Sociedad
01-11-2017
El juicio a los Monos, en el Centro de Justicia Penal
Aunque volvió a postergarse la fecha de inicio, se definió que las audiencias se desarrollarán en el ex Heca, a fines de garantizar una mayor seguridad
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Alberto Carpintero | Cruz del Sur

 

El inicio del juicio contra la banda de los Monos en la llamada megacausa por asociación ilícita, además de tres homicidios, sufrió una nueva postergación, aunque esta vez no es atribuible a las presentaciones de sus defensas: el debate se llevará adelante en el nuevo Centro de Justicia Penal, en el ex Heca, y por la adecuación de estas instalaciones se iniciará el lunes 13 o el martes 21, dijeron fuentes judiciales.

 

El cambio de escenario se dio por cuestiones de seguridad, a instancias de una inquietud del Poder Judicial, ante lo cual el Ejecutivo ofreció hacerlo en el predio de Virasoro, Sarmiento, Rueda y Mitre. Son 25 los imputados, aunque menos de una decena llegan detenidos, en su mayoría alojados en el pabellón 7 de la cárcel de Piñero, como los casos de Máximo “Guille” Cantero, su hermano Ramón “Monchi” Machuca –ambos como jefes–, el padre de ambos, Ariel “Viejo” Cantero y un lugarteniente de los líderes del clan, Jorge “Ema” Chamorro. La previsión es que haya audiencias tanto matutinas como vespertinas y que el juicio continúe incluso durante la feria estival.

 

El pasado viernes se reunieron en Tribunales el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, junto al secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia, Pablo Cococcioni, con funcionarios del Poder Judicial, entre ellos el titular de la Corte, Daniel Erbetta. Tras el cónclave, dijo Pullaro: “Estamos convencidos que haciéndolo en el nuevo edificio le ofrecemos mayor seguridad, por un lado a la ciudadanía en lo que se refiere fundamentalmente a los traslados y por el otro a las personas que están detenidas, en cada uno de los traslados que tenemos que llevar adelante”.

 

El funcionario dijo que aún falta definir algunas cuestiones logísticas en el nuevo edificio, en el que por ejemplo aún no hay mobiliario, aunque aclaró que es el sitio que presenta mayor facilidad para un control riguroso de la seguridad.

 

“Teniendo en cuenta la densidad, peligrosidad de los diferentes traslados, máxime con el episodio que vivimos en el mes de marzo (el ataque sobre una camioneta penitenciaria en la autopista Brigadier López que llevaba a los acusados por el crimen de Claudio “Pájaro” Cantero –hermano de Guille y Monchi–). Explicamos que era lo mejor para estos traslados y alojamientos. Evaluarán en profundidad el planteo y nos darán la respuesta”.

 

El ministro añadió que una opción es dejar a los detenidos alojados en el nuevo edificio durante los días hábiles –donde deben refuncionalizarse los penales, ya que son de modalidad transitoria–, aunque aclaró que no hay nada resuelto y hay diferentes opciones. Y enumeró que del operativo de seguridad formarán parte uniformados del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias, Traslados Judiciales, Tropa de Operaciones Especiales, Comando Radioeléctrico, Cuerpo Guardia Infantería, Policía de Investigaciones, además de federales de Prefectura y Gendarmería.

 

El tribunal a cargo del juicio estará integrado por Ismael Manfrín (presidencia), Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela, mientras que la acusación estará a cargo de Gonzalo Fernández Bussy y Luis Schiappa Pietra. La causa es por asociación ilícita que se inició tras el crimen, en el septiembre de 2012, de Martín “Fantasma” Paz, cuñado del Pájaro Cantero, quien sería asesinado en mayo siguiente. Nunca se supo quién mató al Fantasma pero tras la ola de venganzas que siguió al crimen del Pájaro el expediente se reactivó con un megaoperativo sobre barrio La Granada, ordenado por el juez Juan Carlos Vienna, que comenzó a desmembrar a la banda.

 

Precisamente tres homicidios también ocurridos en mayo de 2013 se ventilarán en paralelo al proceso por asociación ilícita. En el caso de Diego “Tarta” Demarre, dueño del boliche frente al cual fue ultimado el Pájaro, está acusado como autor material Guille Cantero, como chofer del auto desde donde partieron los tiros Andrés “Gitano” Fernández, y como partícipes secundarios Ema Chamorro y Leandro “Gordo” Vilches.

 

Un día después del crimen de Demarre fueron ultimados Marcelo Alomar, y Nahuel y Norma César; estos dos últimos hermano y madre de Milton César, sindicado en los momentos posteriores al homicidio del Pájaro como uno de los tiradores. Monchi está acusado de ser autor intelectual, al igual que en el caso del asesinato de la adolescente Lourdes Cantero (sin parentesco con el clan de La Granada), quien falleció al ser baleado el frente de su vivienda de la zona sur. Por este crimen ya está condenado como partícipe secundario el policía (ex Drogas Peligrosas) Juan “Tiburón” Delmastro, quien también enfrenta el proceso por asociación ilícita.

 

Guille y Monchi además serán enjuiciados como jefes de asociación ilícita, mientras que el Viejo Cantero como partícipe, igual que la pareja de Monchi, Silvana Gorosito, y la madre de los hijos del Pájaro, Lorena Verdún (la última mujer del mayor de los Cantero, hermana del Fantasma Paz, sólo prestó declaración testimonial en la causa).

 

En el caso de estas mujeres se cayó la probation que habían negociado. También estarán en el banquillo Mariano “Gordo” Salomón, quien estuvo prófugo junto con Monchi durante tres años; Francisco “Franky” Lapiana, conocido en el ambiente del fútbol como representante de jugadores, y Agustín Ruiz, hermano de Mariano, sindicado como el administrador de los recursos económicos del grupo que firmó un abreviado. Otro es Walter “Dani” Jure, con antecedentes por narcotráfico y por estos días también detenido como jefe de una banda que importaba cocaína desde Bolivia con apoyo policial.

 

La mayoría de los policías que llega a juicio son de la fuerza provincial. Por caso, el comisario Sergio Blanche, señalado como el facilitador de municiones; Cristian Floiger, ex jefe de Inteligencia Zona Sur de Drogas Peligrosas; el comisario Gustavo “Gula Gula” Pereyra, sobreseído y luego procesado, era jefe de brigada de la Subsecretaría de Investigación Criminal; los ex jefes de Automotores Germán Herrera y Guillermo “Pipa” Cardini. También los uniformados Omar Lescano, Eduardo Enriquez, Ángel Avaca, Diego Cárdenas y Juan José Raffo. Asimismo, el prefecto Roberto Otaduy y el policía federal Waldemar Gómez se sentarán en el banquillo.

Dejanos tu comentario...

Domingo 19 de Noviembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto