Política
25-10-2017
Nadie es profeta en su tierra

Cambiemos intentó capitalizar el triunfo en toda la provincia para nacionalizar la victoria, pero en las categorías locales fue el Frente Progresista el que revalidó su vigencia territorial. La excepción fue Rosario y en la ciudad capital la derrota de José Corral debilitó su armado político de cara a 2019. Desde el PRO ya operan para que Luciano Laspina sea el candidato a gobernador dentro de dos años.

Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

 

Orlando Chircaz | Cruz del Sur

 

Los títulos periodísticos de los lunes, después de una elección, son fundamentales para capitalizar victorias, reforzar contextos y plantar escenarios. Es una máxima que utiliza la política en general y que explota de manera –casi– inigualable el PRO. Sin embargo, después de ese relato que realza la nacionalización del triunfo de Cambiemos (y la derrota de Cristina) aparecen todos los hechos.


En la provincia el gran ganador en la categoría diputados nacionales fue Cambiemos. El respaldo al Presidente fue tan contundente que ni siquiera hizo falta que a Albor Cantard lo conozca más del 38% del electorado (encuesta de imagen del propio radicalismo). Superó los 720 mil votos, se quedaron con cinco legisladores y pintaron de amarillo los festejos.

 

El PJ consiguió menos votos que en las PASO, con lo cual Agustín Rossi no pudo contener a todos los peronistas. Párrafo aparte para el senador Omar Perotti, totalmente ausente en el proceso electoral y sin dar declaraciones. Mientras tanto, Luis Contigiani sumó 110 mil votos más que en agosto, pero apenas le alcanzó para que el Frente Progresista consiga una banca en el Congreso.

 

Ya en el plano local, Rosario acompañó a Roy López Molina de una manera tan importante que hay dirigentes locales del PRO que no solo piensan en la intendencia en 2019 sino también en la Casa Gris. Ello sucedió porque el principal socio político que tienen en Cambiemos, el intendente santafesino José Corral, perdió en su propia ciudad a manos del socialismo.

 

Y Corral no solo es el principal socio de Macri en Santa Fe o el presidente de la UCR nacional, fue el jefe de la campaña provincial de Cambiemos y se hizo cargo especialmente de su delfín para el Concejo local, Carlos Pereira. Dos datos: el domingo no estuvo en el búnker en la capital provincial y un partido distrital que inventó hace dos años restó votos a candidatos de Cambiemos en el interior.

 

Así las cosas, lejos de la espectacularidad de los festejos, de las selfies de José Corral en Buenos Aires y hasta de los títulos en los diarios, en las categorías locales le fue muy bien al Frente Progresista. Específicamente en el departamento La Capital, además de ganar en Santa Fe, se quedó con las intendencias de las ciudades de Recreo y San José del Rincón.

 

El PJ terminó tercero en Santa Fe y ya no gobierna ninguna ciudad en el departamento; un retroceso histórico y nunca antes visto desde el retorno de la democracia. En el caso de Cambiemos, perdió San José del Rincón, donde el actual intendente del radicalismo universitario (Carlos Sánchez) dejará el cargo en diciembre próximo.

 

El otro mapa

 

Macri goza de buena salud en la provincia, pero el oficialismo santafesino y el justicialismo recibieron un interesante respaldo local en las urnas. De las 12 intendencias en disputa, seis quedaron para el FPCyS (Rincón, Recreo, Suardi, Romang, Armstrong y Las Toscas) y las otras para el PJ (El Trébol, Florencia, Fray Luis Beltrán, Puerto San Martín, Roldán y San Guillermo).

 

En cuanto a las disputas en los Concejos Municipales, en 22 localidades ganó el FPCyS; en 15 Cambiemos; en 13 el justicialismo; y en cinco triunfaron partidos vecinalistas. Más contundente es que de las 308 comunas que renovaron autoridades, en 180 ganó el Frente Progresista; en 93 el peronismo, en solo 20 Cambiemos (varios radicales) y 10 otras fuerzas.

 

Hay 39 pueblos que serán gobernados por partidos locales y hasta el cierre de esta edición aún faltaba procesar el resultado de otras 12 localidades. Ante ese mapa electoral, donde el oficialismo validó su permanencia y vigencia en el territorio, el FPCyS gobernará 24 ciudades, la misma cantidad que el PJ, Cambiemos ejercerá la intendencia en solo cuatro y otras fuerzas en tres.

 

Al respecto, evitar que radicales frentistas se vayan a Cambiemos será el gran trabajo que deberán lograr autoridades partidarias como el vicegobernador Carlos Fascendini, el senador Felipe Michlig y el ministro Maximiliano Pullaro, entre muchos otros integrantes del sector conocido como NEO. No será una tarea fácil, pero los resultados le dan esperanzas concretas.

