la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y discute permanentemente con referentes de todos los sectores. No está mal que mantenga diálogo abierto con el presidente. Ahora, si no se llega a un acuerdo, los trabajadores de Uocra con Gerardo a la cabeza estaremos dispuestos a plantear el fin de ese diálogo. Si nos quitan nuestros derechos nosotros estamos preparados para pelear y defender nuestras conquistas. Mientras tanto, no podemos romper el diálogo y la paz. Y está claro que el que rompe tendrá  la responsabilidad de aguantar lo que venga.

 

—Pero su gremio tiene una posición tomada sobre la reforma laboral…

 

—¿Pero cuál es la reforma? Porque hay mucha cháchara y poca discusión seria sobre datos concretos. Nosotros estamos en alerta. Estamos mirando qué implica la reforma esa. Yo confío en que es algo que la dirigencia sabrá discutir.

 

—Mientras tanto ¿Usted sigue a cargo de la seccional Rosario de Uocra?

 

—Sí, yo sigo siendo el secretario general de la seccional Rosario y sus delegaciones, que abarcan a ocho departamentos de la región. Lo mío en La Plata es una normalización, voy y vengo, y será así hasta que concluya con esta misión. En Rosario nosotros seguimos sosteniendo el régimen de trabajo y apuntalando los logros que conseguimos en esta seccional. Con más de 30 mil afiliados, hoy esta seccional es la más importante del interior del país. Los trabajadores de Rosario, Cañada de Gómez, de San Lorenzo, Villa Constitución y Venado Tuerto, cuentan con un gremio fuerte, con mucha espalda para defender sus derechos y escuchar sus inquietudes. La capacitación en oficios sigue siendo un eje fuerte de nuestra gestión. Estamos terminando la escuela de formación profesional de Rosario, que será similar a la que tenemos funcionando en San Lorenzo y que ayuda a muchos jóvenes de la región a perfeccionarse y mejorar sus chances laborales.

 

—¿Rosario y la región siguen teniendo una tasa de empleo en la construcción por encima de la media nacional?

 

—Sí, Rosario tiene mucha inversión en el rubro construcción. Especialmente por los granos del puerto de San Lorenzo, donde se han hecho obras importantes. Al sacarle las retenciones a ese sector, mucho dinero se vuelca en obras privadas. A su vez, la obra pública del gobierno provincial ayuda muchísimo a sostener el empleo. En su momento, el gobernador Miguel Lifschitz prometió tomar deuda para destinarla a realizar obras viales y de gasoducto y debo reconocer que cumplió. Aún así, los reclamos por más obra pública siempre van a estar. La política traba muchas cosas y habilita otras. Cuando no hay buena relación ente provincia y Nación eso se siente. La solución para mejorar el empleo y la reactivación siempre es la voluntad política.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto