Política
12-10-2017
El turno de Gils Carbó en Tribunales
El juez Ercolini procesó a la procuradora general de la Nación por administración fraudulenta y supuestas coimas. La defensa de la funcionaria está a cargo de León Arslanian. Desde el gobierno nacional esperan que renuncie para evitar el juicio político.
Aumentar tamaño del texto Reducir tamaño del texto Tamaño del texto normal

Otro funcionario judicial que enfrentó a Cambiemos fue alcanzado por la mano de la Justicia, esta vez el juez federal Julián Ercolini procesó a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por la compra irregular del edificio de la sede central del organismo, donde se sospecha que hubo coimas.

 

La procuradora fue considerada coautora del delito de "administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública" y el juez ordenó un embargo sobre sus bienes por 7 millones de pesos.

 

Al ser indagada por Ercolini a fines de agosto pasado, la jefa de los fiscales había cargado la responsabilidad sobre un funcionario a su cargo por la compra del inmueble: se trata del edificio de la calle Juan Domingo Perón 667, donde tiene su sede la Procuración, y el cual se pagó 43.850.000 millones de pesos en 2013.

 

La empresa Arfinsa –del Grupo Bemberg– le pagó una comisión de 7.700.000 a Jaureguiberry Asesores Inmobiliarios por asesoramiento y ésta a su vez pagó 3 millones a Juan Carlos Thill, un productor de seguros que es medio hermano de Guillermo Bellingi, este último subdirector general de la Procuración en el momento de la licitación del edificio.

 

Según la acusación, la licitación estaba previamente planificada y direccionada hacia la compra de ese edificio y, en ese sentido, los investigadores evalúan una serie de contactos entre los acusados interesados en el inmueble.

 

En su descargo por escrito, al que le sumó las preguntas que hizo el juez Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano, Gils Carbó aseguró que ella no cobró comisión alguna y que Bellingi “defraudó” su confianza.


Ni bien fue indagada, Gils Carbó minimizó en la prensa las acusaciones y recordó que el propio presidente Mauricio Macri asumió su cargo en el Ejecutivo procesado en la causa de las escuchas telefónicas ilegales y luego, poco después de asumir como jefe de Estado, quedó sobreseído. 

 

En el Gobierno –según señalaron periodistas de LaPoliticaOnline.com– “ya especulan con su renuncia para evitar un juicio político, que hasta ahora Cambiemos prefirió evitar por la presión de Elisa Carrió para mandar al banquillo a Ricardo Lorenzetti”.

 

Conocido el procesamiento, Mario Negri, jefe del interbloque de diputados de Cambiemos, pidió su renuncia. "Es cierto que aún faltan instancias de revisión judicial, pero el cargo que Gils Carbó ostenta y este procesamiento son mérito suficiente para que dé un paso al costado", manifestó.

 

La comisión de Juicio Político, que debería iniciar el trámite para la destitución de la procuradora, la preside  el macrista Álvaro González y ya hay pedidos para investigarla por la causa que ahora la dejó procesada.

 

Para echarla hacen falta dos tercios de los presentes en cada Cámara, un número inalcanzable por Cambiemos sin sumar aliados peronistas. Por eso la apuesta es apurar su salida.

 

En la justicia aseguran que León Arslanián asumió la defensa de Gils Carbó para protegerla también en el Congreso, donde tiene amigos peronistas y radicales. Por lo pronto, no pudo evitar que Ercolini la procesara.

Dejanos tu comentario...

Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Libros en alpargatas
Tessa
Acquarone
Bricco
Citas
Cielo Razzo
Sherlock
Scher
podo
Mujica
Sasturain
ricciardino
Sietecase
Jugar contra el prejuicio
Economía parasitaria
Por qué se lame el perro
Eros y civilización
Maten al rugbier
Expertos en recortes
El futuro del capitalismo
Villanos y empresarios
foto