 

Ayer, en conferencia de prensa, Carlos Fascendini aprovechó la ocasión para dejar un fuerte mensaje a los santafesinos en general y a los radicales amarillos en particular. “Hemos mantenido la hegemonía territorial”, dijo el vicegobernador y agregó que el radicalismo frentista está dispuesto a sumar nuevos actores políticos al oficialismo siempre y cuando comulguen con el proyecto.

 

“Tampoco nos interesa que entren dirigentes que provoquen la salida de otros. Esto hay que manejarlo con cuidado y es una charla que se abre de aquí hacia el futuro”, explicó Fascendini, y ante la consulta de la inclusión de peronistas al oficialismo opinó: “Yo no puedo decir si el peronismo está dispuesto a ingresar al Frente Progresista, Cívico y Social o la futura fuerza (sic)”.

 

—Usted dijo en su momento que los radicales que están en Cambiemos y son funcionarios del FPCyS deberían irse, ¿todavía entiende que esto debe ser así después de las elecciones?


—Quienes no comulguen con el proyecto del Frente Progresista no deberían en este barco, a mi criterio, y tampoco deberían esperar a que se lo pidan.

 

Cuando Fascendini dijo algo parecido hace varios meses atrás fue el propio gobernador Miguel Lifschitz el que salió a desautorizarlo, pero esta vez el escenario es distinto. Precisamente, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, pidió al periodismo no adelantarse a los hechos y remarcó que la discusión sobre el futuro del FPCyS se dará en las próximas semanas.

 

“Hay que poner en claro y tratar de discutir internamente cuál va a ser el marco del Frente Progresista y quienes no se sientan parte de este marco tendrán que tomar una decisión”, remarcó Farías. La definición es contundente y demuestra que desde diciembre habrá corrimientos y cambios en el gabinete que acompañará a Miguel Lifschitz, pero también en varios gobiernos locales.

 

Debajo de la alfombra

 

El largo brazo de la Secretaría de Comunicación Social de la Municipalidad de Santa Fe no dejó de trabajar. En el escándalo por los Corral Papers estuvieron prestos para que el tema no sea parte de la agenda noticiosa de la ciudad: los principales medios recién se hicieron eco cuando la Justicia allanó el municipio. Inmediatamente después, la polémica volvió a desaparecer.

 

Desde el domingo a la noche hay un pedido concreto del gobierno de Corral: mostrar que la derrota no fue tan importante porque lograron meter la misma cantidad de ediles que el Frente Progresista (tres cada uno). Emilio Jatón, actual senador por La Capital y candidato del FPCyS, sumó 35 mil votos más que en las PASO y arrasó a su contrincante de Cambiemos y al del PJ.

 

Ni siquiera está hecho el conteo definitivo de los votos y buena parte de la ciudadanía habla de Jatón como el próximo intendente. Así se entienden algunos títulos periodísticos operados desde el municipio que hablan de reñida elección para el Concejo pero un gran triunfo de Cambiemos (no aclaran que en la categoría nacional). Ningún análisis habla de la derrota de Corral.

 

No obstante, varios medios se encargaron de amplificar que uno de los cánticos más entonados el domingo por la noche en el búnker de Cambiemos en la ciudad de Santa Fe era “Corral gobernador”. Los radicales universitarios no son los únicos que salieron a operar los resultados, porque el diputado provincial y presidente del PRO, Federico Angelini, llamó a varios periodistas para sentar posición.

 

“El candidato de Cambiemos en 2019 será Lucho (Luciano) Laspina”, manifestó el dirigente. Feliz por el desempeño de Roy López Molina en Rosario, por el peso específico de la marca más allá de los candidatos y por la derrota de Corral a manos del socialismo en Santa Fe, Angelini se anima a disputar en una interna la candidatura a gobernador dentro de dos años.

 

Además, varios dirigentes del PRO quedaron enojados con el intendente de Santa Fe porque el Partido Unidos que armó en 2015 (para jugar por fuera del FPCyS en aquellos lugares donde no quería ir a internas) compitió por fuera de Cambiemos. Hubo localidades en que esos votos complicaron a candidatos aliados directos al Gobierno Nacional.

 

Por lo pronto, a José Corral le queda un mes y algunos días más de presidente de la UCR nacional. O sea, perderá visibilidad ante Mauricio Macri y los medios nacionales. Se tendrá que abocar a rearmar su estrategia política, que lo vio perder por casi nueve puntos a manos del socialista Emilio Jatón, siempre ligada a llegar a la Casa Gris junto a la Franja Morada de la UNL.

Dejanos tu comentario...

Domingo 19 de Noviembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto